Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Oriol y Villaescusa, en libertad

Dos meses de cautiverio para el señor Oriol y dos semanas y media para Villaescusa

11 de diciembre: A las once y diez de la mañana, el presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol y Urquijo, era secuestrado por un comando armado. El hecho ocurrió en la Fundación Oriol-Urquijo, sita en la calle madrileña de Montalbán, 14. A las ocho y media de la noche, en la redacción de EL PAIS se recibe una llamada que anuncia que, en una cabina telefónica de la calle de Alcalá, hay un escrito de los secuestradores. La nota, firmada por los GRAPO, hacía responsables del hecho a los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, y ponía como condición para la liberación de Oriol la puesta en libertad de quince presos políticos.12 de diciembre: Nueva llamada telefónica a EL PAIS comunicando que en los lavabos del bar-restaurante Cordero había una carta de Oriol. Efectivamente, se trataba de un mensaje autógrafo enviado por el señor Oriol a su esposa.

13 de diciembre: Nuevo comunicado de los GRAPO a EL PAIS, insistiendo en su petición hecha en la noche del sábado 11. El presidente Suárez decidía suspender su previsto viaje oficial a Barcelona, dada la situación creada tras el secuestro del presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol.

14 de diciembre: El presidente Suárez se dirigió, a través de RTVE, a los españoles para cerrar la campaña del referéndum, y calificó de criminal acción el secuestro del señor Oriol, ante el que «el Gobierno -dijo- compromete su autoridad en impedir que la violencia consiga imponerse a un Estado de Derecho, que la intimidación trate de apoderarse de una sociedad que conquistó muy trabajosamente su paz, o que estos hechos, tantas veces inevitables en el mundo de hoy, sean manipulados desde perspectivas interesadas de grupos».

15 de diciembre: Se celebra el referéndum. Los GRAPO, en nuevos comunicados a Informaciones y EL PAIS, señalaban un plazo de 48 horas, que expiraba a las doce de la noche del viernes 17, para que el Gobierno cumpliese las condiciones exigidas por el grupo, consistentes en la liberación y traslado a Argelia de quince presos, pertenecientes a diversas organizaciones políticas. En caso contrario, amenazaban con pasar a Oriol «por las armas».

16 de diciembre: La policía identificó a once presuntos relacionados con el caso. En el transcurso de esta semana se intentó, con resultados negativos, la negociación y el contacto con los GRAPO, a través de un grupo de abogados, que llegaron a desplazarse con este fin a la capital francesa.

17 de diciembre: Los GRAPO anunciaban, en un nuevo comunicado recogido por EL PAIS, que si antes de las once de la noche de ese día el Gobierno no hacía un anuncio claro y oficial de una próxima amnistía total para los presos políticos, el señor Oriol sería ejecutado. Tres minutos antes de que expirara este plazo, el ministro de la Gobernación se dirigía al país a través de RTVE. En este mensaje, que duró cuatro minutos, el Gobierno manifestaba que no podía aceptar el chantaje o la coacción.

18 de diciembre: Dieciocho horas después de que finalizase el ultimátum dado por los secuestradores, los GRAPO hicieron llegar un nuevo mensaje al diario Informaciones, al que se adjuntaba una carta autógrafa del secuestrado. En el mensaje, los secuestradores comunicaban su decisión de no cumplir sus amenazas de «pasar por las armas» al presidente del Consejo de Estado, ante las esperanzas, «aunque vagas», de que el Gobierno accediera a una ampliación de la amnistía. Nueva intervención de Martín Villa en RTVE, en la que manifestó que el Gobierno se sentía distendido al conocer las noticias de que el señor Oriol estaba con vida, y que el Gobierno estudiaba la posibilidad de ampliar la amnistía.

20 de diciembre: La esposa del señor Oriol envió una carta a su marido utilizando como vehículo el diario Informaciones. Ese mismo día se recibía por el procedimiento que ya se convirtió en habitual una nueva carta de Oriol a su esposa y otro comunicado de los secuestradores.

23 de diciembre: Nuevo comunicado de los GRAPO a EL PAIS insistiendo en sus anteriores exigencias.

28 de diciembre: Tras cinco días sin noticia alguna del señor Oriol y sus secuestradores, los GRAPO se pusieron en contacto nuevamente con EL PAIS y facilitaron una carta del presidente del Consejo de Estado, sin ningún comunicado adjunto.

29, 30 y 31 de diciembre: Notas de los GRAPO que se suponen falsas.

1 de enero: La señora de Oriol envía una carta a su marido a través de Radio Nacional.

2 de enero: Los GRAPO vuelven a insistir a través de un comunicado, hecho llegar al diario Informaciones, en que liberarán al señor Oriol si el Gobierno acepta sus condiciones. El comunicado iba acompañado de una carta autógrafa de don Antonio María.

6 de enero: Los GRAPO hacen llegar a EL PAIS un nuevo comunicado, en la línea de los anteriores, acompañado de una nueva carta autógrafa del señor Oriol en la que éste hace algunas consideraciones sobre la situación política española e insiste sobre su buen estado de salud.

13 de enero: En la redacción del diario, Informaciones se recibe una nueva carta autógrafa de Antonio María de Oriol, acompañada de un sobre paria el ministro de la Gobernación, señor Martín Villa.

16 de enero: En un mensaje conjunto a Informaciones y EL PAIS los GRAPO cambiaban de estrategia al dar a conocer un ultimátum sin plazo fijo. Declaraban que, si el Gobierno no aceptaba sus propuestas, la organización quedaría libre y justificada para obrar en consecuencia. Los observadores hacían notar el cambio de planteamiento producido, pues en el comunicado del día 2, los GRAPO decían: «Nosotros estamos preparados para retener a Oriol el tiempo que haga falta. Ahí están los hechos para demostrarlo.» Posteriormente se recibió una llamada en el diario Informaciones en el que se indicaba que el comunicado era falso.

19 de enero: Una nueva carta del presidente del Consejo de Estado es recogida por redactores de EL PAIS en el Metro de Pueblo Nuevo, siguiendo el procedimiento que viene siendo habitual en los secuestradores para transmitir sus comunicados. La carta venía acompañada por una nota de los GRAPO en la que se advierte que «el retraso en la solución de este problema sólo depende del Gobierno». En esta carta Oriol manifestaba: «En la carta a Martín Villa se rectificaba el planteamiento anterior, que yo resumía en la fórmula libertad por libertad, por el nuevo que se resume en la fórmula promesa pública de libertad, por libertad. »

23 de enero: Arturo Ruiz García, de diecinueve años, es asesinado por un grupo de extrema derecha en el transcurso de una manifestación pro amnistía en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 1977

Más información

  • Cronología de los secuestros