Luis Miguel Dominguín insulta y amenaza

Ayer fue brutalmente agredido nuestro compañero Molés, de Pueblo, por los tres hermanos Lozano, apoderados de Palomo Linares. Pero el hecho incalificable, que se produjo en el callejón de la plaza de Las Ventas, tuvo su prolongación a través de Televisión Española en una agresión verbal contra toda la crítica taurina, protagonizada por Luis Miguel Dominguín.Ante las cámaras, el retirado torero dijo que el público de Madrid está contra Palomo porque hay una campaña contra este diestro orquestada por la crítica. Aludió a quienes la ejercen con palabras tales como el enano, esa señora, ratas de cloaca, etcétera. Y finalmente anunció que si ayer fue Molés el agredido, en días sucesivos serán otros críticos los que sufran el ataque de lo que Dominguín denominó con el término genérico de toreros.

Está claro que la brutalidad y la desvergüenza han hecho su aparición, cogidas de la mano, en un sector del negocio taurino, que está desprestigiándose a sí mismo y que actúa o pretende actuar desde la impunidad, atropellándolo todo, sea afición, crítica, la dignidad de la profesión torera, la fiesta misma. De portavoz tiene a un matador mediocre que por lo visto lleva sus relaciones públicas por donde le conviene. Y con cierta eficacia, toda vez que ha podido presentarse en medio de difusión de tanta fuerza como es la televisión, y vomitar bravuconerías sin que, desde el propio medio, se pusiera coto a semejantes desmanes.

Nos han amenazado y nos han insultado muy gravemente y acusamos el golpe. No respondemos, en cambio, con la misma moneda.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS