_
_
_
_
_

España se adueña del futuro: la selección femenina sub-17 conquista su segundo Mundial consecutivo

La equipo dirigido por Kenio Gonzalo derrota a Colombia en la final (0-1) para sumar la segunda Copa del Mundo del fútbol base este 2022

Las jugadoras de la selección española femenina sub-17 celebran el título conseguido en el Mundial sub-17 este domingo tras derrotar en la final a Colombia.
Las jugadoras de la selección española femenina sub-17 celebran el título conseguido en el Mundial sub-17 este domingo tras derrotar en la final a Colombia.PUNIT PARANJPE (AFP)

España celebró una nueva gesta que avecina un futuro dorado para su fútbol femenino. La selección sub-17 ha hecho historia en la India al conquistar su segundo título mundial consecutivo este domingo ante Colombia. En 2018, la generación comandada por la barcelonista Claudia Pina llevó a las vitrinas de la federación el primer trofeo mundialista del fútbol femenino nacional. Cuatro años después, con una nueva camada de grandes promesas, España consigue defender la corona, algo que no había hecho ningún país antes en la categoría, y suma su segunda Copa del Mundo en este 2022 histórico después del trofeo mundialista levantado por la selección sub-20 en agosto.

El equipo dirigido por Kenio Gonzalo se coronó después de un torneo en el que demostró dos factores clave: un carácter de hierro para aguantar las situaciones difíciles y un estilo de juego que, tengan la edad o el género que sea, define a todas las selecciones españolas. Destaca ver cómo futbolistas tan jóvenes tienen asumidos conceptos como defenderse con balón, buscar el juego entre líneas y saber leer cuando el rival está fuerte en el partido. Colombia fue un duro rival en la final, como lo fue Alemania en las semifinales y Japón en los cuartos. En todos los partidos, España sufrió hasta el final y los sacó adelante gracias a arreones en los últimos minutos. Ante Japón, fue la centrocampista barcelonista Vicky López, elegida la mejor jugadora del torneo, la que logró la victoria con dos goles en la recta final para darle la vuelta al marcador (1-2). Contra Alemania, la delantera azulgrana Lucía Corrales se alzó en el minuto 90 para que España se tomara la venganza de la final del Europeo en la que cayeron ante las germanas en mayo. En la final, con la tensión por las nubes, la heroína fue Laia Martret, también del Barça, cuyo remate forzado rebotó en la colombiana Ana Guzmán y se coló en la portería cuando quedaban menos de 10 minutos.

La fortuna no pudo ser más cruel con Colombia en la jugada del gol. Esta era la primera final de cualquier torneo FIFA para el país cafetero, marcada por las polémicas declaraciones del presidente de su federación femenina, Ramón Jesurún, que sostuvo que no habría primas para las jugadoras, ya que se trataba de un equipo amateur. Ronda a ronda, fueron ganándose el cariño de su gente y tras conseguir el pase a la final, el clamor en Colombia era tan grande que el propio Jesurún tuvo que salir a confirmar que sí que habría una contraprestación para las jugadoras, ganaran o perdieran.

Colombia fue la primera que estuvo cerca de abrir el marcador. En el minuto seis, la portera Sofía Fuente, elegida la mejor guardameta del torneo, tuvo que volar para sacar un lanzamiento de Gabriela Rodríguez que iba directo a la escuadra. España igualó las tornas a base de zapatazos de Cristina Librán. La centrocampista del Madrid CFF logró anotar en una jugada embarullada en el área en el arranque de la segunda parte, pero el VAR anuló el gol por mano.

Las jugadoras de España celebran el gol que abrió el marcador de la final.
Las jugadoras de España celebran el gol que abrió el marcador de la final.Matthew Lewis - FIFA (FIFA via Getty Images)

El empuje de Colombia fue decayendo con el paso de los minutos y los cambios desde el banquillo trajeron frescura para España. La jugada del gol la protagonizaron dos suplentes que entraron solo tres minutos antes. La madridista Paula Partido subió la banda a toda velocidad, y puso un centro al área que remató Martret con el escorzo. El balón se desviaba de la portería, pero se encontró con una desafortunada defensora en el suelo, rebotó en su pecho y cruzó la línea.

El mazazo dejó grogui a Colombia, que pudo haber encajado el segundo, pero Martret se topó con el palo en un mano a mano. España no soltó el pie de acelerador hasta que tuvo el trofeo en sus manos. Hasta que, de nuevo, acabaron como las mejores del mundo.

“Esto es una locura. El que piense que esto es fácil se equivoca”

En los dos lados de la cancha, el sentimiento que afloró después de la final fue el de orgullo. Kenio Gonzalo, seleccionador español, destacó antes de que sus jugadoras subieran al podio a levantar el trofeo la gesta que habían conseguido al repetir el título. “Tengo que acordarme de la Federación y de Jorge Vilda. Tengo que darle las gracias a todo el fútbol español, hay que reconocer todo lo que se está haciendo. Es una locura, cualquiera que piense que esto que han conseguido es fácil, se equivoca”, resaltaba el entrenador.

Su estrella, la centrocampista del Barcelona Vicky López, resaltó la unidad del equipo con el trofeo a la mejor jugadora del Mundial entre las manos. “No tengo palabras para describir lo que siento ahora mismo. Estoy muy feliz y muy orgullosa de todo el trabajo que hemos hecho. Somos una gran familia y se ha demostrado en el campo. Ojalá que sigamos creciendo juntas”, dijo la joven de 16 años. La mejor muestra de esa unidad se llama Sandy, el peluche que ha acompañado al equipo durante el torneo y que lleva la camiseta de España con el número 14, el dorsal de Nina Pou, jugadora del Barcelona lesionada durante la competición. Sandy formó parte de la celebración al igual que Pou, que saltó a la pata coja en el podio festejando el título con el resto de sus compañeras.

Del lado colombiano, la sensación era que a pesar de la derrota se había conseguido algo histórico. El seleccionador, Carlos Paniagua, ilustró el sentimiento de todo un país hacia unas jugadoras que han cambiado su historia. “Hemos conseguido ponernos por delante de potencias europeas. No hay nada que reprocharle a ninguna jugadora, seguiremos peleando por grandes cosas”, auguró el técnico, que llevó a Colombia a su primera final de un torneo organizado por la FIFA.

Colombia: Agudelo; Espitaleta, Correa, Perlaza, Guzmán; Natalia Hernández (Garavito, m. 86), Yesica Muñoz, Gabriela Rodríguez, Caicedo, Ortegón; Quintero (Viancha, m. 46).

España: Fuente; Pujols, Villafane, Artero, Ortega (Correro, m. 63); Rivas, Librán (Alguiacil, m. 63), Vicky López; Corrales (Martret, m. 79), Amezaga (Enrique, m. 54) y Camacho (Partido, m. 79).

Gol: 0-1. M. 82. Guzmán (pp).

Árbitra: Katia Itzel García (México). Amonestó a Villafane y Gabriela Rodríguez.

24.824 espectadores en estadio DY Patil, en Navi Mumbai (India).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luis Villaescusa
Periodista de EL PAÍS desde 2020, especializado en información deportiva. Ha cubierto la Eurocopa 2020 y los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, y se centra en la información de baloncesto y fútbol. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, es un apasionado de los datos y las infografías para explicar el deporte.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_