Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaragoza, sin transporte urbano

Veinticuatro horas antes del comienzo oficial de las fiestas de El Pilar, el total de la plantilla de la empresa de Transportes Urbanos de Zaragoza se declaró en huelga desde las primeras horas de la madrugada de ayer, viernes.El conflicto tiene su origen en el convenio firmado a comienzos del verano pasado y que algunos meses más tarde fue rechazado por los trabajadores, por considerar que había sido firmado por un jurado de empresa que defendía reivindicaciones no coincidentes con las elaboradas en las asambleas de base. En tal sentido, el día 1 de octubre remitieron una carta a la empresa en la que mostraban su desacuerdo con lo convenido y amenazaban con el paro que acababa de producirse si no se sometía a revisión.

Las reivindicaciones concretas son: 25.000 pesetas de salario base para todas las categorías, y RTP a cargo de la empresa, así como las multas de tráfico, un plus de 500 pesetas por día trabajado o 50 céntimos por billete para los conductores que se ven obligados a expenderlos o, por el contrario, que se pongan máquinas en las paradas y, finalmente, que se alargue en diez minutos el tiempo que se concede para cada recorrido.

Este último punto viene a coincidir con distintas protestas expresadas por varias asociaciones de vecinos en el sentido de que la necesidad de ajustarse a un tiempo de recorrido obliga a los conductores a conducir a velocidades que son habitual causa de accidentes mortales.

Hace dos días, la empresa accedió a conceder un aumento de 2.000 pesetas mensuales, 25 pesetas por jornada trabajada y jornada continuada para todos los conductores. Considerando que dicha actitud no responde a las reivindicaciones planteadas, los conductores decidieron parar a primeras horas de la madrugada, sumándose al paro al mediodía de ayer el personal de material móvil.

Por la tarde, los parados se mantenían en asamblea permanente, y según se rumoreaba a última hora de la tarde -extremo que fue confirmado por fuentes municipales-, de persisitir la huelga hoy por la mañana, se harán cargo de los autobuses dotaciones de la Policía Municipal (y no de la Policía Armada, como llegó a especularse en un periódico de la tarde). Tal medida parece estar relacionada con la urgencia de normalización del servicio, toda vez que hoy, sábado, dan comienzo las fiestas del Pilar, acontecimiento que tradicionalmente convoca en la capital a un elevado número de visitantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de octubre de 1976

Más información

  • Por la huelga de conductores