Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tormenta eléctrica en Mestalla

Valencia y Atlético sellan el empate en un duelo frenético en el que el conjunto rojiblanco se adelantó en dos ocasiones

Gayà y Llorente pelea por el balón. J. Jordan En vídeo declaraciones de los entrenadores de los dos equipos.

Valencia y Atlético enfrentaron sus momentos de juego, parejos y llenos de dudas, y ofrecieron un partido cargado de electricidad en Mestalla. Dos veces se adelantó en el marcador el Atlético y otras tantas veces empató el once del murciélago. Percutiendo por la derecha con un Ferran Torres estelar, que se merendó a tres laterales por su costado, y por la izquierda con Gayà, una centella, el Valencia dobló al bloque de Simeone y estuvo a punto de partirlo. Blindado en la visita a Mestalla y a punto de sacar partido del mal momento defensivo del once de Celades, el Atlético salió con un punto valioso en duelo directo por la Champions.

Valencia
VAL
2
-
2
ATM
Atlético
Valencia
Jaume, Mangala, Gayá, Wass, Gabriel Paulista (Mouctar Diakhaby, min. 93), Carlos Soler (Cheryshev, min. 79), Kondogbia, Parejo, Ferrán Torres, Maxi Gómez y Gonçalo Guedes (Gameiro, min. 59).
Atlético
Oblak, Santiago Arias (Morata, min. 65), Savic, Renan Augusto (Vrsaljko, min. 52), Felipe Monteiro, Saúl, Marcos Llorente, Thomas, Koke (Carrasco, min. 76), Correa y Vitolo.
Goles
0-1 min. 14: Marcos Llorente . 1-1 min. 39: Gabriel Paulista . 1-2 min. 42: Thomas . 2-2 min. 58: Kondogbia .
Árbitro
David Medié Jiménez
Mangala (min. 66), Gabriel Paulista (min. 54), Maxi Gómez (min. 78), Renan Augusto (min. 25) y Vrsaljko (min. 57).
Estadio:Mestalla

Un murmullo de desconfianza recorrió la grada cuando se anunció la alineación local. En el eje de la defensa formaba Eliaquim Mangala. Con un boquete en la zaga por la lesión de Garay, el desgaste de Gabriel Paulista y el paso atrás de Diakhaby, Celades recurrió al central francés en una decisión llena de lógica, pese a su mal momento físico, porque repetirá el miércoles en duelo de Champions ante el Atalanta y necesita minutos.

Mangala se quedó enganchado en el primer gol del Atleti rompiendo el fuera de juego, Vitolo encontró a Correa y el francés, muy rígido de cintura en espacios reducidos, no pudo oponer resistencia a la maniobra atlética en diagonal dentro del área de Jaume. Disparó Correa, la pelota rebotó en Gabriel y le cayó a Llorente, que hizo gol. En un cuarto de hora el conjunto de Simeone explotó el socavón del Valencia en el eje central de su defensa.

La puesta en escena del Valencia, esperanzadora, no acusó el tanto colchonero. Simeone fortificó su medular con cuatro pivotes, Marcos Llorente, Thomas, Saúl y Koke, y Celades optó por jugar por fuera. La profundidad de Ferran Torres por la derecha y de Gayà por la izquierda, más la potencia de Guedes, enseñaban el camino. Por dentro, el muro atlético obstaculizaba cualquier intentona local.

La profundidad del Valencia forzó cuatro córners en el primer acto. En el último saque de esquina, Parejo envió al segundo palo y Maxi, tras controlar con el pecho, centró a la frontal del área chica, donde Gabriel agachó la cabeza y giró el cuello para golpear el balón y empatar el partido. El movimiento de Maxi, pegado al segundo palo, de apartarse para recibir el balón solo y centrar estaba ensayado.

La grada, encendida con el empate, se apagó minutos después. Una pérdida de Parejo arriesgando en la salida de balón ante los mordiscos de la presión atlética allanó el camino. Anticipó Thomas, que salió disparado como un tiro hacía la frontal con la defensa del Valencia saliendo. Mangala reculó y Thomas armó la pierna derecha para ajustar un lanzamiento al palo derecho de Jaume y hacer el segundo. Parejo, en un preocupante momento de forma, insiste en jugar con su habitual suficiencia pero, con menos frescura, comete demasiados errores en la salida de balón y en conducción, y acaba perjudicando a su equipo. Entregada al capitán el curso pasado, la grada vuelve a desesperarse con la atrevida forma de jugar del capitán.

Parejo, inmune a los pitos, siguió jugando igual. Otra pérdida del capitán dentro de área propia estuvo a punto de aprovecharla Correa, que no se esperaba tal regalo. Parejo mantiene la precisión, en cambio, en todos sus centros a balón parado. Y en otro balón parado lanzado por el de Coslada, Kondogbia empató rematando de espaldas mientras lo agarraba Marcos Llorente.

El puño de Oblak

Ferran Torres seguía enseñando el camino. Tras un doble regate del canterano, que dejó clavados a Lodi y Koke, Simeone se dio cuenta del agujero que había abierto Ferran y sustituyó al brasileño, perdedor siempre en ese duelo. Arias pasó a vigilar a Ferran hasta que el Cholo lo retiró para dar entrada a Morata y recomponer el once. Entonces Saúl pasó a la izquierda y Ferran se volvió a comer a otro lateral. Un control y un autopase de espaldas del canterano petrificaron a Saúl pero el centro posterior lo lanzó fuera Gameiro.

Con Ferran imparable, el Valencia empujó al Atlético, que esperaba en su campo su momento. Morata cabeceó en una jugada aislada pero Jaume respondió con una buena parada. El Valencia atrás seguía temblando por su descaro ofensivo y Thomas continuó disparando su fusil desde la frontal aprovechando cualquier despiste. Maxi encaló otro gran centro de Ferran en un final abierto. El puño de Oblak desvió un obús de Gayà, otro destacado en el once del Valencia, que luego en el descuento estuvo a punto de marcar el tercero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información