Los maestros, insatisfechos con las soluciones del Ministerio

Los maestros estatales están insatisfechos con las soluciones que el Ministerio ha dado a sus demandas. Aunque el pasado Consejo de Ministros aprobó un decreto por el que se les pagará el complemento de dedicación plena -4.000 pesetas-, Educación y Ciencia ha dicho no al aumento de 8.000 pesetas que los profesores solicitaban, y a sus peticiones sobre la jubilación.

«La contestación del Ministerio de Educación y Ciencia a las reivindicaciones de los maestros, calificada de positiva por ciertos medios informativos, es la misma que la que emitió en septiembre pasado a los representantes provisionales de todo el Estado y que los maestros, unánimemente, consideraron insatisfactoria», manifestó ayer el representante provisional del profesorado estatal de EGB en relación con las últimas notas oficiales, según informó Logos.El representante de los maestros dijo también que la petición económica concreta es de 10.150 pesetas en concepto de dedicación plena, siguiendo el mismo criterio que se emplea para determinar los complementos a los demás cuerpos docentes. «El decreto sobre retribuciones complementarias del pasado año -siguió- asignaba a los maestros 4.000 pesetas para la dedicación plena, fraccionando su percepción en cuatro años, con lo que se nos agraviaba en la cuantía y en el cobro. A partir de octubre de 1975 empezamos a percibir mil pesetas y a raíz del conflicto de febrero pasado se comenzó a citar un informe favorable a que cobráramos la totalidad de dicho complemento desde el 1 de septiembre de 1976. Llegada esta fecha, sólo cobramos las mil pesetas del segundo plazo, aunque poco después, en las conversaciones con los representantes de los maestros, el Ministerio se comprometió a pagar la cuantía prometida al final de las conversaciones.»

El representante provisional de los profesores estatales de EGB agregó que sus reivindicaciones económicas, aparte de otros aspectos, como el acceso a la dedicación exclusiva, cobro de trienios a razón del coeficiente actual, etcétera, se reducían a lo expuesto en el punto anterior y que la anunciada subida del sueldo base a todos los funcionarios, según el índice del coste de la vida, no palía ni subsana la reivindicación de aquel complemento.

El decreto regulador de las retribuciones complementarias de los maestros fue aprobado el viernes por el Consejo de Ministros, por lo que se abonará a los profesores de EGB el complemento de dedicación plena -4.000 pesetas- con carácter retroactivo desde el 1 de septiembre.

La insatisfacción de los profesores estatales de Educación General Básica viene, al margen de lo expuesto, por la negativa del Ministerio a dar satisfacción a otras de sus peticiones, como son el aumento de 8.150 pesetas y la jubilación voluntaria a los sesenta años y treinta de servicio, y opcional a los cincuenta con plenitud de derechos.

Los maestros tenían previsto ir a la huelga el martes si el Ministerio no daba satisfacción a sus peticiones. Su representante provisional de Madrid dijo ayer que no querían alterar el orden académico, pero que apoyarían sus reivindicaciones enérgicamente si el Ministerio se cerraba a un diálogo constructivo.

Las asociaciones provinciales del profesorado de EGB y de maestros católicos de Madrid anunciaron que tomarán una postura solidaria con sus compañeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50