Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Palabras del ministro

El discurso pronunciado por el responsable del Departamento de Hacienda no aportó ningún dato ni idea nueva con respecto a las palabras pronunciadas cuando ante los medios de comunicación presentó el citado proyecto (véase EL PAIS de 15 de octubre).El ministro señaló que «la opción que nos ha parecido más conveniente ha sido la de una expansión del gasto público en magnitud aproximada a la prevista para el PNB, en términos monetarios. La lógica de esta decisión se encuentra en el cuadro de política económica trazado por el Gobiernoque responde al propósito de moderar paulatinamente los desequilibrios de la economía sin afectar radical ni negativamente al ritmo de actividad». Para 1977 se prevé un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 3,5 por ciento en términos reales y del 17,9 % en términos monetarios.

Como rasgos más característicos del presupuesto el ministro recordó: su carácter equilibrado, la contención del gasto consuntivo y el esfuerzo inversor que comp orta. Otro aspecto que destacó es el de la atención a la satisfacción de necesidades sociales.

Finalizó diciendo, «el presupuesto pretende moverse en una línea de pragmatismoy realismo que huye de radicalismos que impliquen sacrificar la eficacia a la espectacularidad. El Gobierno cree que es aún tiempo austero y prudente, tal y como necesitamos para hacer frente a unos tiempos difíciles, en una coyuntura económica interna7cional igualmente delicada».

Entre las escasas novedades que facilitó el señor Carrillo anunció el próximo sometimiento a las Cortes de un proyecto de ley sobre dotación económica suplementaria a los Pensionistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 1976