Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex Abrines: “He estado a punto de arrojar la toalla, pero he acabado con esta pesadilla”

El alero mallorquín, sumido en una crisis personal que le llevó a rescindir contrato con Oklahoma City en febrero, anuncia su vuelta a los entrenamientos

Álex Abrines. Ampliar foto
Álex Abrines. efe

Álex Abrines, 152 días después de haber disputado su último partido y de haber rescindido por problemas personales su contrato con Oklahoma City, ha anunciado su regreso al baloncesto. El alero mallorquín ha explicado que ya se ha recuperado de la aversión que tomó al deporte que ha practicado durante toda su vida. Lo ha hecho a través de un vídeo publicado en las redes sociales y en el que aparece entrenándose en el pabellón del colegio La Salle de Palma. “Allí empezó todo”, dice el título.

El exjugador de la NBA, que cumple 26 años el próximo mes, rescindió su contrato con los Thunder a principios de febrero por problemas personales que no habían trascendido hasta ahora. En su vídeo relata el proceso por el que ha pasado y que le llevó a aparcar su carrera profesional hace ya más de cinco meses. Su relato es el siguiente:

“Querido amigo la que me has liado. Tanto tiempo juntos y ahora me haces esto”, explica ante la cámara de vídeo. “Nos conocemos desde que no sabía ni caminar. Años y años de una amistad inquebrantable. Hasta que hace unos meses todo se rompió en mil pedazos porque empezaste a darme miedo. No te podía ni ver. Incluso llegué a odiarte. Vernos era poco menos que una obligación, y a la más mínima oportunidad te esquivaba. Solo quería huir de ti y de todo lo que te rodea. Pasé mucho tiempo diciéndome a mí mismo que todo esto no podía ser verdad, que no tenía sentido, que debía volver a ser el que era. Por eso pedí ayuda a los míos y recurrí a los mejores profesionales para recuperar la felicidad que sentía cada vez que estábamos juntos. Decidí decir basta quería luchar por nuestra amistad y recuperar juntos la sonrisa. No ha sido fácil”.

El jugador mallorquín admite: “Muchas veces he pensado en tirar la toalla. Me decía a mí mismo que encontraría otras maneras de inspirarme y sacar lo mejor de mí. Pero nada ni nadie me ha calado tan hondo como tú. Así que me he armado de valor para acabar con esta pesadilla. Y lo he conseguido. He recuperado la sonrisa, las ganas de verte y de volver a pasar una y mil horas juntos. Querido balón, he vuelto. Soy yo, Alex. Gracias por estar ahí siempre esperando”, concluye.

Oklahoma City, el equipo de la NBA que lo eligió en el puesto 32 del ‘draft’ de 2013, lo incorporó en julio de 2016. Poco antes había renovado su contrato con el Barcelona hasta 2019, pero tras la oferta de los Thunder, Abrines abonó los 2,2 millones de euros de la cláusula de rescisión con el equipo azulgrana. Se comprometió con el equipo de Russell Westbrook por tres temporadas y 17 millones de dólares.

Durante su etapa en la NBA Abrines ha disputado 174 partidos en la temporada regular, con una media de 5,3 puntos, 1,4 rebotes y 16 minutos, además de 11 encuentros en los ‘playoffs’, con una media de 4,4 puntos, 2,3 rebotes y 17,3 minutos. Desde que abandonó los Thunder en febrero, no habían trascendido los motivos por los que dejó el baloncesto, aunque recibió el apoyo de todos sus compañeros y del entrenador, Billy Donovan, que manifestó: “Él forma parte de la familia, y haremos todo lo que podamos para intentar ayudarle a seguir adelante”.

Abrines fichó por el Barcelona en 2012, dos años después de su irrupción en el baloncesto profesional con Unicaja. Con el club azulgrana ganó una Liga, una Copa y una Supercopa y fue nombrado el Mejor Jugador Joven de la Euroliga en 2016. Debutó con la selección española en 2014 y ha disputado 42 encuentros. Obtuvo la medalla de bronce en los Juegos de Río, aunque apenas tuvo minutos debido a una lesión. Y también consiguió la medalla de bronce en el Eurobasket de 2017, aunque tuvo que dejar el equipo debido a una contusión en una pierna y a la presión que ejerció Oklahoma City para que evitara el más mínimo riesgo de que pudiera agravarse esa lesión.

Ahora, Abrines es pretendido de nuevo por el Barcelona. De confirmase su regreso como azulgrana, se integrará en un equipo remozado, que espera la llegada de Nikola Mirotic, también procedente de la NBA, y al que también se ha incorporado otro alero, el estadounidense Cory Higgins, que ya ha sido presentado como jugador azulgrana para las tres próximas temporadas. También está a punto de rubricar la firma oficial el pívot estadounidense Brandon Davies, que la temporada pasada jugó en el Zalgiris.

 

El Barça ata a Higgins, el mejor triplista de la Euroliga

Álex Abrines: “He estado a punto de arrojar la toalla, pero he acabado con esta pesadilla”

Cory Higgins, que ha firmado este miércoles por tres temporadas con el Barcelona, es un alero de 30 años y 1,96 metros. Las tres últimas temporadas ha jugado en el CSKA de Moscú, equipo con el que ha conseguido dos Euroligas (2016 y 2019). La última temporada promedió 14,9 puntos, 2,2 rebotes, 1,8 asistencias y 25 minutos en los 32 partidos que disputó en la máxima competición continental. Su porcentaje de acierto en los triples es de 47,3% en el global de las tres temporadas que ha disputado, el mejor de la competición entre los jugadores que hayan disputado al menos 100 partidos. “Vengo del CSKA, un equipo que ha ganado muchas cosas, y lo que quiero es seguir ganando títulos en el Barça. No soy una persona que ponerme objetivos más allá de mejorar cada día, pero está claro que viniendo de donde vengo lo que aspiro es a ganar títulos”, afirmó Higgins, hijo del exjugador dela NBA Rod Higgins, que coincidió con Michael Jordan, padrino de Cory.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >