Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerco a Platini y Qatar

La policía pone bajo custodia al exdirigente de la UEFA, sospechoso de haber influido junto al expresidente Sarkozy en la elección del Mundial de 2022 para el emirato

El expresidente de la UEFA, Michel Platini, en una imagen tomada el pasado mayo. En vídeo, Platini se despide como presidente de la UEFA en el Congreso de 2016, meses después de haber sido suspendido por la FIFA.

Michel Platini, expresidente de la UEFA y leyenda del fútbol francés, empezó este martes a dar explicaciones a la policía francesa sobre un caso que se arrastra desde hace años y que ha afectado a su imagen y a la de los dirigentes del fútbol mundial: el de la presunta corrupción en la atribución del Mundial 2022 a Qatar. Después de 15 horas de interrogatorios, fue puesto en libertad sin cargos pasada la medianoche. El caso pone de relieve la confluencia de intereses deportivos, políticos y económicos en una de las designaciones más sorprendentes y polémicas, en tiempos recientes, de una sede de competición internacional.

Las sospechas se centran en un almuerzo celebrado hace nueve años en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia de la República francesa, revelado en 2013 por las publicaciones France Football y So Foot. Unos días después de esta reunión, el comité ejecutivo de la FIFA, al que pertenecía Platini, eligió a Qatar. El emirato competía con Australia, Japón, Estados Unidos y Corea del Sur. La elección de Qatar —un país con poca tradición futbolística y con temperaturas de extremo calor— desencadenó desde el primer momento las especulaciones.

La investigación de la Fiscalía Nacional Financiera debe dilucidar si el 2 de diciembre de 2010 Platini votó en la FIFA a favor de Qatar a cambio de favores del emirato para Francia. El caso también afecta a la concesión del Mundial 2018 en Rusia. El interrogatorio se desarrolló en la sede de la oficina central de la lucha contra la corrupción y las infracciones financieras y fiscales, en el municipio de Nanterre, en las afueras de París. 

Platini “no tiene nada que reprocharse”, dijeron los abogados del viejo 10 de la Juventus y de los bleus en un comunicado citado por la agencia France Presse. El comunicado precisa que “en ningún caso se trata de un arresto, sino de una audición como testimonio en el marco deseado por los investigadores, marco que permite evitar que todas las personas escuchadas y, después, confrontadas, pueden concertarse al margen del proceso”. Según los abogados, su cliente “se expresa con serenidad y precisión, responde a todas las preguntas, incluidas aquellas sobre las condiciones de atribución de la Euro 2016, y ha suministrado explicaciones útiles”.

Ramificaciones políticas

Además de Platini, la policía francesa interrogó a la exconsejera deportiva de Sarkozy, Sophie Dion, y en calidad de “sospechoso libre” a Claude Guéant, ex secretario general del Elíseo, el cargo de mayor relevancia en el palacio presidencial después del jefe de Estado. Un “sospechoso libre” puede abandonar en todo momento el lugar del interrogatorio. El expresidente de la UEFA ya está suspendido de toda actividad vinculada al fútbol hasta finales de octubre por el pago de 1,8 millones de euros que recibió en 2011 del entonces presidente de la FIFA, el suizo Sepp Blatter, primero aliado y luego adversario en la lucha por el poder en el fútbol mundial.

Las pesquisas se centran en el citado almuerzo del 23 de noviembre de 2013 en el Elíseo al que asistió Platini, presidente de la UEFA entre 2007 y 2015. También participaron, según Le Monde, el presidente Sarkozy, Guéant y Dion por parte francesa; y, por parte de Qatar, el actual emir, Tamim Ben Hamad Al Thani, y el jeque Hamad Ben Jassem, entonces primer ministro y ministro de Exteriores. El diario Mediapart, que fue el primero en informar del interrogatorio de Platini, recuerda que Dion dirige en la Universidad de la Sorbona la cátedra de Etica y Seguridad en el Deporte, en asociación con la ong Centro Internacional para la Seguridad en el Deporte, financiada por Qatar.

Antes del almuerzo, Platini dio a entender que votaría a Estados Unidos como sede del Mundial 2022. Cambió de opinión. Blatter, en declaraciones a Le Monde en 2016, explicó que Platini le dijo: “Se me ha pedido que vote a favor de los intereses franceses y mi grupo no votará lo que tácitamente había decidido votar en el comité ejecutivo”. Platini replicó a su antiguo mentor y aliado: “Al asistir al almuerzo del 23 de noviembre de 2010, donde se encontraba el emir actual, imaginé que el presidente Sarkozy habría deseado que yo votase por Qatar. Pero nunca me lo pidió”.

Compra del PSG

France Football aseguró en su momento que en la reunión que discutió la compra del PSG por los cataríes y la creación de una cadena deportiva para competir con Canal+. La contrapartida era que Platini “no diese sus votos a Estados Unidos, como había contemplado, sino a Qatar”. Platini siempre lo ha negado. En junio de 2011, el fondo catarí Qatar Sports Investments compró por 76 millones de euros el PSG, el equipo de Sarkozy. En junio de 2012 se puso en marcha en Francia la cadena BeIN Sports, filial de la catarí Al-Jazeera.

El caso presenta ramificaciones políticas. Por la presencia de dos políticos como Guéant y Dion entre los interrogados. Y por el papel del presidente Sarkozy en las conversaciones entre Platini y los dirigentes cataríes. Le Monde recuerda que un “amigo íntimo” de Sarkozy, Sébastien Bazin, era representante en Francia del fondo de inversiones Colony Capital, propietario del PSG hasta la venta a Qatar Sports Investments. Desde 2013, Bazin es presidente ejecutivo del gigante hotelero Accor. El grupo es patrocinador del PSG y en su consejo de administración se sienta, desde 2017, Nicolas Sarkozy.

Platini es un caso poco común de deportista de élite reciclado en dirigente deportivo. Nacido en 1955 en una familia humilde de origen italiano, comenzó a destacar en los años setenta en los equipos de Nancy y Saint Étienne. Lideró la selección nacional francesa que ganó la Eurocopa de 1984, y triunfó en la Juventus, con la que ganó tres Balones de Oro y una Copa de Europa. Junto a Raymond Kopa y Zinédine Zidane, está considerado el mejor futbolista francés de todos los tiempos. Al retirarse, entrenó a los bleus y después colaboró con Blatter en la organización del Mundial de fútbol. Su paso por la UEFA quedó empañado por las revelaciones les pagos de Blatter. Sumados a la elección de Qatar y a otros escándalos, estos precipitaron una crisis histórica de la FIFA, que Platini aspiró a presidir, sin éxito.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información