La puerta de Roland Garros vuelve a abrirse para Djokovic

Francia retira la obligatoriedad de presentar el pasaporte covid en la entrada al país, lo que permitirá al serbio poder defender la corona lograda el año pasado

Djokovic devuelve la pelota durante un partido de la semana pasada en Dubái.
Djokovic devuelve la pelota durante un partido de la semana pasada en Dubái.ALI HAIDER (EFE)

Tras un convulso comienzo de año, propiciado por él mismo y su negativa a vacunarse contra la covid, Novak Djokovic encuentra oxígeno procedente de París. Desde allí, las autoridades de Francia informaron este jueves de que a partir del 14 de marzo se retirará la exigencia de presentar el pasaporte covid a la hora de acceder al país, lo que plantea una suculenta novedad para el tenista serbio, que además de no poder jugar el Open de Australia (donde fue detenido y deportado), ha perdido el número uno (en favor del ruso Daniil Medvedev) y también se ha desligado de su entrenador de toda la vida, Marjan Vajda.

Recientemente, el balcánico decía que priorizaría sus principios sobre los trofeos, y que confiaba en que las restricciones vayan poco a poco disminuyendo para poder disputar más torneos de los que le permite la situación actual. Y esta, en Francia, ha dado un giro. El primer ministro galo, Jean Castex, anunció este jueves durante una entrevista en el canal TF1 que a partir del día mencionado se relajarán las medidas sanitarias del protocolo establecido para combatir el coronavirus en el país. Ni mascarillas en espacios interiores, ni certificado covid.

La decisión supone un volantazo en la política del ejecutivo presidido por Emmanuel Macron, quien en las últimas fechas había lanzado un órdago institucional a todas aquellas personas que no quisieran vacunarse. De hecho, la ministra de Deportes, Roxana Maracineanu, advirtió al tenista de que en dicho contexto no podría competir en la próxima edición de Roland Garros, que se celebrará del 23 de mayo al 5 de junio en el complejo del Bois de Boulogne. Se desdecía así la responsable, quien el 7 de enero, en pleno terremoto por el caso Djokovic, le había abierto las puertas de París.

Ahora, sin embargo, la evolución positiva de la pandemia replantea el escenario y Djokovic, si no se produce otro bandazo, podrá defender el título que obtuvo el curso pasado al derrotar en la final al griego Stefanos Tsitsipas. De este modo, el de Belgrado podrá competir próximamente en el Masters 1.000 de Montecarlo (del 10 al 17 de abril) y después, en Roland Garros. Entre medias, en principio, también podrá jugar en Belgrado (18 al 24), Madrid (1 al 8 de mayo) y tal vez Roma (8 al 15).

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS