Aaron Judge supera a Roger Maris y se hace con el récord de ‘home runs’ 61 años después

El bateador de los Yankees conecta su cuadrangular número 62 de la temporada frente a los Rangers de Texas para romper una marca vigente desde 1961

Aaron Judge sonríe después de conectar el home run número 62 de su temporada, frente a Texas.
Aaron Judge sonríe después de conectar el home run número 62 de su temporada, frente a Texas.Tim Heitman (USA TODAY Sports)

Después de cinco partidos sin batear un home run, Aaron Judge botó del campo este martes una pelota lanzada por el venezolano Jesús Tinoco, de los Rangers de Texas. El batazo se convirtió en el cuadrangular número 62 de Judge en la temporada. Al fin ha superado la marca impuesta en 1961 por Roger Maris, también jugador de los Yankees, quien conectó 61 cuadrangulares. Con 33 años, Judge se ha convertido este 2022 en el bateador más poderoso de la liga americana con un récord que entusiasma y hace soñar a los aficionados dos décadas después del escándalo de dopaje que manchó para siempre la reputación del béisbol.

La marca lograda por Maris estuvo en pie hasta 1998, cuando dos bateadores de la otra liga, la nacional, hicieron trizas los registros. Estos fueron Mark McGwire y Sammy Sosa, quienes inauguraron una frenética temporada dentro de la liga que hacía a los seguidores de este deporte encender los televisores cada vez que uno de estos acudía a la caja de bateo. Tres años después, Barry Bonds pulverizó la marca con 73 cuadrangulares. Sin embargo, estos tres jugadores, indiscutiblemente entre los mejores bateadores de la historia en la MLB, han estado vinculados a sustancias de dopaje para mejorar su rendimiento, por lo que la marca de la liga nacional tiene matices.

Desde Bonds ningún jugador había bateado 60 home runs en una temporada. Lo logró Judge, quien además empató la marca de 61 lograda por Maris el pasado 28 de septiembre frente a los Blue Jays de Toronto. Este martes rompió el cero ante los Rangers en la parte alta de la primera entrada con un suave y estilizado movimiento que cayó detrás del jardín izquierdo. El jugador recorrió las bases con un trote suave mientras todos sus compañeros lo esperaban en el plato de home para felicitarlo. En las gradas, los padres de Judge se abrazaron en el histórico momento.

Aaron Judge, segundos después de conectar su cuadrangular número 62, ante la mirada de los espectadores en Texas.
Aaron Judge, segundos después de conectar su cuadrangular número 62, ante la mirada de los espectadores en Texas.Tony Gutierrez (AP)

Algún afortunado aficionado de la sección número 31 del estadio de los Rangers en Arlington se quedó con la pelota, algo que no fue posible con el jonrón 61 del jugador, que cayó en una zona entre el muro y las gradas. Un equipo de seguridad del campo acompañó a quien atrapó la bola para que esta fuera autentificada por la liga. Desde hace semanas, los pítchers solo lanzan a Judge bolas marcadas con sellos invisibles que hacen imposible falsificar un codiciado trofeo deportivo.

El récord de Judge llegó este martes en el segundo juego que los Yankees disputaban a Texas en el día. A las 14.00 locales comenzó el partido donde los bombarderos del Bronx consiguieron su victoria número 99 de la temporada con un marcador 5-4. Por la tarde, los Yankees habían visto a los tejanos reponerse para la séptima entrada. El equipo ya se ha calificado a la postemporada, donde espera que se defina a su rival, que saldrá de la serie entre Tampa Bay y Cleveland.

Hasta esta noche, Judge solo había conectado un jonrón en los últimos 13 juegos. Su nerviosismo y el de los lanzadores lo habían colocado en una desfavorable marca de 3 hits en 17 turnos al bate. También le dieron la base por bolas en cinco ocasiones. A pesar de esto, Judge aún es el claro favorito para hacerse con la triple corona de la liga americana, que se obtiene cuando un mismo jugador encabeza las estadísticas de carreras impulsadas, porcentaje de bateo y home runs. Nadie lo ha logrado desde el venezolano Miguel Cabrera, en 2012. Judge va a la cabeza en carreras impulsadas, pero con un porcentaje de .311 necesita conectar más para dejar atrás al también venezolano Luis Arraez, de los Mellizos de Minnesota, quien tiene .315. En cuadrangulares, por supuesto, no hay quien le haga sombra a Aaron Judge.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS