real madrid

10 momentos de un título siempre al límite

El trayecto del Madrid hacia el trofeo atravesó varias crisis profundas que lo hicieron peligrar y que Zidane recondujo

Vinicius celebra el 1-0 al Barcelona en el Bernabéu.
Vinicius celebra el 1-0 al Barcelona en el Bernabéu.Gonzalo Arroyo Moreno

El camino del Real Madrid a su 34ª Liga no ha sido en línea recta, e incluso en varios momentos amenazó naufragio. Pero Zidane encontró siempre el modo de reconducir el rumbo, en especial después del confinamiento.

22. 09. 2019. Jornada 5. Sevilla, 0 – Real Madrid, 1

Buena respuesta a las primeras dudas

Tres días después de ser arrollado en Champions por el PSG B (3-0), sin Neymar, Mbappé y Cavani, el Madrid se plantó en el estadio donde peor le había ido este siglo con las primeras dudas de la temporada. Zidane envidó con la misma alineación que en París, salvo Sergio Ramos (sancionado en Europa) por Militão, y con James y Bale en el once. Visto ahora, parece otro milenio. Los blancos se pertrecharon atrás, minimizaron riesgos y errores, y esperaron a que la oportunidad cayera arriba. La cazó Benzema de cabeza a un centro de Carvajal. El Real, que se ponía colíder junto al Athletic, encontró el camino que luego explotó tras el confinamiento para atrapar la Liga.

19. 10. 2019. Jornada 9. Mallorca, 1 – Real Madrid, 0

El punto y aparte de Mallorca

El entrenador francés innovó en la alineación, con Odriozola, Militão, James, Jovic junto a Benzema, y sin Modric ni Kroos. El siniestro fue total y el equipo se metió en el agujero más negro del curso. Nunca más ZZ volvió a ensayar en Liga con esta suerte de Madrid B —sí en Copa ante la Real, con resultado funesto para sus intereses— y la derrota en las islas marcó a algunos jugadores. Odriozola no volvió a aparecer en el torneo doméstico y en invierno se marchó cedido al Bayern. James también cayó definitivamente en desgracia. Ya solo se le vio en Copa hasta su sorprendente alineación en Anoeta tras el parón, donde pasó sin decir ni mu para, posteriormente, borrarse de las convocatorias. El patinazo en Mallorca llegó tres días antes de la delicada visita al Galatasaray después sumar apenas un punto en las dos primeras jornadas de Champions. El clima era tan espeso, con el nombre de Mourinho en el ambiente, que Ramos tuvo que salir a defender públicamente al técnico.

09. 11. 2019. Jornada 13. Eibar, 0 – Real Madrid, 4

Gran Madrid, buen Hazard

La visita a Ipurua dejó la primera actuación convincente del Madrid y una de las más redondas de su temporada. Los blancos desplegaron un fútbol coral, dinámico y con pegada. Para la media hora ya había despachado con tres tantos a los muchachos de Mendilibar, que no pudieron decir ni pío. Con Mendy atrás, el emergente Valverde en el medio y Lucas Vázquez por la derecha, el fútbol de los blancos retumbó arriba al ritmo de Hazard y Benzema. Primer gran Madrid y primer buen Hazard. Sin embargo, pronto su nublaría todo para el belga, que dos semanas después se lesionaría de gravedad ante el PSG en el Bernabéu. Desde entonces, ha pasado más tiempo en la enfermería y en el gimnasio que jugando al fútbol.

18. 12. 2019. Jornada 10. Barcelona, 0 – Real Madrid, 0

Los blancos no rematan

El clásico del Camp Nou estaba programado para el 26 de octubre, pero los incidentes por la sentencia del procés y el temor a no poder garantizar la seguridad aplazaron el duelo al 18 de diciembre. Ese miércoles prenavideño se produjeron algunos altercados fuera y, dentro, el partido discurrió sin más alteraciones que el lanzamiento de balones amarillos en la segunda parte. Sobre el césped, fue mejor el Madrid, que dejó vivo a un Barça de Valverde sin Busquets en el once. Con Mendy, Valverde, Isco y Bale como titulares, y sin Modric (suplente) ni Hazard (ya lesionado), los blancos dominaron, pero les faltó puntería ante un equipo que, a falta de control del juego, amenazó en el área rival. El empate mantuvo a los azulgrana en cabeza de la clasificación por diferencia de goles.

01. 02. 2020. Jornada 22. Real Madrid, 1 – Atlético, 0

Zidane rectifica y gana

La victoria ante el Atlético, la primera en Liga en casa en siete años ante los rojiblancos, supuso el partido seguido número 21 de los blancos sin perder esta temporada. Desde el gatillazo de Mallorca, el equipo no resbalaba, aunque la racha se cortó en Copa cinco días después frente a la Real Sociedad. Para derrotar al ejército de Simeone, Zidane tuvo que rectificarse en el descanso, maniobra poco habitual en un técnico que no se distingue por introducir cambios pronto. Apostó de inicio por cinco medios, fórmula que ya usó un mes antes en el Supercopa de España, pero el buen primer tiempo atlético le hizo recular en el intermedio. Quitó a Isco y Kroos, y ensanchó el campo con Vinicius y Lucas Vázquez. El remedio fue mano de santo y Benzema fulminó a su rival en una segunda parte mucho mejor manejada por los locales.

22. 02. 2020. Jornada 25. Levante, 1 - Real Madrid, 0

Cinco puntos de un plumazo

Quizá en febrero llegó el momento más delicado. Tras el primer gran bache y la derrota en Mallorca, enlazaron 15 partidos sin perder en todas las competiciones. Hasta visitar el Ciutat de València. A poco más de diez minutos del final, Morales enganchó a la carrera una pelota al primer toque, un tirazo que desconcertó a Courtois por la velocidad de la ejecución y la potencia del tiro. Un lance confuso: el portero pareció incluso bajar los brazos mientras el balón le superaba por encima. “Ellos llegaron una vez, y metieron el gol”, resumió Zidane. El contexto era preocupante. La jornada anterior el Celta les había empatado en el Bernabéu en el 86. “El fútbol es jodido, porque en dos partidos perdemos cinco puntos”, dijo el técnico. Pasaron de estar en cabeza con tres puntos de ventaja sobre el Barça a ir dos por detrás. Y en un momento decisivo. “La semana que viene nos jugamos todo”, explicó Zidane. El miércoles recibían al Manchester City en la ida de octavos de la Champions y el domingo, al Barcelona. Y todo, sin Hazard, la gran compra del verano. Además de los tres puntos, contra el Levante perdieron al belga, que recién recuperado de su lesión de tobillo volvió a caer y terminó por tener que ser operado.

01. 03. 2020. Jornada 26. Real Madrid, 2 - Barcelona, 0

Aire en el clásico

Tras la derrota contra el Levante, la ida de octavos contra el City también salió mal: 1-2, expulsión de Ramos cuando asomaba el 1-3 y síntomas de un equipo sonado en el segundo tiempo, después de un buen comienzo. Con ese regusto recibió el Madrid al Barcelona en el Bernabéu. Todo recordaba al tramo del curso anterior en que el que se había desplomado el equipo a las órdenes de Solari: eliminados de la Copa contra el Barça, de la Champions contra el Ajax y sin opciones en la Liga tras otro disgusto contra los azulgrana. Y con Vinicius, el único agitador, lesionado para varios meses. El plan saltó por los aires y regresó Zidane, que un año después se encontraba ante un paisaje similar. El arranque del clásico invitaba a imaginar el mismo desenlace. “He visto uno de los Madrid que transmitía peores sensaciones desde que estoy aquí”, resumió Piqué. Pero la música cambió después del descanso y el Madrid se impuso a hombros de dos intérpretes inesperados. En un lance ejecutado por Kroos sin moverse del sitio ni tocar la pelota, Vinicius anotó el 1-0 ante el exceso de confianza de Piqué. El resultado lo cerró en el último suspiro Mariano, que no había asomado por el campo en todo el curso. El remate fue un fallo: el balón le rebotó en el pie con el que se resbalaba. 2-0 y el Madrid de nuevo en cabeza con un punto de ventaja.

08. 03. 2020. Jornada 27. Betis, 2 - Real Madrid, 1

El respiro duró una semana

El domingo siguiente al clásico, otra vez arriba en la tabla tras días de sofoco, el Madrid dejó una actuación desconcertante en el Villamarín. El primer gol resume la desorientación. Ramos pierde un balón muy cerca del área cuando iniciaba una jugada como de paseo. Sus compañeros se quedan parados, quizá esperando un silbatazo al ver a su capitán por los suelos, y Sidnei empala desde dentro del área ante Courtois, que también había bajado los brazos. “Ha sido nuestro peor partido de la temporada”, resumió Zidane, quejoso por las pérdidas de balón. Otra de Benzema en el segundo tiempo permitió armar la jugada que desembocó en el 2-1 de Tello. “Un mal partido del inicio hasta el final. No tengo explicación. La culpa la tengo yo”, insistió el técnico. Sin embargo, entre la amargura de volver a perder el liderato, Zidane lanzó una frase que hoy suena premonitoria: “Nos faltan once partidos y nosotros vamos a luchar la Liga hasta el final”. Cuatro días después, Trey Thompkins, jugador del equipo de baloncesto del Madrid daba positivo por coronavirus, Valdebebas entraba en cuarentena y se detenía el campeonato liguero. De ahí al confinamiento y a los once partidos de la reanudación, con un Madrid revitalizado y dominante.

21. 06. 2020. Jornada 30. Real Sociedad, 1 - Real Madrid, 2

Vuelta a la cabeza

En la tercera fecha después del confinamiento, el Madrid recuperó el liderato después de que el Barcelona empatara contra el Sevilla (0-0). Al acabar ese partido en el Sánchez Pizjuán, donde no consiguieron anotar, Piqué inauguró la línea de defensa azulgrana: “Creo que va a ser muy difícil ganar esta Liga. Visto las jornadas que han sucedido, va a ser difícil que el Real Madrid pierda puntos”. Dos días más tarde, en el partido que cerraba esa jornada, el equipo de Zidane ganó en San Sebastián después de tres intervenciones del VAR que permitieron señalar un penalti de Diego Llorente a Vinicius, anular un gol por fuera de juego de Mikel Merino y validar otro de Benzema al determinar que el control lo había hecho con el hombro y no con el brazo. El brasileño recuperó el foco perdido y se constituyó en la fuente de peligro más amenazante del equipo en ese encuentro y el siguiente, contra el Mallorca, en el que abrió el marcador con delicadeza por encima del guardameta y mandó otra al larguero. El Madrid acabó la jornada en lo alto de la tabla, pese a tener los mismos puntos que el Barcelona, gracias al balance de goles propiciado también por Vinicius en el clásico del Bernabéu.

02.07.2020. Jornada 33. Real Madrid, 1 - Getafe, 0

Aguante límite

Fue el bocado más crudo tras el desconfinamiento, un partido que el Getafe llevó a su terreno desde el inicio: vio la primera tarjeta amarilla antes de que se jugaran 20 segundos, pero arrastró al Madrid al intercambio de golpes y las siguientes tres amonestaciones fueron para jugadores de Zidane. La intensidad desconcertó incluso al árbitro, que tras un cuarto de hora de encontronazos, quejas y protestas, estalló: “¿Vamos a estar así todo el partido? Decídmelo. Si vamos a estar así todo el partido, decídmelo”, gritó Martínez Munuera. En efecto, así estuvieron todo el partido. El Madrid mantuvo el pulso, salvó las ocasiones en contra y aguantó la ansiedad. En la segunda pausa de hidratación, las consignas en el corro madridista eran de confianza. “Tranquilos, que va a llegar”. “Vamos a tener una y la vamos a meter”. Aparentemente, no se les dispararon las pulsaciones, y apenas cinco minutos después, Carvajal recortó dentro del área, Oliveira lo derribó y Ramos transformó el penalti. El Madrid había escapado de las fauces del rival más fiero y se disparó en cabeza cuatro puntos ya por encima del Barcelona, que acababa de ceder dos empates, ante el Atlético de Madrid y el Celta. Días más tarde, Bartomeu siguió con el lamento por los aciertos del VAR con el Madrid: “El VAR es poco equitativo. Parece ser que siempre se favorece al mismo”. Ya era tarde. El Madrid se había distanciado de manera definitiva.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50