Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Palma de Mallorca

Restaurar el barrio de Sant Pere costará 180 millones

La aprobación del plan para la restauración del barrio del Puig de Sant Pere fue el tema principal tratado en el pleno municipal celebrado ayer en el Ayuntamiento de Palma. La propuesta presentada era la de desistir del régimen de acción concertada aprobado con anterioridad y al que sólo se habían acogido 17 de los propietarios del citado barrio y pasar a la aprobación del plan especial que, a instancias de los vecinos, ha sido elaborado por un equipo de 15 arquitectos que han trabajado en el mismo durante cuatro meses y que fue encargado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña y Baleares, que habilitó 425.000 pesetas para poder llevarlo a efecto.Este plan piloto para llevar a cabo la restauración del barrio sin destruir ninguna de las casas que aún se conservan costará más de ciento ochenta millones de pesetas, calculando sólo el coste de las obras pero no incluyendo los gastos de expropiaciones de urbanización. El proyecto fue presentado al alcalde de la ciudad el pasado lunes al final de una manifestación pacífica autorizada -en la que intervinieron más de trescientos vecinos- que partió de la iglesia de Santa Cruz, después de asistir a una misa en sufragio de las víctimas acaecidas con ocasión del hundimiento de varias casas el pasado año y después de recorrer diversas calles de Palma para llegar al Ayuntamiento y hacer entrega al alcalde de dicho plan. Los manifestantes portaban pancartas en las que se leía: «El Puig unido, jamás será destruido», «Justicia para el Puig» y «El Puig para sus habitantes».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1976