El virus FIFA ataca la buena salud del Barcelona

Las bajas de Araujo, Koundé y Bellerín dejan a Xavi sin defensa

Héctor Bellerín, durante un partido de Liga en el Camp Nou.
Héctor Bellerín, durante un partido de Liga en el Camp Nou.AFP7 vía Europa Press (AFP7 vía Europa Press)

Un mal común denominado Virus FIFA amenaza con infectar el particular círculo virtuoso del Barcelona. El efecto de las palancas del presidente Laporta depende de los resultados de un equipo ahora mismo debilitado por las lesiones de varios internacionales que han participado en las dos últimas jornadas de Liga de las Naciones. El Barça afronta un momento de máxima exigencia sin Araujo, Koundé, Memphis, Frenkie de Jong y Bellerín, que se fastidió en un entrenamiento, justo cuando Sergi Roberto no ha sido dado de alta todavía por sus problemas en el tendón de Aquiles.

El equipo de Xavi necesita ganar partidos y títulos para pagar las hipotecas de un club atrapado por una deuda millonaria y una masa salarial insostenible incluso después de la salida de Messi. La rueda de la fortuna gira en función de una pelota caprichosa que últimamente ha sido bien jugada por el Barça. A excepción del partido inaugural con el Rayo (0-0), los azulgrana han iniciado muy bien la temporada, incluso después de perder ante el despiadado Bayern (2-0). Los resultados confirman que el Barça tiene un buen equipo y una mejor plantilla; ahora tiene que demostrar que sabe sobreponerse a las lesiones en la Liga y la Champions.

Araujo fue intervenido ayer en Finlandia por el doctor Lasse Lempainen de una avulsión del tendón del aductor largo del muslo derecho que se produjo a los 40 segundos del partido Uruguay-Irán de Viena. Aunque el parte no informa del tiempo de baja, se estima que el central puede estar tres meses sin jugar y por tanto se perdería el Mundial que empieza el 24 de noviembre para Uruguay. La federación charrúa, en cualquier caso, mantiene la esperanza de que el futbolista pueda estar en Qatar. Koundé, por su parte, tardará unas cuatro semanas en volver a la cancha después de lastimarse el bíceps femoral de la pierna izquierda en el Francia-Austria de París.

Los dos han sido piezas capitales del equipo de Xavi. Ambos pueden jugar de central y al mismo tiempo de lateral derecho, posición que ya han ocupado en los partidos más comprometidos —especialmente el francés— después de que el Barça no pudiera fichar a Azpilicueta. La alternativa era Bellerín hasta que el jugador ha pasado a formar parte también de la nómina de bajas por una lesión en el sóleo de la pierna izquierda que le apartará un mes del plantel a pesar de que tampoco se especifica en el comunicado médico del Barça. El agujero defensivo en la banda derecha es gigante si se tiene en cuenta que tampoco está listo Sergi Roberto.

Sin lateral en Mallorca

Aunque no le para de molestar el talón de Aquiles, Sergi Roberto aspira a estar recuperado para el partido del sábado en Mallorca. No hay más alternativa en caso de que no se recupere que recurrir a Álvaro Núñez del filial, pasar a un zurdo al costado derecho o defender con tres centrales, una opción ya utilizada por Xavi. La apuesta por Eric García como 2 no funcionó la temporada pasada en Villareal. El perfil de los rivales complica las opciones del entrenador del Barça. El calendario hasta el 1 de noviembre intimida: Mallorca, Inter, Celta, Inter, Real Madrid, Villarreal, Athletic, Bayern, Valencia, Viktoria Plzen.

Araujo y Koundé no podrán disputar la doble cita frente al Inter, el 4 y el 12 de octubre, decisiva para la clasificación en la fase de grupos de la Champions. El presupuesto del club prevé que el equipo se clasifique hasta los cuartos de final del torneo europeo en una partida tasada habitualmente en 20 millones —la pasada temporada no accedió a los octavos y acabó por jugar la Liga Europa en que fue eliminado por el campeón Eintracht de Fráncfort—. Koundé aspira por el contrario a llegar a tiempo para jugar el día 16 en el Bernabéu en un clásico en el que se suponía que sería Araujo quien marcaría a Vinicius.

Memphis sufre la misma dolencia que Koundé. El internacional neerlandés se lesionó en el partido disputado en Polonia. A pesar de no ser titular, ejerce de momento de cuarto delantero, por detrás de Lewandowski, Raphinha y Dembélé y por delante de Ansu Fati y Ferran Torres. Xavi intentará recuperar también a Memphis para el Barça-Madrid. Menos dolorosa es la lesión de Frenkie de Jong después de participar también en el encuentro ante la selección de Lewandowski. Tiene una elongación en el semitendinoso de la pierna izquierda y su recuperación se espera para poder enfrentar al Inter.

La vuelta del doctor Pruna

También anda con molestias Dembélé, un futbolista que se ha recuperado físicamente y que juega con confianza desde la llegada de Xavi. El entrenador solicitó expresamente el regreso del doctor Ricard Pruna para sentarse en el banquillo del Camp Nou. El médico había dejado el club azulgrana en septiembre de 2020 después de casi 25 años y pasó a ejercer en el Shariah de los Emiratos Árabes Unidos. “Quiero a gente leal y de confianza, y Ricard es el mejor médico que ha tenido el Barça en el primer equipo”, argumentó Xavi, asustado por las lesiones del Camp Nou.

Pruna trabaja con Xavi Vallés y un equipo de fisioterapeutas que han mejorado la puesta a punto y la recuperación de la plantilla hasta la llegada del virus FIFA. Las lesiones habían sido mínimas y los esfuerzos se han centrado sobre todo en recuperar a Ansu Fati, quien declinó pasar por el quirófano de su lesión muscular después de haber sido intervenido cuatro veces del menisco interno de su rodilla derecha por la lesión sufrida en noviembre de 2020. Ahora el interés está en los defensas y especialmente en Koundé. Xavi solo cuenta de momento con tres centrales: Piqué, Christensen y Eric García y la opción de Marcos Alonso.

Christensen y Eric García ya han formado parte de algunas alineaciones, sobre todo antes de la llegada de Koundé, mientras que Piqué solo ha disputado un partido de Liga en Cádiz y la segunda parte del encuentro de Champions contra el Viktoria Pzlen. El panorama de la enfermería abona la posibilidad de que con un partido cada tres días en octubre, Piqué tendrá más opciones de cumplir su desafío de recuperar la condición de titular con Xavi. El central, que renunció a la selección en 2018, no quiere ser a sus 35 años y un contrato hasta 2024, una carga sino una palanca más del círculo virtuoso de Laporta.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS