Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Finaliza la huelga del transporte privado

Los ocho detenidos, trabajadores del transporte privado, fueron puestos en libertad a las dos de la tarde de ayer tras una concentración de trabajadores del sector que se celebró a las doce de la mañana ante el Palacio de Justicia. Los ocho detenidos fueron liberados tras pagar tres mil pesetas de fianza y con una multa de 100.000 pesetas impuesta por el gobernador civil de la provincia, según se informó en el curso de una rueda de prensa organizada por Comisiones Obreras. Hacia las once de la mañana unos 350 trabajadores del sector celebraron una asamblea en una calle próxima a la Delegación Provincial de Sindicatos en la que decidieron volver al trabajo a condición de que no hu biera sanciones ni despedidos en ninguna empresa. Una vez reincorporados a sus puestos iniciarían asambleas bilaterales entre trabajadores y empresas para negociar las mejoras sociales y salariales. Durante la tarde de ayer los trabajadores de la empresa Adeva al volver al trabajo se encontraron con que el empresario les impidió la entrada a los garajes y les citó para el lunes a las doce de la mañana. Además de esto, siempre según versión de Comisiones Obreras, se les confirmó que se mantenían los dieciséis despidos, cinco de los cuales permanecieron detenidos hasta ayer.En él resto de líneas periféricas, las noticias que se facilitaron fueron que había una tendencia general de iniciar negociaciones. Concretamente en Esteban Rivas, la empresa se mostró favorable a modificar las sanciones. Lo mismo ocurrió en De Blas.Respecto a los servicios discrecionales, donde la mayor dificultad residía en la falta de ofertas por la parte empresarial, los trabajadores se reincorporaron durante la tarde de ayer a sus puestos de trabajo. El mayor problema, según informó la Comisión de los nueve, se registró en Autocentro, donde la postura de la parte empresarial fue impedir la reincorporación al trabajo hasta que fueran citados por la empresa.

Tras los cinco días de huelga, parece que son numerosos los trabajadores que han recibido cartas y telegramas de despido. A partir del lunes se conocerá el número exacto de empresas que están dispuestas a negociar las condiciones de los trabajadores.

A última hora de la tarde de ayer se daba como seguro que los trabajadores de Auto Res volverían al trabajo. Persistían muy levemente las dificultades en algunos grupos de trabajadores de empresas discrecionales. El plazo tope fijado por los empresarios para una total normalización del sector es la del próximo lunes, mañana, dado que la. reincorporación al trabajo era condición sine qua non para la discusión del convenio. Este plazo, que en principio abarcaba solamente a veinticuatro horas desde que la huelga se produjo, se vio dilatado «para que los trabajadores puedan tener conocimiento exacto de los límites del convenio».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de enero de 1977

Más información

  • Con los ocho detenidos en libertad