Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neto, salvador inesperado en Milán

El portero brasileño se estrena en el Barcelona con siete paradas ante el Inter en San Siro

Neto ante Lukaku, en el Inter-Barça. Ampliar foto
Neto ante Lukaku, en el Inter-Barça. REUTERS

La prensa italiana despertó este miércoles lamentándose por la eliminación del Inter de la Champions, aunque fascinada con Ansu Fati, el niño precoz de la Liga de Campeones. El canterano azulgrana se convirtió en el futbolista más joven en marcar en la Copa de Europa (17 años y 40 días) y San Siro alucinó. “El nuevo Messi castiga al Inter”, tituló el diario deportivo de Turín Tuttosport; “El baby fenómeno”, publicó el Corriere Della Sera; y la Gazzetta Dello Sport se rindió al talento del guineano: “Ansu Fati encanta”. Poco se dijo sobre la participación de Carles Pérez, que se estrenó con una diana en la Champions, mucho menos de Norberto Murara, el portero azulgrana conocido como Neto. El brasileño fue el salvador inesperado en Milán.

“¿Quieres que te diga el once?”, le preguntó, en broma, Ernesto Valverde a una periodista italiana en la sala de prensa de San Siro. “Pensé en hacerlo, pero mejor no”, continuó, entre risas, el técnico azulgrana en la previa del duelo ante el Inter. Sí, en cambio, confirmó la presencia de Neto bajo el larguero del Barça en Milán. “Estará Neto, es un gran portero que todavía no ha podido jugar”, dijo el Txingurri. El brasileño destacó con siete paradas ante el Inter, algunas decisivas como cuando se agrandó ante el gigante Lukaku para cerrarle la portería cuando el marcador estaba 1-1. “Estoy muy feliz de haberlo visto jugar. Lo veo entrenar cada día y sé que es un gran portero. Estaba la expectativa de cómo jugaría, pero nosotros estábamos seguros de que respondería bien, como ha hecho. No era un partido fácil. Es un gran portero”, celebró Valverde la actuación de su guardameta.

Sabía Neto que su lugar en el Barcelona estaba reservado al banquillo. Nadie duda de la habilidad de Ter Stegen bajo los tres postes, como tampoco de su ambición de jugar siempre. El guardameta de Mönchengladbach llevó muy mal, entre 2014 y 2016, su competencia con Bravo y no disimula su disgusto cuando le toca ser suplente de una leyenda como Neuer en la Mannschaft. Sin embargo, este martes Ter Stegen pasó sonriendo por la zona mixta del San Siro tras la victoria ante el Inter. El alemán ya había conversado con Valverde. Tampoco era una situación nueva. De los 31 partidos que se perdió desde que no está Bravo (ahora juega la Liga y la Champions), siempre se quedó fuera del último partido de la fase de grupos la Liga de Campeones. En las últimas tres ediciones, el Barça llegó clasificado al cierre de la primera fase.

Lo que en las últimas dos campañas la oportunidad fue para Cillessen, esta vez para Neto. No lo desaprovechó. El meta brasileño aterrizó este verano en el Camp Nou en un fichaje que tuvo más interés financiero que deportivo. El Barcelona necesitaba cuadrar las cuentas de la temporada y planificó un trueque con el Valencia. Cillessen adquirió la titularidad en Mestalla y Neto se mudó al banquillo del Camp Nou. No le molesta su suplencia. Y ya demuestra que estará listo cuando Valverde lo necesite.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información