Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

El cardenal Willebrans,

presidente de la Conferencia Episcopal holandesa, ha conseguido que la Santa Sede autorice a los veinticinco ex sacerdotes católicos casados que hay en el país para que sigan dando clases de teología en las instituciones eclesiales. Los cardenales Garrone y Seper, en nombre de la Congregación para la Doctrina de la Fe, habían solicitado que dichos ex sacerdotes fuesen expulsados de sus puestos de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 1976