Miles de catalanes preparan la "Marxa de la Llibertat"

Poble catalá, posa't a caminar. Pueblo catalán, ponte a caminar. En numerosos parabrisas de coches catalanes empieza a verse una pegatina con este lema.Las cuatro barras y el dibujo de unas rejas rotas completan el eslogan de la marxa de la llibertat que el movimiento internacional para la paz Pax Christi ha convocado para realizar este verano. El día de San Jorge se dieron a conocer las bases de esta marcha: será no violenta ante todo y sobre todo. Formada por gentes de todas las edades, de todas las condiciones y tendencias, que coincidan en unos puntos de convivencia humana. Se tratará, de hecho, de una movilización, a pie, por todas las comarcas de Catalunya, durante los meses de julio, agosto y septiembre. Acabará en la comarca del Bagés -Manresa es la capital después de caminar juntos durante los últimos días. No se trata de que los participantes empiecen y terminen la marcha: habrá quienes dediquen una se manda, otros que se unirán a los grupos por un solo día, quizá menos.

En cada uno de los pueblos en los que se detenga esta columna de no-violentos, tendrá lugar un «parlamento por la libertad», en el que se recogerá, en un manifiesto, los problemas y- las reivindicaciones de los habitantes de la villa.

Se han previsto, en principio, cinco itinerarios de base, que serán establecidos definitivamente por los responsables de cada columna En cada uno de estos caminos, un grupo de vanguardia precederá al resto, ultimando los detalles -acogida, comida, acampada de los caminantes-; el gran núcleo será seguido por un grupo de retaguardia que se encargará de pulsar los efectos de la marcha y una vez haya pasado por la población visitada.

La marcha contará con un servicio sanitario -asistencia móvil de enfermería, ambulancia y equipo de médicos-; con uno de intendencia: se pretende que los participantes sean acogidos a comer y dormir en las poblaciones a las que se llegue, por los ciudadanos que lo deseen. De todas formas, habrá una organización de comedor y tiendas de campaña para la gente que no lo consiga. Un servicio de infraestructura técnica, pues cada columna dispondrá de los medios de transporte que trasladarán todo el material necesario, incluido el de propaganda. Un servicio de. orden, especializado en técnicas no-violentas, que habrán de resolver los problemas de convivencia interna que se presenten, y que pondrán en práctica una respuesta colectiva en caso de que se produzcan momentos de represión. En fin, un servicio de información que dará cuenta de las incidencias de las diferentes columnas.

A la propuesta de Pax Christi se han adherido numerosas entidades y asociaciones de vecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50