Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey Neuer reclama su puesto

Alemania inicia su defensa del título contra México con su carismático portero bajo palos tras un año sin jugar

Alemania - Mexico
Neuer, durante el entrenamiento de Alemania previo a su debut en el Mundial ante México. Getty Images

Poco antes de que Manuel Neuer reapareciera con Alemania tras casi un año sin jugar, el lenguaraz Oliver Khan fue de las pocas voces discordantes que cuestionaban que el meta del Bayern de Múnich desplazara de la titularidad a Ter Stegen, titular durante su ausencia. El exportero internacional defendía al meta del Barcelona por su excelente temporada, por haber disputado la fase de clasificación y por haber estado bajo los palos cuando Alemania conquistó la Copa Confederaciones hace un año. Al término del bolo, y pese a la derrota alemana con la débil Austria (2-1), Khan se maravilló por un par de intervenciones estelares y se retractó de su opinión. “A ese nivel, debe jugar”.

El tiempo de espera para que Neuer se recuperara de su triple fractura en el metatarso del pie izquierdo ha sido una cuestión de estado en Alemania. El seleccionador Joachim Löw y los servicios médicos del Bayern de Múnich y de la federación alemana aceptaron dilatar la recuperación el mayor tiempo posible ante el riesgo de que su capitán pudiera poner en peligro su carrera. Tres recaídas y el clavo que le introdujeron para fijar bien la articulación del pie aconsejaron la máxima prudencia. Todos han hecho lo posible por esperarle. Así que la campeona Alemania inicia la defensa del título logrado en Brasil 2014 (ante México; 17.00, Cuatro) con todos los focos puestos en el pie izquierdo de su portero. “Durante estas semanas lo he visto muy concentrado. Ha participado en todos los entrenamientos y físicamente está bien. Creo que ha recuperado por completo todas las sensaciones, está en buena forma y los dos amistosos que ha jugado está claro que le han ayudado”, defendió ayer Löw en su comparecencia ante los medios de comunicación en la sala de prensa de estadio Luzhniki de Moscú.

La fe que el técnico alemán le tiene a Nuer se ha visto reforzada por el lobby en la caseta que han hecho los jugadores del Bayern, encabezados por los centrales Jerome Boateng y Matts Hummels. Ambos han empujado con fuerza para que su compañero y no Ter Stegen sea el que hoy defienda la portería ante México. “Con su presencia nos tienen más respeto”, avisa Boateng.

“Para mí fue una decisión decepcionante en un principio porque he jugado toda la temporada tratando de exhibir el nivel más alto. En cualquier caso, respeto y acepto la decisión. Apoyaré al equipo y a Neuer al 200%. Manuel ha pasado unos meses difíciles para estar aquí, se merece todo mi respeto”, expresó recientemente Ter Stegen.

 

Como un rey

La titularidad de Neuer responde a una cuestión de jerarquía y liderazgo. A los 32 años, transmite ese halo de autoconfianza con el que Di Stéfano solía distinguir a los porteros buenos de los malos: “Vi a muchos arqueros y los malos, cuando jugaban, eran tipos que estaban obsesionados con no hacer el ridículo. Los buenos son como reyes, nadie se atreve a discutirles y parecen mandar en todo y en todos con una simple mirada”.

Löw no es sospechoso de haberse entregado al grupo que le dio el Mundial —solo sobreviven nueve de los 23 campeones de Brasil— y está muy convencido de la decisión tomada: “Manuel da una impresión de estar completamente seguro de sí mismo”. La decisión de Löw de confiar en un portero que se ha pasado tanto tiempo inactivo camina sobre el alambre de la responsabilidad y lo delicado de la posición. “Si hablamos de qué es lo que supondría menos riesgo está claro que sería alinear a Ter Stegen. Un año es demasiado tiempo sin jugar, pero no hay que olvidarse de quién es Neuer, el mejor portero del mundo”, apunta Santiago Cañizares.

Para el legendario portero Dino Zoff, la decisión debe estar tomada sobre dos planos: “No tiene por qué ser un problema estar un año sin jugar. Todo depende de dos ámbitos, el físico y el psicológico. Si se ha recuperado bien, no debe tener problemas porque es uno de los porteros con más y mejores cualidades que hay. En el ámbito psicológico es importante que se vea que los compañeros confían en él”.

“Tomar bien las distancias y medir los tiempos en las salidas por alto es lo que más notamos los porteros que nos falta cuando llevamos tiempo sin jugar. Es un problema de confianza, lo importante es que quien te ponga esté seguro de la decisión que toma y Löw lo está por lo que ha dicho”, apunta el camerunés Tommy N’Kono, que se pone en la piel de Ter Stegen. “Es difícil de aceptar que el que ha jugado toda la fase de clasificación luego sea suplente. A mí estuvo a punto de pasarme en el Mundial de Italia. Una semana antes el técnico me dijo que no jugaba, pero tres horas antes del partido inaugural contra Argentina cambió”.

“No se puede prescindir de Neuer, aunque Ter Stegen haya rendido muy bien y sea otro gran portero. Neuer es Neuer, lleva años siendo el portero titular, y le he visto bien en los dos amistosos, incluso en el juego con el pie lesionado”, concluye otro mito de las porterías, el belga Jean-Marie Pfaff.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información