El Palau sostiene al Barcelona

El comportamiento desigual de las secciones ha permitido paliar la mala temporada en el Camp Nou

Luka Cindric celebra un tanto esta temporada en el Palau blaugrana.
Luka Cindric celebra un tanto esta temporada en el Palau blaugrana.Europa Press Sports (Europa Press via Getty Images)

El Palau Blaugrana ha sostenido al Barça en una temporada cerrada en blanco en el Camp Nou. Aunque su comportamiento ha sido muy desigual, las secciones han permitido al FC Barcelona presumir de ser “el mejor club polideportivo del mundo”, palabras pronunciadas en octubre pasado por el presidente Joan Laporta cuando se iniciaban precisamente los actos del 50 aniversario del Palau (1971). La deficiente actuación de los equipos de baloncesto y hockey patines, derrotados en la Liga y en Europa después de ganar la Copa, contrasta con los éxitos del balonmano y fútbol sala, que prácticamente han hecho el pleno de títulos, así como del fútbol femenino -perdió la final de la Champions-, asociado ahora a las secciones profesionales cuyo director deportivo es Xavier Budó.

Los trofeos son imprescindibles para garantizar la continuidad del Palau y justificar el carácter polideportivo de la entidad si se tiene en cuenta que las secciones son deficitarias: las pérdidas oscilan entre 40 y 50 millones por año incluso en situaciones de austeridad -el recorte de esta temporada ha sido del 13,40%. Al Barça, una institución reconocida como “més que un club”, se le ha acusado incluso de jugar en contra de los intereses deportivos de Cataluña cuando en ocasiones ha potenciado el baloncesto, el balonmano y el hockey a cambio de descapitalizar al Joventut, al Granollers y al Igualada o al Reus. No hay hinchas más culés por su sentido de la militancia que los del Palau y sobre todo los que acompañan a su equipo por las pistas de Cataluña.

Aunque los grupos de animación barcelonista han ido en aumento, resulta relativamente habitual la presencia de seguidores de los equipos contrarios en las gradas del Palau Blaugrana. Así ha ocurrido por ejemplo en la semifinal de la OK Liga en la que el Reus eliminó al Barcelona para después ser derrotado en la final por el Liceo. El formato de play-off en el hockey y el baloncesto ha favorecido la competitividad en la disputa de los títulos después de que las fases regulares sean habitualmente dominadas por el Barcelona. El mayor reto azulgrana es ahora la Copa de Europa y su inversión se ha centrado más en el fichaje de jugadores que en favorecer a la cantera y el deporte base catalán por más que últimamente se intente potenciar a La Masia.

“No somos nadie si se compara nuestro presupuesto con el que tiene el Barcelona, que lo multiplica por diez: uno solo de sus jugadores cobra la mitad que todo nuestro equipo”, ha afirmado categórica Mònica Balsells, presidenta del Reus. La misma similitud se puede establecer entre la ficha de unos 4 millones que percibe Nicola Mirotic, la figura del equipo de baloncesto azulgrana, y el Joventut de Badalona. El presupuesto azulgrana en la sección de baloncesto es en cualquier caso parecido al del Real Madrid: supera los 40 millones. El club blanco, sin embargo, no participa en los torneos de balonmano y de hockey patines y se ha incorporado hace poco al fútbol femenino, tres disciplinas que a nivel español ha dominado el Barcelona.

“Barça y Madrid se quejan de los clubes estado en el fútbol europeo cuando ellos ejercen de alguna manera como clubes estado en nuestro de baloncesto”, coinciden dos figuras representativas de dos clubes de la Liga ACB. “No culpemos ahora al Barça de los campeonatos que domina”, responden en el Palau. “Habría que preguntar por las inversiones de los demás y también por los patrocinadores de la misma manera que seria conveniente ayudar a los clubes de deporte específicos que se desviven por mantenerse en las condiciones actuales”, insisten desde el Barcelona y muy especialmente quienes defienden la marca Barça. Los clubes han sido el motor del deporte español y el FC Barcelona dispone de hasta cinco secciones profesionales y 12 de carácter amateur.

Los distintos equipos que juegan en el Palau han ganado más de 380 títulos, siendo especialmente exitosos los de balonmano, hockey patines y últimamente el fútbol sala, que esta temporada ha conquistado cuatro títulos, el último la Liga. Aunque las decepciones han alternado con las alegrías, el balance del Palau ha aliviado las penurias del Camp Nou. El club azulgrana, de todas maneras, insiste en recortar y en optimizar recursos especialmente en los equipos más costosos como el de baloncesto: Davies, Smits y Hayes-Davis ya han causado baja, se duda igualmente de la continuidad de Oriola y Kuric y hasta se negocia la rescisión del contrato de Calathes. Las incorporaciones serán seguramente Satoransky, Vesely y Da Silva.

También habrá novedades en el balonmano: se incorporarán seguramente Nielsen, Wanne y Carlsborgard y causarán baja Maciel, Ángel Fernández, Ali Zein y Ben Ali mientras el Veszprem anuncia el fichaje de Fàbregas para el 2023. Y en hockey patines se sabe del adiós de Nil Roca y el fichaje de Marc y Carles Grau. Igualmente habrá algún cambio en el fútbol sala y en el fútbol femenino: la partida de Hermoso, Andújar y Martens se ha compensado con las altas de Bronze, Geyse y Rábano. Las victorias en el Johan Cruyff, el campo en el que disputa habitualmente sus partidos el equipo de Alexia Putellas, y los éxitos del Palau han reivindicado el carácter polideportivo del Barça frente a los que apuestan por concentrar los esfuerzos se en el Camp Nou.

Los títulos cuestan dinero y a veces, ni siquiera gastando mucho, se gana nada y si no alcanza con preguntar en el Camp Nou después de despilfarrar los 222 millones recibidos por Neymar Junior.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS