Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El entrenador de Venezuela denuncia la “politización lamentable” de la selección

Rafael Dudamel pone su cargo a disposición de la federación después de que el equipo recibiera en Madrid a un representante de Guaidó y, en Chile, al embajador del presidente Maduro

El seleccionador venezolano, Rafael Dudamel, en el partido contra Argentina en Madrid.
El seleccionador venezolano, Rafael Dudamel, en el partido contra Argentina en Madrid. REUTERS

El seleccionador de Venezuela, Rafael Dudamel, ha puesto su cargo a disposición de la federación de su país después de la victoria ante Argentina en el Wanda Metropolitano (3-1) debido a la utilización política de la visita al conjunto vinotinto de un representante del presidente de la opositora Asamblea Nacional Juan Guaidó.

"Hemos recibido una visita siempre importante, por el respeto a la investidura, del embajador de Venezuela en España del presidente Guaidó, como hicimos en Chile con el embajador de Venezuela en Chile del presidente Maduro. Esto lo han politizado de manera lamentable. Entendimos que era una visita para dar un saludo, y se han despachado por las redes sociales politizando una visita que ha sido realmente antiética y muy irrespetuosa", señaló ante los medios de comunicación tras el duelo en relación a la visita al grupo de Antonio Ecarri, designado por Guaidó como su embajador en España.

En este sentido, recordó que durante los últimos tiempos han vivido "con una federación y una selección muy politizadas". "Ha sido una semana muy tormentosa. Afortunadamente, nuestros futbolistas no han dado una gran alegría, una gran demostración de grandeza, de entereza y de dignidad, y por ello me he mantenido firme durante todo este tiempo, pero no puedo permitir que no se respete de esta manera", manifestó.

Así, confirmó que ha hablado con el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Laureano González, y ha puesto su cargo a su disposición. "He puesto mi cargo a disposición porque he sabido que durante todo este tiempo hemos venido conviviendo en aguas muy turbias porque estamos muy politizados. Hoy, lamentablemente, hemos vivido una experiencia muy amarga, muy triste que me tiene muy desilusionado", apuntó.

Dudamel se mostró muy molesto con la actitud de Ecarri. "Hubo un irrespeto, una politización. Se acercó a visitarnos, y nosotros amablemente le atendimos con el acuerdo de que si había una foto o un vídeo era para consumo interno, porque estaba saludando a los futbolistas, y lo politizaron, y eso no lo podemos permitir", explicó, confirmando que estará al frente de la vinotinto en el amistoso del lunes ante Cataluña.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >