Abandono municipal de un barrio periférico de Santiago

El chabolismo, la falta de alumbrado, alcantarillas, aceras y señalizaciones de tráfico fueron denunciadas al alcalde de Santiago por la Asociación de Vecinos de la Parroquia de Santa Marta, barrio periférico de la ciudad.«Es una triste realidad -declaró a EL PAIS una comisión- que las viviendas que mejor se encuentran en la zona de chabolas no tengan ni retrete. Están llenas de humedad y la falta de espacio obliga a vivir a toda una familia en una «única y escasa habitación».

En el barrio no existe recogida de basuras por lo que se fueron levantando dos grandes estercoleros en las proximidades de las viviendas. El alumbrado no existe prácticamente ni tampoco el alcantarillado.

La carretera que va a Pontevedra atraviesa la parroquia sin señalizaciones ni medidas precautorias de ningún tipo ni disposición de aceras. «Esto es muy grave -declararon los vecinos al alcalde- porque en la zona hay tres centros educativos.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50