La Administración Central adeuda 32.000 millones a los constructores

A primeros de septiembre el crónico déficit de la Administración Central con las empresas constructoras alcanzaba la cifra de 32.000 millones de pesetas, según informa Seopan (Grupo de Empresas de Obras Públicas de Ambito Nacional). Los datos de esta entidad proceden de la encuesta que realiza periódicamente entre las empresas constructoras de cierta dimensión.Esta cifra actual de 32.000 millones, aunque no es la más elevada de los últimos años, especialmente desde la etapa del señor Silva en Obras Públicas, sí es de las más importantes, a pesar de las reiteradas declaraciones de los últimos ministros sobre la progresiva amortización de la misma. Del total señalado, 25.000 millones (78 %) corresponde al Ministerio de Obras Públicas y el resto a otros, entre los que destaca el de Educación.

La estabilidad e incluso el crecimiento de la deuda pública ha supuesto a las empresas constructoras, señala Seopan, el aumento de los costos de financiación con un crecimiento importante del crédito pendiente con la banca privada (136.000 millones en junio de 1976).

Esta situación supone para la, empresas un grave deterioro de sus cuentas de resultados y un proceso peligroso de descapitalización. E riesgo de la suspensión de pagos 3 el aumento del paro por la suspensión de obras son también consecuencias de dimensión social que tienen buena parte de su causa, en esa deuda pública.

Una nota pública de Seopan señala también que a la deuda hay que sumar otros inconvenientes que gravitan sobre la vida de las empresas de obras públicas entre los que hay que destacar los siguientes.

- Los índices oficiales de evolución de los precios para la revisión periódica de los mismos están siendo manipulados a la baja desde hace un par de años al tiempo que se hacen públicos con sensible retraso. En estos momentos el desfase en el tiempo es de ocho meses.

- Otra circunstancia negativa es la costumbre de convocar los concursos con pagos muy bajos en el primer año de realización y abonos importantes por obra realizada con cargos a siguientes ejercicios. Esto obliga a muchas empresas a financiar a corto e incluso medio plazo las obras por cuenta de la Administración.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Reivindicaciones

Ante esta situación Seopan reclama en la nota pública a que hemos hecho referencia que en los próximos presupuestos, correspondientes a 1977, se incluyan partidas especiales destinadas a atender la deuda pendiente aparte de las inversiones previstas para cada departamento. Igualmente se pide que los índices de revisión de precios se elaboren y aprueben con un desfase máximo de dos o tres meses, y sin variaciones a la baja en el cálculo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS