Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEE, abierta al Mediterráneo

El problema de la ampliación de la CEE hacia el sur de Europa, con la futura adhesión de Grecia, Portugal y España, fue el punto clave de la conferencia de prensa de Roy Jenkins, presidente de la Comisión Europea, celebrada en Bruselas. La mayoría de las preguntas se orientaron a saber cuál será la actitud de la Comisión ante las nuevas candidaturas mediterráneas.Jenkins recordó sus declaraciones ante el Parlamento Europeo, a propósito de la ampliación: está de acuerdo con el principio político de mantener una comunidad abierta a países europeos y democráticos,. pero sin olvidar los delicados aspectos socio-económicos del tema.

El laborista británico que dirigirá la Comisión Europea por cuatro años, período en el que la ampliación de la CEE será uno de los platos fuertes comunitarios, recordó en su conferencia de prensa que la Comisión ve cada caso separadamente, a pesar de las interrelaciones entre países candidatos.

Grecia está ya negociando su adhesión a la CEE, desde mediados de 1976. Por consiguiente su proceso se encuentra bien definido y no hay que retrasarlo.

Portugal presentará, con seguridad, su acta de candidatura a finales de marzo o comienzos de abril. Habrá que deliberar a nivel de comisión, antes de dar un dictamen al Consejo que complete el si político con los aspectos económicos.

España no podrá presentar su acta de candidatura hasta después de las elecciones legislativas generales, por lo cual «no hay que ligar los tres casos a la vez, por el momento», dijo Roy Jenkins.

La ampliación debe tener en cuenta un «equilibrio político». No bastará la actual estructura del Fondo Regional Europeo y el Fondo Social Europeo, para contribuir a la homologación de las economías de los futuros candidatos con la actual CEE de los nueve. El caso de Portugal «exigirá una ayuda particular», declaró Jenkins, añadiendo que la CEE no cerrará la puerta a Portugal. Preguntado por su entrevista con Felipe González, el martes por la tarde, Roy Jenkins afirmó que quedó «impresionado por el contenido de la conversación», que duró una hora.

Sobre la adaptación técnica del acuerdo España-CEE de los seis a la actual CEE de los nueve, Roy Jenkins precisó que «la Comisión espera resolver el asunto en los próximos tres meses».

Finalmente, sobre la candidatura española, Jenkins señaló que los españoles no deberán perder de vista el contenido del dictamen que la Comisión proponga para Portugal. A pesar de que cada país debe ser tratado por separado, es evidente que habrá cierta relación en el momento de deliberar a nivel de Consejo de Ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 1977

Más información

  • Aunque Jenkins recuerda los problemas económicos de la integración