Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los primeros presos amnisitiados salen de Carabanchel

El total de presos políticos que resultarán afectados por la amnistía es de 366, sobre un total algo superior a los 400, según informaron anoche a EL PAIS en fuentes de la oposición habitualmente bien informadas.Las mencionadas fuentes aseguran que el cálculo citado comprende a todos los presos políticos, incluidos los condenados por delitos tipificados como de terrorismo.

En cambio, dentro del total de 366 presos afectados por la amnistía no se incluyen los objetores de conciencia que también saldrán de las prisiones militares, así como los restantes afectados por la amnistía militar y administrativa.

Beneficiados por la amnistía, salieron ayer de la cárcel de Carabanchel nueve amnistiados, entre los que figuraban Simón Sánchez Montero, Santiago Alvarez y José Unanúe, que permanecían en la prisión desde hace varios meses acusados de asociación ilícita. Numerosas personas esperaron la salida durante horas. Sánchez Montero expresó a EL PAIS en relación con la amnistía que «es un paso adelante, que demuestra que por parte del Gobierno hay una voluntad de reconciliación. Es un paso hacia la democracia y abre posibilidades de entendimiento entre el Gobierno y la oposición».

Mientras tanto, se mantiene en la cárcel madrileña la huelga de hambre protagonizada por más de 30 presos políticos, iniciada hace tres días. Los huelguistas permanecen incomunicados en sus propias celdas desde hace tres días y la mayor parte de ellos, pertenecen a ETA VI Asamblea y al FRAP. En la tarde de hoy hay prevista una rueda de prensa de los recién liberados, en el despacho de sus abogados. Además de las tres personas antes citadas, fueron puestos en libertad José Manuel Iribarri, José Ignacio Ortiz, Juan María Gallastegui, Txomin Letamendi, Valentín Gorostola y José Antonio Beñarán.

Por lo que respecta al ámbito que alcanza la amnistía debe resaltarse que el decreto-ley es mucho más generoso en lo que afecta al ámbito civil que en lo que concierne al campo militar. Mientras militarmente se amnistían sólo los delitos de rebelión y sedición tipificados en el Código de Justicia Militar, en cuanto a la aplicación del Código Penal y de las leyes penales especiales se amnistían todos los delitos y faltas de intencionalidad política, salvo que hayan lesionado la vida, la integridad de las personas o el patrimonio económico de la nación, a la vez que amnistían las infracciones administrativas y se prevé la reincorporación al servicio activo de los funcionarios civiles.

Información en pág. 9

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 1976