Investigación sobre corrupción de parlamentarios británicos

Un comité de parlamentarios británicos va a investigar en secreto los casos de corrupción que se hayan producido entre miembros de la Cámara de los Comunes, cuyos componentes han votado en contra de la propuesta liberal de que la discusión del tema fuera hecha en público.

La investigación se produce después de que la prensa inglesa revelara las conexiones que existieron entre un hombre de negocios, el arquitecto Poulson, actualmente en la cárcel, y algunos diputados, quienes le ayudaron a desarrollar sus compañías tanto en el Reino Unido como en el extranjero.

Uno de los diputados, el conservador John Cordle, usó sus poderes parlamentarios al principio de los años sesenta para convencer al Gobierno de que subsidiara los propósitos de expansión internacional, según se ha revelado ahora en una carta que el diputado envió entonces al arquitecto y que, a pesar de que estaba en poder de la policía, jamás se tomó en cuenta para actuar judicialmente contra el político.

John Poulson, quien según su mujer, es ahora «un hombre triste, enfermo y derrotado», quería que la investigación parlamentaria se llevara a cabo en público y él mismo deseaba prestar declaración para indicar cuál fue su intervención en el proceso de corrupción de autoridades nacionales y locales que le llevó a la cárcel y que causó la desgracia política de algunos hombres públicos británicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50