Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EDUARDO SALETE VELA

Adrenalina a punto de nieve en la estación suiza de Aletsch Arena

Esquí, snow, 'fat bikes', senderismo con raquetas, trineos nocturnos y 'freeride' en uno de los entornos más espectaculares de los Alpes

Estación de Riederalp, Suiza. Ampliar foto
Estación de Riederalp, Suiza. Balder

Una de las mejores experiencias de montaña que tuve el verano de 2017 fue una jornada de senderismo por el glaciar Aletsch (Suiza). Caminando por la lengua de hielo que se pierde por el horizonte, tapizada de simas donde el hielo se torna azul y orlada por picos impresionantes, un esquiador no puede sino imaginar cómo sería deslizarse por estas montañas. Así que la temporada siguiente decidí disfrutar de unos días increíbles de esquí en Riederalp, en el dominio del Aletsch Arena. La sensación que tuve fue la de sumergirme en plena naturaleza en una de las estaciones más bucólicas y encantadoras en las que he esquiado. El dominio de esquí nace de las cumbres desde las que se divisa el impresionante glaciar Aletsch, se extiende ladera abajo dividiéndose en lenguas que bordean las tradicionales casas alpinas de madera del pueblo y se pierden en los bosques de alerces y pinos mejor conservados de los Alpes. Pocas estaciones disponen de un entorno tan espectacular, enclavado en la naturaleza europea casi virgen y con tanto encanto. Uno podría estar una semana flotando por sus pistas en una especie de esquí-zen. Si lo que le gusta es el entorno natural, este es su destino, pero si usted es menos contemplativo que yo y le va más la adrenalina, también puede encontrar retos que en el Aletsch Arena.

Panorama del glaciar Aletsch desde el punto Moosfluh. ampliar foto
Panorama del glaciar Aletsch desde el punto Moosfluh. Balder

[1] Esquí y Snow por la ruta 'Glacier Panorama Tour'

Este es un circuito para esquiadores y snow que recorre las mejores pistas a través de los picos con las vistas más impresionantes del dominio. Veintinueve kilómetros por los que se recorren las regiones de Riederalp, Bettmeralp y Fiesch-Eggihorm. Paradas obligatorias, para disfrutar del paisaje montañoso, son Moosfluh, Bettmerhorn, Eggishorn desde los que se puede divisar el Glaciar y el icónico Matterhorn (monte Cervino, para los italianos). Para los que estén en forma, este circuito se puede hacer en un día: son cuatro kilómetros de pistas negras, 15 kilómetros de rojas y 10 de azules, con un desnivel de casi 950 metros. Para los que nos tomamos las cosas con calma y tardamos un poco más, cada región dispone de cabañas y centros de restauración donde saborear una cerveza.

'Fat BIke', en nieve. ampliar foto
'Fat BIke', en nieve. Balder

[2] Descenso con 'Fat Bikes'

Para los esquiadores que le pegan a la bici esta es una experiencia que no pueden dejar escapar. Primero porque el descenso con MTB por las pistas se realiza después de que estas cierren, así que la estación está entera y exclusivamente a disposición de los riders de invierno. Segundo, porque descubrirán un nuevo concepto de frenada y derrapaje con la rueda trasera, sobre todo, en curvas, muy divertido. Y tercero, porque se realiza por un entorno natural entre bosques nevados, donde solo se escucha el crujido del neumático sobre la nieve y la propia respiración. La ruta recomendada es la bajada de Fiescheralp a Lax, fantástica, eso sí se precisa de técnica y estar en buena forma para disfrutar de los 13 kilómetros de bajada…en algunos tramos vertiginosos.

Esquí Tour. ampliar foto
Esquí Tour. swiss-image

[3] Freeride Ski Tour

La mejor opción para los que disfrutan de la nieve virgen, de la adrenalina y de la naturaleza. En el dominio del Aletsch Arena se puede contratar en las escuelas de montaña y clubes deportivos expediciones, de uno o varios días, lideradas por guías de alta montaña a través de los picos del cantón de Valais, y descender por laderas que no ha pisado nadie. El nivel técnico o físico exigido varía según las expediciones, se recomienda el UNESCO ski tour: Cuatro días través del valle del Parque Natural de Binntal con ascenso a los picos Stockhorn (2.612 metros), Gandhorn (2.467 metros) y Schinhorn (2.939 metros), y descenso por sus laderas al valle. Sin duda, la aventura.

Senderismo con raquetas de nieve. ampliar foto
Senderismo con raquetas de nieve. Balder

[4] Senderismo con raquetas de nieve

Esta es otra de las formas de sumergirse en la naturaleza de montaña que más me gustan, por la oportunidad que da de disfrutar de la alta montaña de forma sosegada. La escuela de esquí de Riederalp ofrece varios hikings de un par de horas, a través de metros de nieve y con vistas espectaculares. La subida al Riederhorn ofrece una visión de 360º a la redonda de más de 100 picos. En la subida a Mooflush se tiene además de esas 100 montañas la visión majestuosa del glaciar.

[5] Trineo nocturno

De vuelta a la infancia a montar un trineo y a disfrutar como si el mañana fuese una quimera lejana, pero con el valor añadido de la nocturnidad entre bosques. La ruta elegida es la misma que para las fat bike, el descenso desde Fiescheralp a 2.222 metros de altitud hasta Lax, 1.046 metros, por 13 kilómetros de diversión. Es necesario llevar casco y linterna frontal, así que cabe la posibilidad de algún revolcón por la nieve, lo que forma parte del excitante viaje. La buena noticia es que al final de la ruta espera una cena con vino de la región y fondue en Fiescheralp.

Restaurante panorámico Bettmerhorn. ampliar foto
Restaurante panorámico Bettmerhorn. Aletsch Arena

Cuadro guía

  • Dormir: Hotel Walliser Spycer, en Riederalp. En un tradicional chalé de madera, respira el encanto de los Alpes y el invierno.
  • Comer: Restaurante panorámico Bettmerhorn, a 2.647 metros, desde donde disfrutar de las vistas del pico Bettmerhorn (2.858 metros), el fabuloso Glaciar Aletsch…y del típico plato Cholera.
  • Acción: Escuela de esquí de Riederalp.
  • Visitar: Villa Cassel, centro para la protección de la naturaleza, fue en su día la casa elegida por Wiston Churchill para pasar sus vacaciones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información