_
_
_
_

Nadal no llega a Montecarlo: “Sencillamente, mi cuerpo no me deja”

El campeón de 22 grandes, ausente desde el 5 de enero, sigue sin superar sus problemas físicos y se perderá la primera cita de la temporada sobre tierra

Nadal
Nadal, en enero durante un partido en Brisbane.Tertius Pickard (AP)
Alejandro Ciriza

Llega la tierra batida, pero, de momento, no estará Rafael Nadal. El tenista español, de 37 años, anunció este jueves que no competirá en el primer torneo de la gira sobre arcilla, el Masters 1000 de Montecarlo, porque sigue sin encontrarse a un nivel óptimo para saltar a la pista. Se trata de la cuarta cita a la que renuncia esta temporada, después de no haber podido asistir al Open de Australia, Doha ni Indian Wells (California). Hasta ahora, el mallorquín tan solo ha podido disputar tres partidos oficiales, los que jugó a comienzos de año en Brisbane; entonces se resintió de los problemas físicos que arrastra desde que se lesionase en enero de 2023 y, a partir de ahí, ha optado por la precaución. Los miedos, lógicamente, siguen presentes. De este modo, tampoco estará en el Principado —del 7 al 14 de este mes—, donde se ha coronado once veces. Sí desfilarán figuras como Novak Djokovic y el joven Carlos Alcaraz.

“Están siendo tiempos difíciles para mí deportivamente hablando. Desgraciadamente os comunico que no voy a jugar en Montecarlo. Simplemente, mi cuerpo no me deja. Y aunque sigo trabajando y esforzándome al máximo cada día con la ilusión de poder competir en torneos que han sido muy importantes para mí, la realidad es que a día de hoy no puedo”, transmitió en un escueto comunicado, acompañado de un vídeo en el que se le ve pelotear en las instalaciones de su academia en Manacor; “no me queda más que aceptar la situación e intentar mirar hacia el futuro inmediato manteniendo la ilusión y las ganas para darme la oportunidad de que las cosas mejoren”.

Nadal, que el próximo 3 de junio cumplirá 38 años, sigue sin encontrar las garantías suficientes para retornar; no al menos al nivel que desea. En las últimas fechas ha estado ejercitándose sobre arena, pero las sensaciones no han sido del todo satisfactorias y su regreso se dilatará. El cuerpo, incide, sigue sin responder del todo. En un principio, su nombre figura en la lista de inscritos de los torneos de Barcelona (del 15 al 21 de abril) y Madrid (del 24 al 5 de mayo), pero su presencia es una incógnita. Todo sigue estando en el aire. Y Roland Garros es la prioridad. El tenista español quería participar en Montecarlo, donde triunfó entre 2005 y 2012, y también entre 2016 y 2018; sin embargo, su realidad actual le impide una vez más competir, mientras el calendario que tenía en mente sigue menguando. Quiere Nadal, pero hasta la fecha, su físico no se lo permite.

Su última aparición pública se produjo el 20 de marzo, en el marco de la entrega de unos premios de su fundación que tuvo lugar en el Museo Es Baluard de Palma de Mallorca. El campeón de 22 grandes asistió al acto rodeado de sus familiares e incidió en el mensaje de cautela que transmite desde que iniciase su recuperación. “El primer objetivo es intentar competir. Voy día a día. Por desgracia, en los últimos tiempos se me hace difícil predecir qué va a ocurrir. Trabajo para intentar comenzar la gira de tierra batida, ese es mi gran objetivo y para el que estoy esforzándome, pero no puedo asegurar nada”, afirmó; “en ningún momento he dejado de entrenar, lo estoy intentando en todo momento. Me encuentro bien, pero hasta ahora no he podido seguir el calendario que me hubiera gustado. Ojalá la situación pueda cambiar, pero no lo sé ni yo. No puedo confirmar nada”.

Al margen de esta aparición, el campeón de 22 grandes se dejó ver en un vídeo publicado un día antes por medio de sus redes sociales, en el que se le veía pelotear a ritmo intermedio sobre arcilla. Y a comienzos de ese mes se desplazó a Las Vegas para participar en una exhibición organizada por Netflix, en la que se midió con Carlos Alcaraz, de 20 años. La derrota contra el murciano fue anecdótica, pero allí se pudo comprobar que todavía estaba muy corto de rodaje y que los interrogantes continuaban revoloteando a su alrededor. “Para mí lo prioritario es jugar Indian Wells e intentar salir ileso de ahí”, comentaba entonces. “No quiero decirlo aún [su posible retirada] porque no lo tengo claro al cien por cien, pero es cierto que la realidad es la que es, y dice que los dos últimos años he podido jugar muy poco”, agregó.

En concreto, Nadal ha disputado en los dos últimos cursos cinco partidos: los dos que jugó en Melbourne en 2022, y los tres de esta temporada en Brisbane. Entre medias, el balear sufrió una lesión en el psoas ilíaco —grado 2, “de seis a ocho semanas” de baja pronosticadas por su médico personal, Ángel Ruiz Cotorro— y después se sometió a una intervención quirúrgica en la que además de reparar el músculo dañado [rotura del tendón] corrigió un viejo problema en la cadera. En octubre regresó a los entrenamientos y tras el buen poso dejado a su paso por Brisbane, donde firmó dos victorias antes de resentirse durante el duelo con Jordan Thompson, el 5 de enero, han ido sucediéndose las renuncias: ni Australia, ni Doha, ni Indian Wells ni Montecarlo. Las buenas noticias siguen sin llegar; en cualquier caso, su objetivo primordial era y es llegar a tiempo a Roland Garros, que comenzará el 26 de mayo.

“TIENE MOLESTIAS CUANDO SACA”

Toni Nadal participó este jueves como ponente en el Foro Internacional del Deporte que acoge Segovia y aportó una serie de detalles sobre la lesión de su sobrino. El formador precisó que el tenista “todavía no se ha recuperado” y que tiene una serie de dificultades, “sobre todo a la hora de sacar, porque de todo lo demás no tiene ningún problema cuando entrena”.

Consciente del escaso margen hasta el grande francés, el técnico incidió en la necesidad de “jugar algún torneo previo para poder hacer un buen Roland Garros” y que “o vas al cien por cien, o mejor no participar”. Del mismo modo, Nadal señaló que “antes, cuando Rafael participaba en París, había un claro favorito; ahora hay varios, y yo confío en que él esté dentro de ese grupo”.

Por otra parte, el conferenciante se refirió a la actualidad del circuito, y apuntó: “Claramente ha llegado el relevo, porque los dos [Carlos Alcaraz y Jannik Sinner] están demostrando que serán difíciles de batir para sus rivales”. Opina que Alcaraz le parece “todavía un poco mejor que Sinner”, aunque matizó que el italiano “no falla, y a día de hoy es el máximo favorito para alcanzar el número uno”. En conclusión, auguró “una rivalidad muy buena en los próximos años para el tenis, para España y el deporte en general”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza
Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra. Autor de ‘¡Vamos, Rafa!’.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_