Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex Abrines se desmelena y espolea al Barça frente a un Asvel Villeurbanne respondón

El alero mallorquín, tras su crisis personal, recupera su mejor nivel en un partido con altibajos

Alex Abrines ante el ASVEL. Ampliar foto
Alex Abrines ante el ASVEL. Getty

Álex Abrines llevaba varios partidos anunciando que está de vuelta. El que le opuso al Asvel Villeurbanne supuso un paso ya muy consolidado. La exuberancia física y la agresividad ofensiva que mostró son los mejores síntomas para un jugador al que le estaba costando recuperarse después de la crisis personal que le llevó a estar varios meses sin jugar en Oklahoma City y a abandonar la NBA. Su actuación, con cuatro triples, 16 puntos, 3 rebotes y 2 recuperaciones de balón fue la mejor noticia en un partido que acabó como se presumía, con victoria del Barça ante el Asvel Villeurbanne (80-67).

BARÇA, 80; VILLEURBANNE, 67

Barça: Bolmaro (2), Higgins (13), Smits (5), Mirotic (12), Tomic (4) –equipo inicial-; Davies (10), Hanga (2), Oriola (7), Abrines (16) y Delaney (9).

Asvel Villeurbanne: Maledon (10), Edwin Jackson (4), Kahudi (12), Jean-Charles (2), Jekiri (0) –equipo inicial-; Taylor (6), Lomazs (3), Noua (10), Bako (4) y Lighty (16).

Parciales: 22-19, 26-19, 15-18 y 17-11.

Árbitros: Latiseus, Pastusiak y Majkic. Señalaron una técnica a Jekiri.

Palau Blaugrana. 5.028 espectadores.

El equipo de Pesic evidenció altibajos más pronunciados de lo que se espera de él, ante el cuadro francés muy respondón, primero a base de triples, y después a base de un esfuerzo defensivo que fue haciendo cada vez más espeso e ineficaz el ataque del Barça.

La escuadra azulgrana gana y gusta por momentos, pero no logra evitar en otros que su juego se deshilache. Esos bajonazos mellan su confianza. Le sucedió ante el sorprendente Asvel Villeurbanne. El talento de Mirotic, Higgins y la exuberancia física recuperada por Abrines le salvaron de males mayores en un partido que dominaba de largo y en el que acabó dando yendo a menos.

El equipo de Pesic llegó a dominar por 17 puntos (58-41), pero vio como se le esfumaba más de medio botín en un abrir y cerrar de ojos (63-54). Lo que parecía un paseo militar, se convirtió en una victoria del equipo azulgrana más sufrida de lo esperado. Aunque el Asvel no llegó a alcanzar una situación desde la que asaltar el Palau, dio la matraca a base de sus triples, algunas defensa en zona y al buen desempeño sobretodo del alero estadounidense David Lighty, con 16 puntos y 6 rebotes, y del francés Charles Kahudi, con 12 puntos.

Bolmaro se desenvolvió con altibajos frente a Maledon en un duelo de bases prometedores y cualidades muy diferentes. El argentino, de 19 años y 1,98 metros, reconvertido desde la posición de escolta; el francés, de 18 años y 1,92 metros, más base puro. Maledon prendió la mecha con la primera canasta del partido. Fue un triple. Una declaración de intenciones del equipo francés que estuvo muy acertado desde la máxima distancia. Una efectividad sorprendente. El Asvel comparecía en el Palau con el segundo peor porcentaje en triples de la competición con un 32%. En el descanso en el Palau alcanzaba el 66% de efectividad con 8 dianas en sus 12 primeros lanzamientos, para acabar con 11 de 20. Un hecho que puso en entredicho de nuevo a la defensa azulgrana, que ya el domingo, en la Liga Endesa, recibió 14 triples en su derrota ante Unicaja.

A pesar de ello, el Barça había llegado a dominar por 12 puntos ya antes del descanso (48-36). Mirotic y Higgins imponían su talento ofensivo y Abrines prolongó el buen tono de sus últimas actuaciones. El alero mallorquín anotó dos triples seguidos que ayudaron a su equipo a recuperarse de un primer pequeño bache. Volvió a suceder algo similar en el inicio del último cuarto. La inferioridad en el rebote, las seis pérdidas más de balón y la escasa consistencia en el interior de la zona del Asvel, que solo forzó cinco tiros libres, fueron demasiado lastre para el equipo que preside Tony Parker, la exestrella de los Spurs.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información