Jornada 7 de la Liga | Resultados de los partidos y resumen

El Rayo Vallecano ha vencido al Elche con un gol en el minuto 96 (2-1) en el último partido de la jornada

Los jugadores del Rayo Vallecano celebran el gol de Unai López ante el Elche este lunes.
Los jugadores del Rayo Vallecano celebran el gol de Unai López ante el Elche este lunes.JUANJO MARTIN (EFE)

La séptima jornada de LaLiga ha terminado este lunes con la victoria del Rayo Vallecano ante el Elche con un gol en el último suspiro (2-1). El domingo, el Espanyol y el Valencia firmaron las tablas (2-2), el Celta se impuso por 1-0 al Betis, la Real Sociedad superó al Girona en un partido loco (3-5) y el Real Madrid se dejó sus primeros puntos ante Osasuna (1-1). El sábado, el Cádiz y el Villarreal empataron sin goles (0-0), el Valladolid se impuso al Getafe (2-3), el Atlético ahondó en la crisis del Sevilla (0-2) y por último, el Barcelona ganó por la mínima al Mallorca (0-1). La jornada arrancó el viernes con la goleada del Athletic al Almería (4-0) en San Mamés.

Estos han sido los partidos de la jornada:

Rayo Vallecano - Elche (2-1)

El Rayo Vallecano firmó una remontada agónica ante el Elche gracias a un gol de Unai López en el minuto 96. Los de Iraola remaron y remaron durante todo el partido contra un muro bien pertrechado en torno a Edgar Badía, al que remataron hasta en 15 ocasiones. La propuesta del conjunto ilicitano pasaba por dejar el dominio del balón a los locales y tratar de golpear al contragolpe o en alguna jugada de estrategia. En esa suerte encontró fortuna Lucas Boyé en el primer acercamiento de los suyos a la media hora de juego. Dimitrievski salió a cazar moscas en un córner y el delantero cabeceó el balón para poner al Elche por primera vez por delante en un partido en esta Liga. La muralla de los de Francisco subió entonces un par de pisos, pero el Rayo logró el empate antes del descanso con un remate lejano de Camello pilló a contrapíe a Badía. Los de Iraloa jugaron a la ruleta rusa durante la rusa durante toda la segunda parte, que se enfangó por un juego muy duro del Elche. Los desesperados colistas sumaron ocho jugadores amonestados en el segundo tiempo. Cuando el empate parecía ya sellado, Unai empaló una volea desde la fronta que hizo saltar a Iraola y toda la grada de Vallecas. Informa Luis Villaescusa.

Real Madrid - Osasuna (1-1)

Un Madrid con pocas luces y nublado ante Sergio Herrera derrapó por primera vez en el curso ante Osasuna y cede el liderato de LaLiga al Barcelona. Pastoso durante una hora, el apretón final no le alcanzó. Le faltó juego, fiado en muchos momentos a los centros al área, y ni siquiera fue capaz de vencer de penalti y contra diez en el último tramo. Acumuló atacantes —hasta cinco— pero siempre anduvo escaso de fútbol. Y, de postre, enfrente se encontró con un portero que, por acción o simple presencia, confunde como pocos a Benzema. Hace unos meses, en El Sadar, el portero rojillo le sacó dos penas máximas al francés en el mismo sitio, a la izquierda. Esta vez, de nuevo cara a cara, el nueve blanco optó por la fuerza, extraño en él, pero nada. Su disparo fuerte se estampó en el larguero. A los de Jagoba Arrasate, animosos de inicio y abrigados atrás después, no les hizo falta una heroicidad para volver a rascar un punto en la Castellana. Informa Lorenzo Calonge.

Girona - Real Sociedad (3-5)

En el festival del gol de Montilivi, la Real Sociedad se llevó los puntos. No es usual ver ocho tantos en un partido, pero lo hicieron los donostiarras y el Girona con Sorloth como estrella en un día en el que brillaron los delanteros noruegos en toda Europa. Mientras Haaland le hacía un destrozo al United con un hat trick, el punta de la Real se quedó en dos tantos, pero pudo hacer el tercero en una ocasión manifiesta que estrelló el poste. Comenzó marcando Sorloth muy pronto, empató Riquelme con un disparo estratosférico a la escuadra, y Arnau le dio la vuelta al marcador antes de la media hora. Casi en el descanso empató Sorloth, frío como un iceberg. Castellanos, con la colaboración de Remiro, adelantó otra vez al Girona, pero la desatención defensiva mató al equipo local, que permitió un gol de Brais, en una falta que parecía un centro pero se envenenó, y después Zubimendi adelantó a la Real en otro despiste. El broche lo puso Kubo, agradecido por la asistencia de Sorloth. Informa Jon Rivas.

Celta - Betis (1-0)

El Celta se impuso al Betis por 1-0 en un partido marcado por la expulsión de Luiz Felipe a los 19 minutos. El central verdiblanco vio la roja por una clara acción sobre Larsen, delantero titular en el Celta por unos problemas físicos de Aspas. El debutante como titular Gabri Veiga marcó un buen gol a los nueve minutos y el Celta fue superior al equipo andaluz en la primera mitad. Se trató del primer tanto del canterano gallego en Primera. El Betis mejoró mucho en la segunda parte. Manuel Pellegrini metió en el campo a Fekir, reservado para el duelo ante la Roma de la Liga Europa, y su equipo se transformó. Entonces surgió la figura de Marchesín, el portero del Celta, que estuvo fantástico hasta en tres acciones muy claras del Betis. El meta procedente del Oporto salvó los remates de Álex Moreno, Willian José y Aitor Ruibal. El equipo andaluz lo intentó y todavía Pezzella remató muy cerca de la meta de un Celta algo atascado en el segundo acto. Aspas jugó en el tramo final, pero a los suyos les tocó sufrir hasta certificar un triunfo importante después de dos derrotas seguidas. El Betis, que dio la impresión de estar pensando más en su duelo ante la Roma, vio truncada su racha triunfal en la Liga, donde había ganado ganado cinco de los seis partidos de Liga disputados. Solo había sido derrotado en el feudo del Madrid (2-1). El Celta se afianza en la zona media de la clasificación. Informa Rafael Pineda.

Espanyol - Valencia (2-2)

Un error colosal del meta perico Álvaro Fernández, que se tragó un despeje de Cömert en el descuento, truncó la primera victoria de la temporada del RCD Espanyol en su estadio. El equipo de Diego Martínez levantó en dos minutos el 0-1 inicial de Paulista para el Valencia con un buen tanto de Joselu y le dio la vuelta al marcador en el tramo final del partido con un golpeo a tres dedos de Darder, desde la frontal del área, tras una conducción sin oposición. El Valencia, que iba camino de cerrar su tercera salida de la temporada con una nueva derrota tras perder previamente en San Mamés y Vallecas, se disparó en el tiempo añadido con un disparo de Nico, que sacó el meta blanquiazul en la línea, y con el despeje posterior de Cömert que entró por la escuadra con la colaboración del meta perico. Primer punto en casa para el Espanyol, primer punto a domicilio para el Valencia. Informa Salva Folgado.

Mallorca - Barcelona (0-1)

Lewandowski resolvió con una jugada de salón un farragoso partido de entreguerras, demasiado largo y áspero para un equipo sensible como es el Barça. Los azulgrana acusaron el parón de selecciones, una tregua liguera que interrumpió su buen momento de forma, y nunca perdieron de vista el encuentro del martes contra el Inter. El contexto facilitó las rotaciones y la alineación de Piqué y Jordi Alba, ilustres veteranos que enfrenten partidos sobreros o que estorban como era el de Mallorca. Informa Ramon Besa.

Sevilla - Atlético de Madrid (0-2)

Se acabó. No hay más. Ni tiene ya mucho sentido. El Sevilla de Julen Lopetegui está en ruinas. El Atlético de Madrid reinó en el Sánchez Pizjuán, donde antes lo hicieron el Barcelona o el City, o incluso el Valladolid, ante un equipo que ha perdido todas sus señas de identidad. El Atlético fue hasta bueno. Y se entiende esta frase desde el concepto de la generosidad, puesto que pudo someter al Sevilla a una goleada escandalosa. Sus futbolistas fallaron una ocasión tras otra ante la meta de Bono. Lo que antes era una muralla, ahora es un páramo, un desierto por el que sus rivales marchan uno tras otro en un desfile victorioso. Informa Rafael Pineda.

Getafe - Valladolid (2-3)

El Real Valladolid se ha impuesto (2-3) al Getafe en un partido vibrante, sobre todo en su primera mitad. Los de Pacheta logran así su segunda victoria de la temporada (la primera fuera de casa) y cortan la buena racha de los azulones, que acumulaban dos triunfos seguidos antes del parón. La primera parte ha dejado cuatro goles y muchas alternativas. Sergio León, que sustituía a Weissman en la delantera, ha firmado un doblete, que ha contrarrestado los tantos de Borja Mayoral y Damián para el Getafe. En la segunda parte, un buen disparo de Óscar Plano desde la frontal ha puesto por delante al Valladolid, que esta vez defendería mejor su ventaja y agunataría hasta el final del choque. Quique Sánchez Flores ha buscado el empate acabando el partido con cuatro delanteros y Enes Unal, ex del Valladolid, tuvo la más clara para salvar un punto. El lanzamiento de penalti del turco fue detenido por Masip, héroe final del conjunto de blanquivioleta. Informa Víctor Delgado.

Cádiz - Villarreal (0-0)

El Cádiz y el Villarreal no pasaron del empate a cero en un partido donde los visitantes chocaron con un gran Ledesma, mientras que los andaluces supieron sufrir para llegar al tramo final con opciones incluso de lograr el triunfo. El punto sabe bien al Cádiz, que suma su segunda portería a cero consecutiva y encadena un cuatro de seis puntos en sus dos últimos choques. El Villarreal debe mejorar su puntería si quiere aspirar a los puestos de Liga de Campeones. Jackson tuvo tres ocasiones claras, salvadas por Ledesma, mientras que Lo Celso envió el balón fuera con todo a favor y todavía Pedraza lanzó un balón al palo. El Cádiz se sostuvo gracias a una fórmula bien conocida. Las paradas de Ledesma y la salida al contragolpe con Lozano y Lucas como jugadores de refresco. Como el Villarreal se cansó de fallar, los dos delanteros del Cádiz tuvieron una opción cada uno para lograr el triunfo andaluz. No llegó el tanto local e incluso el Villarreal tuvo una gran oportunidad en el tiempo de descuento. Iza vio la tarjeta roja por agarrar a un Danjuma que se iba solo. Parejo, un especialista, lanzó la pelota contra la barrera en una posición inmejorable y todo acabó con el empate a cero inicial. Informa Rafael Pineda.

Athletic - Almería (4-0)

San Mamés parece haber entrado en un estado de felicidad. La alegría reina en las gradas del coliseo rojiblanco, y también en el césped. El Athletic gana, arrolla por momentos y no hay Almería que se le resista. Se quiebra enseguida en la Catedral el equipo andaluz. Los futbolistas bilbaínos están en racha y no quieren perder ni un segundo. La felicidad se instala en la grada, y el desasosiego en el banquillo de Rubi, sin soluciones mágicas. Su equipo se encoge más que se estira. El descanso no apacigua los ánimos del Athletic, ni atempera a los hermanos Williams, que cierran un septiembre fantástico. Informa Jon Rivas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS