Impoluta Italia

Un gol de Pessina alarga la racha victoriosa del conjunto de Mancini sin comprometer la clasificación de la derrotada Gales

Italia festeja con la afición el pase a octavos, el pleno de triunfos.
Italia festeja con la afición el pase a octavos, el pleno de triunfos.Alessandra Tarantino / POOL (EFE)

Italia ofrece una imagen tan inmaculada que huye de cualquier mancha en la Eurocopa. No quiere levantar sospechas y ha borrado de su diccionario la palabra biscotto con la que se llama a los resultados sospechosos que benefician a los dos contendientes en perjuicio de un tercero. Un empate les valía de salida a italianos y galeses para firmar su pase a los octavos sin aguardar el desenlace del Turquía-Suiza. El 1-0 también les sirvió a ambos después del Suiza-Turquía: 3-1.

ITAItalia
Italia
1
Gianluigi Donnarumma (Sirigu, min. 88), Bonucci (Acerbi, min. 45), Alessandro Bastoni, Emerson, Rafael Tolói, Matteo Pessina (Gaetano Castrovilli, min. 86), Verratti, Jorginho (Cristante, min. 74), Bernardeschi (Giacomo Raspadori, min. 74), Federico Chiesa y Belotti
GAL Gales
0
Gales
Danny Ward, Gunter, Rodon, Ethan Ampadu, Joe Morrell (Kieffer Moore, min. 59), Connor Roberts, Neco Williams (Ben Davies, min. 85), Joe Allen (Dylan Levitt, min. 85), Bale (David Brooks, min. 85), Ramsey y Daniel James (Harry Wilson, min. 73)
Goles 1-0 min. 38: Matteo Pessina.
Árbitro Ovidiu Hategan
Tarjetas amarillas Joe Allen (min. 50), Gunter (min. 78) y Matteo Pessina (min. 78)
Tarjetas rojas Ethan Ampadu (min. 54)

Aunque Gales jugó siempre para no perder, con once y con diez por la expulsión de Ampadu, Italia quiso ganar sin reparar en los cruces para agrandar su trayectoria victoriosa: ya son 30 partidos sin perder (25 victorias y cinco empates) y 11 partidos sin encajar un gol, una racha que iguala la registrada en los viejos tiempos de Vittorio Pozzo (1935-1939).

Aunque no marcó tres goles, como es su costumbre en el torneo, nadie discutió su victoria mínima después del gol de Pessina. A Mancini le vino bien alinear a los no habituales para mantener la tensión competitiva en un partido sencillo para la impoluta y líder Italia. A falta de disputa en la cancha, incluso con 1-0, hubo tanta familiaridad en la Azzurra que el técnico cambió en el minuto 90 al portero Donnarumma por Sirigu.

Italia es una selección más que un equipo si se atiende al partido que ofreció contra Gales. No hay jugador que no se quiera apuntar a la dinámica ganadora de Mancini. Las rotaciones del técnico, que cambió la alineación de área a área respecto a los partidos contra Turquía y Suiza, posibilitaron la entrada en escena de futbolistas conocidos y hasta ahora inéditos por lesión como Verratti. El volante del PSG se reivindicó ante su entrenador después de perder su plaza ante el excelente Locatelli. Verratti forzó la falta y botó el libre indirecto que posibilitó el remate de Pessina en el 1-0. La jugada demostró que Italia domina también la estrategia después de presumir de un juego muy alegre y dinámico que ha causado sensación en Roma.

Más información
La paradoja galesa de Gareth Bale
Locatelli, modestia aparte

El manual de Mancini no olvida las viejas costumbres italianas, pocas tan conocidas como los goles a balón parado, un clásico del calcio de toda la vida, si no fuera porque la acción de Pessina fue sobre todo sutil, nada que ver con los balones cruzados que buscan la cabeza de centrales como Bonucci. También sorprendió que tres de sus futbolistas formaran por detrás de la barrera de Gales en un libre directo antes de que Bernardeschi rematara al palo derecho de Ward. Los tres italianos se salieron del fuera de juego justo antes de que chutara el centrocampista de la Juve.

Italia dejó de mirarse al ombligo desde que se cayó del Mundial de 2018 y se actualizó en la línea de las selecciones europeas más modernas, sin renunciar a su idiosincrasia puesto que la mayoría de sus jugadores militan en la liga de Italia. Bernardeschi también se ofreció de forma continua ante Mancini. Intervenía tanto que Ampadu intentó eliminarle con una falta que fue sancionada con expulsión por el árbitro rumano Hategan.

Titulares y suplentes

A Gales le costó encontrar su sitio, demasiado espectadora y pendiente de los saques de esquina más que del juego, reducida a Bale. El madridista apenas encontró el sitio y el momento para armar su tiro o asistir a Ramsey, apretado por la marca de Italia. Tuvo una única ocasión, muy clara después de una acción a balón parado, y la pelota se escapó por encima del larguero de Donnarumma. La volea con la zurda de Bale no cogió portería por muy poco ante el despiste de Italia.

Apenas dio más señales de vida ofensiva el plantel de Page mientras que Mancini se aplicaba en la rueda de cambios para que el máximo número de futbolistas fueran partícipes del momento dulce que ha vivido en Roma. Alcanza con ver la celebración del gol de Pessina, abrazados suplentes y titulares, para explicar la comunión que vive el grupo comandado por Mancini.

Las perspectivas de los italianos también parecen favorables porque su rival en los octavos será Austria o Ucrania. La cita de Wembley es un reto magnífico para Italia. Mancini ha ampliado el grupo de futbolistas que aspiran a formar parte de la alineación después de recuperar a Verratti y Bernardeschi. Locatelli, sin embargo, es hoy el símbolo del renacimiento italiano y difícilmente calentará banquillo por lo que el afectado puede ser Barella.

Más complicado resultará el adversario de Gales, segunda por goalaverage por delante de Suiza, que aspira a clasificarse también como tercera del Grupo A. Ninguna de las dos ha estado en cualquier caso a la altura de Italia, tan resolutiva como bella en su juego después de su desaparición internacional en 2018.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS