Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villaverde hace su campaña "en memoria del Caudillo"

«En memoria del caudillo Franco, me he presentado a la elección. Cumple en conciencia con tu deber. Gracias. Cristóbal Martínez Bordíu»; este es el texto del telegrama que el marqués de Villaverde y duque consorte de Franco ha enviado a numerosos consejeros pacionales, que hoy deberán pronunciaise entre él y el ministro Secretario General del Movimiento, Adolfo Suárez, para nombrar un consejero permanente que cubra la vacante del fallecido José Antonio Elola.Retirado Carlos Pinilla, que tambien figuraba, aunque en tercer lugar, en la tema elegida, por los 39 consejeros permanentes, la elección queda reducida a dos nombres: el yerno del general Franco y un ministro del actual Gobierno, y, a su vez, vicepresidente del Consejo Nacional.

Algunos consejeros nacionales consultados por EL PAIS opinan que la decisión que pueda tomar el Consejo Nacional es imprevisible, aunque resaltan el papel desairado en que quedaría el ministro del Movimiento, Adolfo Suárez, si el Consejo del que es vicepresidente le niega sus votos.

Probablemente para contrarrestar este peso -opinan los consultados- el marqués de Villaverde ha utilizado el nombre de Francisco Franco, «en un intento de demostrar que un desaire al yerno del Caudillo, cuya memoria dice representar, sería mucho más grave políticamente que un desaire a Adolfo Suárez». El señor Martínez Bordíu ha emprendido una importante campaña para conseguir los votos del Consejo Nacional. Según la agencia Logos, ha visitado, uno por uno, a la mayoría de los 108 consejeros que habrán de votar hoy, además de enviar a casi todos ellos el telegrama.

En este contexto, se produce la retirada de Carlos Pinilla, quien ha asegurado a EL PAIS, que no ha actuado movido por un acuerdo secreto con el marqués de Villaverde, con objeto de no restarle votos: «Ni he hablado ni me he entrevistado con el marqués de Villaverde.»

En cuanto a las razones de su retirada, ha dicho el señor Pinilla: «Mis motivos han quedado reflejados en una carta que he enviado a Arias, como presidente del Consejo Nacional, en la que le explico que, dados los títulos singulares de las personas que concurren en la terna, he considerado, que mis méritos no son suficientes para competir con ellos,a pesar de mis 40 años en la Falange y de ser un hombre del Movimiento desde el primer día.»

Cualquiera de los dos que resulte hoy elegido, ocupará un escaño en el Consejo Nacional hasta cumplidos los setenta y cinco años de edad. El marqués de Villaverde cumple esta edad en el año 1997, y Adolfo Suárez, en el año 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1976