Koundé castiga con un gol en el descuento a un Villarreal muy superior

Un Sevilla fundido y afortunado empata en el minuto 95 y se acerca cada vez más a la Champions

Koundé marca para el Sevilla en la última jugada del partido ante el Villarreal.
Koundé marca para el Sevilla en la última jugada del partido ante el Villarreal.JOSE JORDAN (AFP)

El fútbol tiene estas cosas. Capítulos indescifrables como los que se vivieron en el duelo entre el Villarreal y el Sevilla. El equipo dirigido por Unai Emery le dio un soberano repaso a un conjunto andaluz fundido, que respiró de manera muy afortunada con un gol de Koundé en el minuto 95. Hasta Bono subió en el saque de esquina en busca de la igualada tras el tanto de Lo Celso. La suerte le sonrió a este Sevilla, que con el punto casi asegura su participación en la próxima edición de la Liga de Campeones. Le saca siete puntos al Betis cuando restan nueve para el final de la Liga. El Villarreal fue mejor en todo. Se encontró con un Bono sensacional y se vio frustrado por un fuera de juego de Dia que desveló el VAR cuando Koundé había marcado en propia puerta. El empate le sirve al Villarreal para depender de sí mismo en su pelea europea y ayuda mucho a un Sevilla que ha llegado al final de la Liga con las fuerzas muy justas. Pudo perder en Villarreal, pero, como tantas veces, se aferró a ese instinto de supervivencia que tienen muy pocos equipos por más que su juego sea decepcionante.

VLLVillarreal
Villarreal
1
Rulli, Pau Torres, Juan Foyth (Nicolas Jackson, min. 81), Estupiñán (Trigueros, min. 71), Albiol, Chukwueze (Aurier, min. 81), Capoue, Parejo, Coquelin (Alfonso Pedraza, min. 71), Boulaye Dia (Alcácer, min. 71) y Giovani Lo Celso
SEV Sevilla
1
Sevilla
Bono, Koundé, Marcos Acuña, Montiel (Jesús Navas, min. 75), Diego Carlos, Delaney, Rakitic (Gudelj, min. 58), Joan Jordán (Óliver Torres, min. 83), En-Nesyri (Rafa Mir, min. 75), Jesús Corona (Lamela, min. 75) y Papu Gómez
Goles 1-0 min. 85: Giovani Lo Celso. 1-1 min. 94: Koundé.
Árbitro Jesús Gil Manzano
Tarjetas amarillas Chukwueze (min. 3), Giovani Lo Celso (min. 44) y Capoue (min. 72)

El Villarreal fue el dueño absoluto del choque ante un Sevilla que no detenía su línea descendente. En el lado andaluz todo es espeso. A sus jugadores les cuesta un mundo hilvanar jugadas y, además, el grupo de Lopetegui ha perdido la solidez que antaño le caracterizaba. El Villarreal, sin Gerard Moreno ni Danjuma, encontró siempre salida en ataque a su fútbol en la velocidad y verticalidad de Samu. Los de Emery sometieron al Sevilla a un asedio continuo, conscientes de la importancia del partido tras su eliminación en las semifinales de la Champions y en busca de un puesto europeo. Mientras los de Emery sienten el acecho del Athletic, el Sevilla se asienta en la Champions por los continuos tropiezos del Betis y la Real Sociedad, dos equipos incapaces de aprovechar sus malos resultados en la segunda vuelta.

Ante un Sevilla entregado y sin fiabilidad defensiva, el Villarreal se fue estrellando contra el último bastión defensivo del equipo de Emery. Se trata de Bono, su portero, una auténtica muralla que frustró, una y otra vez, los intentos locales por lograr un gol que merecieron sin lugar a dudas. Bono realizó tres paradas de mérito ante remates en el área de Foyth, Pau Torres y Lo Celso. También vio cómo su larguero temblaba tras un disparo potente de Samu. Bono, aspirante al Trofeo Zamora, salvó al Sevilla. El ritmo de Rakitic, lentísimo, era el mejor termómetro del discreto nivel de su equipo.

El Villarreal siguió dominando de manera absoluta en la segunda mitad. En el minuto 57, el VAR detectó un fuera de juego de Dia en un despeje de Koundé que acabó en las redes de Bono. Se salvó el Sevilla, lento hasta la desesperación, sin confianza con el balón en los pies. El chaparrón en su contra no arreció por más que Lopetegui, desesperado, ordenó una defensa de tres centrales con la entrada de Gudelj por Rakitic. Bono volvió a salvar en dos ocasiones a su equipo hasta que en el minuto 86 llegó lo que parecía inevitable, el gol del Villarreal. Lo Celso acertó con una volea el área para hacer justicia. El primer gol del argentino como futbolista amarillo no fue definitivo. El Sevilla encontró un saque de esquina en un rocambolesco rebote de la defensa del Villarreal en el tiempo de alargue. Bono subió a la desesperada y Koundé marcó en semifallo ante la salida de Rulli. Era el segundo disparo entre los tres palos del Sevilla en todo el partido. Así de inexplicable es el fútbol.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS