Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrero eleva la Senior Masters Cup

El valenciano se impone al ruso Safin en la final (6-3 y 6-4) y sucede a Costa y Moyá en Marbella

Ferrero, Santana y Safin posan durante la entrega de premios en el Hotel Puente Romano de Marbella.
Ferrero, Santana y Safin posan durante la entrega de premios en el Hotel Puente Romano de Marbella. SENIOR MASTERS CUP

Como si el tiempo no pasara para él, Juan Carlos Ferrero demostró sobre la arena de la pista central del Hotel Puente Romano de Marbella que bien podría seguir compitiendo en el circuito. A sus 38 años, el valenciano mantiene un estado de forma magnífico y lo demostró durante este último fin de semana para elevar el trofeo de la tercera edición de la Senior Masters Cup. Si en las semifinales ante Carlos Moyà ya dejó claro que sigue a tono, en la final contra Marat Safin lo corroboró: 6-3 y 6-4 en una agradable atmósfera de tenis.

“La verdad es que hemos jugado a un gran nivel, espero que el público haya disfrutado”, afirmó el último campeón del torneo de veteranos, que por tercer año consecutivo se disputaba en la arena marbellí. Si hace dos años venció Albert Costa, ahora director del evento, y el curso pasado Moyà, este lo hizo Ferrero, que en el pulso definitivo se impuso a Safin. Pese a tener algo de óxido en las piernas, el ruso también estuvo a la altura y dejó destellos de su calidad, algunos de aquellos golpes que le condujeron a ganar dos grandes y a lo más alto del ranking.

En su día, 2003, también lo consiguió Ferrero, que hoy día disfruta al frente de su Academia en Villena y que pese a haber colgado la raqueta en 2012 aún guerrea en el circuito de veteranos con trazos del Ferrero originario. “Me he sentido muy cómodo en la pista. Se ve que queremos ganar, que la competitividad no se nos ha agotado”, expuso con el trofeo entre las manos, antes de posar junto al otro finalista y al legendario Manolo Santana, maestro de ceremonias del evento oficiado en Puente Romano, con el impulso de la plataforma Tennium.

“Este tipo de torneos nos permite seguir jugando, entrenándonos y mantener el contacto con la competición y los antiguos compañeros. Da gusto poder jugar en España y en sedes con una organización de este nivel”, añadió, mientras Safin se rendía al físico de su rival. “Llevaba casi siete años sin jugar... Y la verdad es que se nota que Juan Carlos está todo el día practicando con los chicos e su academia. ¡Parece que no se ha retirado!”, bromeó el moscovita (38), de la misma generación que Ferrero. Hasta ayer, ambos se habían medido en 12 ocasiones, con un balance de 6-6.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información