Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS DEPORTIVAS OPINIÓN i

Mirotic y la disciplina

Nikola no es un generador de baloncesto. Pesic lo sabe, y por eso ha dado el visto bueno a su fichaje. El baloncesto de los equipos de Pesic se genera, única y exclusivamente, desde el cerebro de Pesic

Mirotic entra a canasta durante un partido con el Barcelona.
Mirotic entra a canasta durante un partido con el Barcelona.

Muy pocos acaban siendo los elegidos para marcar diferencias, o cambiar tendencias. Es el caso este año de Nikola Mirotic con su aterrizaje en Barcelona; a estos profesionales convenimos en llamarlos ahora jugadores franquicia; son las estrellas de toda la vida.

¿Cómo te entrenas para ser un héroe? Es una de las preguntas que Mirotic nos hace cuando entramos en su página web personal. En nuestra humilde opinión, el estatus de estrella solo en casos muy puntuales se lleva de serie (ponga aquí el lector los nombres que se le vayan ocurriendo, y probablemente coincidiremos); en casi todos los demás es fruto de mezclar mejor que los compañeros unos ingredientes que, por separado, están casi al alcance de cualquiera. A una buena calidad física y técnica habrá que sumar un gran entendimiento del juego colectivo, un hambre voraz y mucha, mucha disciplina.

Esto último suele ser lo realmente diferencial en perfiles como el que hoy nos ocupa. No sé si conocen su historia. Hasta los 13 años, a Nikola el baloncesto ni se le había pasado por la cabeza. Era el típico chico alto al que le apasionaba el fútbol pero acaba en nuestro deporte porque no para de crecer y en su entorno les parece una buena idea (por lo visto fue su abuelo el que se había empeñado). Tras hacer caso a su abuelo, siguió haciendo caso a un entrenador personal que le marcó los siguientes años (ha acabado siendo su suegro; superen eso), y tenemos la sensación de que este año va a hacer también mucho caso a lo que le vaya ordenando Svetislav Pesic a lo largo de la temporada.

Para que la apuesta del Barcelona por Mirotic y de Mirotic por el equipo azulgrana salga bien, el ingrediente de la disciplina tendrá que ser de primera calidad. Las declaraciones de Nikola tras sus dos primeras exhibiciones en Liga ACB y Euroliga no han dejado lugar a la duda: “aquí lo importante no soy yo, es el equipo”. Esto parece el típico lugar común al que no hay que prestar mucha atención. En el caso del liderazgo de Mirotic en el Barça, es fundamental hacerlo; Nikola no es un generador de baloncesto, jamás lo ha sido. Pesic lo sabe, y por eso ha dado el visto bueno a su fichaje. El baloncesto de los equipos de Pesic se genera, única y exclusivamente, desde el cerebro de Pesic, que se ha buscado al mejor y más disciplinado finalizador de partidos tipo Pesic posible. Su trabajo de estos próximos meses consistirá en convencer a jugadores como Delaney, Higgins y, sobre todo, Heurtel, cuando se recupere, de que las batallas del Barcelona empiezan en la cabeza del entrenador y, la gran mayoría de ellas, están pensadas para acabar en las decisivas y muy entrenadas manos de Mirotic. Y que en ese proceso industrial, con buena disposición y mucha disciplina, no sobra ningún jugador en la plantilla.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información