Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sinfonía de Arthur o el ‘heavy’ de Arturo

Valverde debe escoger entre la apuesta de posesión que garantiza el brasileño o el ímpetu sorpresivo del chileno

Arthur y Arturo Vidal, antes de un partido de Champions. Ampliar foto
Arthur y Arturo Vidal, antes de un partido de Champions. afp

Una de las prioridades del área deportiva del Barça al configurar la plantilla durante las dos ventanas de fichajes fue que no se repitieran los cromos porque, entendían, con las rotaciones se podría competir de igual manera en LaLiga y la Champions, también en la Copa. “Querían que el equipo tuviera recursos para medirse con cualquier equipo, fuera de toque o de choque, de los que se plantan en su área o de los que aprietan arriba”, señalan desde las altas esferas del club. “Siempre se intenta preservar el estilo con jugadores que se adapten a las características del juego que nos ha definido muchos años, pero no siempre es posible”, admiten desde los despachos del Camp Nou. Así, en verano llegaron dos jugadores para el mismo sitio tan antagónicos como útiles a ojos del entrenador, pues les da tanto protagonismo como piropos. Uno es Arturo Vidal (San Joaquín, Chile; 31 años), que rebosa ímpetu, carácter, desconcierto, fuerza; y el otro es Arthur (Goiânia, Brasil; 22 años), que rezuma clase, criterio, inteligencia, precisión. Así, con la presumible seguridad de que ante el Madrid saldrá de la partida Rakitic —es el tercero que más minutos suma (2.567) tras Piqué (2.700) y Jordi Alba (2.577)—, el otro volante estará entre Arthur o Arturo. Sinfonía o caos.

Valverde cumple con la premisa de las rotaciones con estos dos futbolistas; mientras que Arthur ha jugado 1.531 minutos (862 en LaLiga), Arturo suma 1.369 (821 en la competición doméstica). “Estamos súper contentos con los dos. Con Arthur es lógico porque ha encajado con nuestro estilo porque es de esos jugadores, como De Jong, que sale una vez cada muchos años. Y con Vidal también porque nos da muchísimo y sobre todo características que no ofrece ningún otro medio”.

Los mapas de calor dejan claro que Arthur juega a la izquierda un poco retrasado, pues baja a recibir, toca o gira, siempre con el pase en la cabeza porque suma 811 en LaLiga. Arturo, sin embargo, se despliega por la derecha y más adelantado para tratar de hacer de enlace con Messi, por lo que no es de extrañar que contabilice 533 entregas en LaLiga y 78 de ellas hayan sido para Leo. El brasileño se relaciona más con Alba (158 pases) que con el 10 (74), empeñado en no perder el tesoro. “Contra el Girona, cuando el equipo ganaba por 0-1 y el rival se quedó con uno menos pero empezó a apretar, salió Arthur y el duelo quedó anestesiado”, relatan desde la ciudad deportiva. “Arthur vino para que el estilo perdure. Es muy seguro con el balón, siempre la quiere y la administra bien", le elogió Valverde.

Vidal no garantiza la posesión, pero sí que imprime ritmo y sorpresas. “Es el desorden y por eso lo trajimos, porque es muy diferente del resto”, explican desde el club. Y se remiten a momentos recientes. “En la remontada de Copa al Sevilla, se vio quién es Arturo en el 5-1, cuando robó el balón que Alba centró y Luis Suárez remató”, señalan. Un robo que repitió ante el Valencia, cuando fue a la presión para que Messi lograra las tablas. “Va a un balón que ningún otro centrocampista del Barça iría a apretar”, le elogian desde el club; “porque va y va y va hacia delante. Es por eso que ha hecho pocos goles para lo que llega al área. Pero empezará a sumar tantos porque es cuestión de rachas y siempre está en el sitio”. ¿Pero roba más balones Vidal que Arthur? Las estadísticas dicen que no, puesto que el brasileño lleva 62 recuperaciones por las 44 del chileno. “La clave”, insisten desde el Barça, “es dónde se producen los robos; no es lo mismo cerca de nuestra área que de la del rival”.

Se sabe que el Madrid es un equipo vertical y veloz en las transiciones. Queda por ver qué prioriza Valverde, si el toque o el arrebato. Pero Arthur ha jugado todos los encuentros de la Champions y no perdió su sitio ante el Valencia, el Sevilla en tres ocasiones, el Madrid y el Atlético, pero sí que empezó en el banquillo ante al Athletic y el Atlético, que exigen más en lo físico. Vidal, por el contrario, salió de la partida en esos dos envites y también en el último ante el Valencia, pero perdió la titularidad en el resto a excepción de en el choque copero de ida contra el Sevilla. “De entrada o desde el banquillo, Arturo siempre nos da cosas”, soltó a modo de pista Valverde. Atrás quedan, sin embargo, las salidas de tono de Arturo, que reclamó más minutos al inicio del curso. “Detrás de esa imagen que tiene, es un gran muchacho. Antes de firmarlo, se preguntó a primeras espadas que habían estado con él sobre su comportamiento y todos nos dijeron que no tendríamos problemas”, deslizan desde el club. Con Arthur tampoco dudan: “Es muy inteligente y profesional, un chico de 10”. La noche y el día; música clásica o rock; Arthur o Arturo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información