Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cheque de Michael Foot para los demócratas españoles

La decisión del ministro, británico Foot de ordenar que un cheque a su nombre sea transferido a la cuenta del Comité de Defensa de los Demócratas Españoles, al que él pertenece, ha causado cierta controversia, reflejada sobre todo en la prensa conservadora. Michael Foot, lord presidente del Consejo y líder de la Cámara de los Comunes, es un aristócrata británico de 63 años, educado en los mejores colegios del reino; antiguo director de dos periódicos y dirigente del ala izquierda del laborismo.

Michael Foot, que fue periodista y ahora es el hombre con más poder el Gobierno de Londres después del primer ministro, publicó hace unas semanas un artículo en la revista Radio Times, de la BBC. Los ministros no pueden cobrar por esta clase de trabajos. Al recibir lo estipulado, Foot pidió a la BBC e enviara ese dinero a una entidad benéfica, y citó como destinatario al Spanish Democrats Defence Committee.Parece que en la lista de entidades benéficas que la BBC maneja figura ninguna dedicada a ayudar a demócratas españoles. Depende ahora de la BBC, dice en un editorial el Daily Telegraph, que el dinero sea destinado a otra organización de carácter caritativo. Sin embargo, Foot insiste en que él es el propietario de ese dinero y que debe ir a donde él ha decidido que ya.

El hecho de que Michael Foot se haya fijado entre tantas organizaciones establecidas en Londres, en la que se formó en este país después de la guerra civil para defender a los demócratas españoles indica que para el político laborista el tema de España no ha terminado aún, y sugiere que él piensa que la lucha por la defensa de las libertades públicas ha de seguir.

El Comité de Defensa de los Demócratas Españoles ha sido extraordinariamente activo. Las más notorias apariciones públicas de sus miembros se produjeron cuando se anunciaron en Madrid las sentencias contra un grupo de jóvenes acusados de delito de terrorismo que fueron luego ejecutados.

Michael Foot, por su parte, estuvo presente también en alguno de los actos organizados con motivo de la reciente visita a Inglaterra de un grupo de sindicalistas españoles.

El Comité de Defensa de los Demócratas Españoles tiene conexiones políticas muy estrechas con el Partido Socialista Obrero Español de Felipe González y con la UGT. Estas organizaciones son las que han invitado a un grupo de sindicalistas británicos, entre ellos al ya citado Jack Jones, a visitar España.

El viaje estaba previsto para julio o para agosto. En el Partido Laborista nos dijeron ayer que aún no se ha fijado una fecha concreta. Los sindicalistas visitarían Madrid, Bilbao y Barcelona. Si se produce este viaje sería la primera vez que Jack Jones, que fue herido en la batalla del Ebro, visita España desde que Franco tomó el poder en nuestro país. La mayor parte de los miembros del Comité de Defensa de los Demócratas Españoles estuvo en la guerra civil y ha sido notoria su oposición a Franco antes y después de que el anterior jefe del Estado ganara la guerra. En la actualidad, el presidente de la entidad a la que Foot ha querido hacer llegar su cheque es Bob Edwards, un diputado laborista. Jack Jones es, como hemos dicho, el tesorero que todavía no ha recibido la ayuda que, al parecer, retiene la BBC. En términos de organización, el Comité es una rama oficial del Ejecutivo del Partido Laborista, cuyos miembros mantienen con respecto a nuestro país la política que se decide en la conferencia anual.

En la lista de asuntos que han de discutirse en la reunión de este año, a celebrar el próximo mes en Black pool, no figura ninguno relativo a España, lo que indica que los laboristas creen que quizá dentro de cuatro o cinco semanas ya no hará falta condenar, como cada año, la actitud antidemocrática del Gobierno español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1976