Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cámaras de Comercio, a favor de las patronales libres

Las Cámaras de Comercio españolas están preocupadas por haber sido excluída su representación en el seno del Senado previsto en la reforma política que se está llevando a cabo, y así han dejado constancia de ello a lo largo de una reunión celebrada por el Comité Ejecutivo del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación (CSC), celebrada ayer bajo la presidencia de José Joaquín Isasi.Entienden los empresarios que las Cámaras deben jugar un papel importante en la vida económica nacional, por lo cual creen que deben formar parte de la representación, corporativa prevista en el proyecto de Ley de reforma política elaborado por el Gobierno.

A través de un corto comunicado de la reunión, el CSC expresa que las Cámaras son conscientes del importante momento político, económico y social, que vive nuestro país y desean hacer público su ánimo de colaboración para que la futura sociedad española sea más libre, más justa y más rica.

Más adelante se declaran europeístas de vocación y se sienten solidarias con el sistema económico en que viven los países de la Comunidad Económica Europea, y en este sentido, proclaman su fe en la libre empresa, en la economía de mercado y en la iniciativa privada como motores de un desarrollo socieconómico más rápido y eficaz.

Dado el actual momento sociopolítico que atraviesa el país, las Cámaras estiman necesaria la creación de organizaciones patronales libres -tal y como propugnan desde varios sectores los más relevantes empresarios españoles-, con objeto de que sirvan de interlocutores válidos de una realidad sindical existente y que contribuyan a una mejor convivencia social.

Sobre el momento político y la reforma del Gobierno, las Cámaras, que se definen como organizaciones apolíticas y simplemente defensoras de los intereses generales del comercio, la industria y la navegación, estiman que no pueden pronunciarse sobre los asuntos concretos que se relacionan con el tema y particularmente sobre la conveniencia de la representación orgánica.

Sin embargo, habida cuenta de la inequívoca relación existente entre la política y la economía y en tanto se mantenga una representación corporativa en el seno del proyectado Senado, las Cámaras entienden que no deben estar excluidas de esta representación, que ya reconocía, por otra parte, la vigente Ley de Cortes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 1976

Más información

  • Disconformes con su exclusión del futuro Senado