Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Tenemos ansiedad”

El Atlético , con 16 tantos en las primeras 16 jornadas, registra la peor marca goleadora de su historia a estas alturas de competición

Javi Calleja y Diego Pablo Simeone, durante el Villarreal-Atlético de este sábado.
Javi Calleja y Diego Pablo Simeone, durante el Villarreal-Atlético de este sábado. Europa Press

El Atlético empató. Un titular hasta ocho veces repetido en lo que va de Liga, en la mitad de las 16 jornadas disputadas. También se repite en demasía un denominador común con el cero en la portería contraria, el sexto partido sin anotar un gol y el quinto empate consecutivo fuera de casa. El Atlético ha perdido puntería para firmar el peor registro goleador de su historia en las 16 primeras jornadas. Dieciséis goles en esos primeros 16 encuentros que también derivan en otro registro descorazonador: los 26 puntos que suma son la peor marca del Atlético en la era Simeone a estas alturas de competición.  “Es normal que cuando se generan tantas ocasiones y no se pueden convertir aparece la ansiedad. A más ansiedad menos precisión. Cuando logremos tener esa tranquilidad seguramente aparecerá lo más importante que tiene el juego que es finalizar lo que se pueda generar”, sintetizó Simeone.

“Me preocupa ganar un partido”, reconoció el Cholo sin mirar más allá ni la clasificación. Al Villarreal no le faltó ni fútbol ni tensión. Y tampoco encontró el gol. “Me voy muy satisfecho con el trabajo y con el punto ante uno de los mejores equipos de Europa”, asumió Calleja, que quiere que la imagen de su equipo mostrada ante los colchoneros tenga continuidad. “Tenemos que competir así todos los encuentros y vaciarnos ante cualquier rival”, dijo el técnico local, que vio cómo su equipo le remató 16 veces al Atlético en el primer tiempo, otra marca histórica en la etapa del Cholo.

Al poco de iniciarse el choque a Simeone ya le sobraba el chaquetón que le abrigaba en la noche gélida y húmeda de Vila-real. El Cholo no veía nada claro lo que acontecía para sus intereses en el terreno de juego con el equipo de Calleja dueño del esférico y frecuentando el área de Oblak. Inquieto como siempre, el técnico argentino era incapaz de permanecer inmóvil en la banda. En el primer acto, el Atlético apenas dispuso de dos llegadas al área de Asenjo, un tiro lejano al palo de João Félix y una vaselina del delantero portugués que se marchó por muy poco por encima del larguero. “João hizo lo que tenía que hacer, picarla un poquito”, dijo Simeone en referencia a la oportunidad desperdiciada. La mejor para el Villarreal la fabricó Trigueros con una gran volea que Oblak, en una gran intervención, evitó que se abriera el marcador.

“Nos encontramos los dos equipos en una situación compleja. Ellos son un equipo que tiene mucho gol y han recibido muchos goles. Hoy mantuvieron la portería a cero y no pudieron marcar. Nosotros empezamos el partido intentando tener más fuerza en mitad de la cancha y detener la primera avalancha de ataque que pudiera proponer el rival jugando en casa después de tanta necesidad. Y a poco fuimos obviamente generando poner jugadores frescos para poder resolver en el segundo tiempo. Se llegó al lugar donde queríamos pero la imprecisión nos está generando ansiedad y esa ansiedad la vamos a calmar primero nosotros con la tranquilidad que le demos a los jugadores”, entiende Simeone. Ambos querían ganar y empataron. Como casi siempre el Atlético.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información