Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Motín en una prisión norteramericana

Madison (Wisconsin, USA)

Los presos amotinados en la penitenciaría del Estado dejaron en libertad a los 14 rehenes que tenían en su poder a cambio de la promesa de una amnistía. Los rehenes, capturados al iniciarse la revuelta poco antes del mediodía del miércoles pasado, se encuentran en perfectas condiciones, según un portavoz del Departamento de Sanidad.

Este portavoz añadió que los 87 rebeldes amotinados, de una población de 1.177 personas, volvieron ya a sus celdas. Se les prometió que no habría medidas disciplinarias y sus dirigentes pudieron entrevistarse con el director de la prisión, James Mathews.

Los amotinados mantuvieron a los rehenes durante doce horas en la azotea del edificio de la penitenciaría destinado a taller. Pidieron mantener una entrevista con el gobernador del estado, Patrick Lucey, y que fueran sacados aquellos que se encontraban en celdas de castigo.

Por otra parte, al jefe de la rebelión, Clayton Cook, de treinta y tres años, se le permitió dar una conferencia de prensa en la que se quejó de malos tratos, de los bajos salarios que ganaban en el taller y del poco tiempo que tenían para recibir visitas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1976