Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EDUARDO SALETE VELA

‘Road trip’ por los exuberantes pirineos franceses

Un repaso por cuatro actividades 'outdoor' en la ruta Lourdes - Loudenvielle

Cañón río Gave de Pau, Luz-Saint-Sauveur. Ampliar foto
Cañón río Gave de Pau, Luz-Saint-Sauveur. Balder

Los pirineos franceses surgen de su manto blanco invernal como un vergel de agua y frondosidad orlado por las altas cumbres que albergan valles, pueblos, ríos y lagos excepcionales. Es el paraje perfecto para unas vacaciones activas en plena naturaleza, por ese motivo me decidí a pasar unos días de vacaciones en un road trip por los altos Pirineos. Aquí le dejo las claves por si quiere disfrutar de unas minivacaciones a tiro hecho.

[1] Lourdes. No sé si hay alguna actividad outdoor que se pueda hacer en Lourdes, pero ya que me pillaba de camino para ir a Luz-Saint-Sauveur, decidí pasar noche y visitar ciudad tan egregia. Le aseguro que sea usted creyente o no, el Santuario Notre-Dame le va a impresionar, es como un pequeño Vaticano. Tampoco hay que perderse el “château fort”: un castillo del Medievo que domina la ciudad y que hoy en día es un museo. Pero sobre todo hay que disfrutar del ambiente de Lourdes…puede que en esto yo me llevase una impresión equivocada porque mi exploración de la urbe coincidió con la final del Mundial de fútbol en la que Francia salió vencedora… y la gente en la calle estaba eufórica.

Road Trip por los Altos Pirineos. ampliar foto
Road Trip por los Altos Pirineos. Balder

[2] Luz-Saint-Sauveur. La siguiente parada era el centro neurálgico de la gran competición de esquí de montaña el Altitoy de Ternua, y el objetivo disfrutar la ruta parcour Luz Tyroline. Una serpiente acerada de más de dos kilómetros que serpentea por la cuenca del rio Gave de Pau. 11 vías ferratas mordiendo los gigantes de granito de la quebrada; 16 tirolinas sobre las aguas rugientes, alguna con un vuelo de 260 metros, otras con solo 40, todas relámpagos de emoción; y 4 puentes nepalíes que ofrecen la oportunidad de apreciar la tremenda belleza de este profundo cañón que guarda una incógnita selva de arboleda y sotobosque ribereño. En poco más de dos horas se alcanza el puente del emperador Napoleón III, pero el tiempo invertido en el recorrido parece diminuto. Un “subidón” de adrenalina se apodera de uno. No queda más opción que repetir el recorrido si sabe a poco o, ya que se está en el puente, atreverse con un salto bungee lanzándose al precipicio de 75-90 metros. Y si desea hacer algo de búlder, justo en los pilares del lado derecho hay una gran roca con varias rutas.

Tirolina en Luz. ampliar foto
Tirolina en Luz. Balder

[3] Circo de Gavarnie. Liberado del arnés y el casco, me dirigí a realizar un trekking sosegado. A tan solo 23 kilómetros al sur de Luz, besando Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (España) se encuentra un anfiteatro de 6,5 kilómetros de diámetro, con gradas de 1500 metros de altura y custodiado por 16 picos de más de 3000 metros que construyen una panorámica indescriptible (debe verse con los propios ojos) y que le ha valido el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad: El Circo de Gavarnie. El potencial de rutas para todos los niveles es inagotable, pero si no hay mucho tiempo la mejor opción es la Gran Cascada: Una caída de agua de 420 m, la mayor de Europa, que lanza su velo justo en mitad del circo. La ruta no es dura, desde Gavarnie a la gran cascada son solo 400 metros de desnivel y poco menos de 3 horas por pista y sendero. Una alternativa es la ruta que llega al Hotel du Cirque et de la Cascade, por la que se transita por un sendero algo “colgado” pero muy bello.

Gran cascada, circo de Gavarnie. ampliar foto
Gran cascada, circo de Gavarnie. Altos Pirineos

[4] Col de Torumalet. Después de esta inmersión en una de las naturalezas más grandiosas de Europa, regresé sobre mis pasos hacia Luz y tomé la carretera D918 con la intención de subir al mítico puerto de Tourmalet, la bestia negra del Tour de Francia. No lo subí en bici si no en un Alfa Romeo GIULIA automático, y como sería la pendiente que llegué al puerto cansado. Pero eso sí, maravillado de las oníricas vistas, 19 kilómetros de una belleza excepcional y todo un reto para ciclistas tanto profesionales como aficionados. Hasta puede que en algunos tramos sea más fácil circular en bici que en coche, sobre todo si un rebaño de ovejas se planta en mitad de la carretera y se tumba, literalmente, a tomar el sol impertérrito al tráfico motorizado. Ya en el alto, a 2115 metros de altitud, el ambiente es excepcional, la cofradía ciclista celebrando las gestas individuales, otros haciéndose un selfie con el gigante Octave Lapice…yo en la tienda de souvenirs comprando un pequeño mojón de la carretera D918 con la silueta del gigante.

Ciclistas en el puerto del Tourmalet. ampliar foto
Ciclistas en el puerto del Tourmalet. Balder

[5] Pic Du Midi. Desde la misma tienda en el Tourmalet sale un sendero, más bien una pista de montaña, hasta el Pic Du Midi a 2877 metros de altitud. El ascenso es áspero, sin vegetación de cobertura, con un desnivel de 762 metros y más de seis kilómetros de recorrido, pero la promesa de la maravillosa vista que se va a encontrar en la cumbre vale la pena. Si hace mucho calor se puede refrescar en el Lac D’Oncet a tan solo 4 kilómetros de la cumbre, y si el tiempo se echa encima hay tres opciones: encontrar abrigo en el refugio de montaña a unos 900 metros de la cima, hacer un vivac glorioso, sobre todo si la cúpula celestial se desnuda y muestra todo su esplendor, o dormir en el propio observatorio. Aunque esto último solo es posible si se ha reservado, con seis meses de antelación, la estancia…pero, ahí lo tiene. La alternativa es tomar el teleférico en La Mongie. En la cima se encuentra el observatorio astronómico a mayor altitud de Europa, y uno de los panoramas más impresionantes de los Pirineos: un día sin nubes se puede disfrutar de la vista de más de 300 picos. Yo tuve la gran suerte de ver la mitad de los picos y otro fenómeno cuando las cubres acumulan humedad: el mar de nubes. Pero lo realmente hermoso en este observatorio acontece cuando se pone el sol y el cielo, cristalino, muestra el firmamento como pocas veces se ve. No hablo de estrellas, si no galaxias, nebulosas, sistemas…por algo lo han certificado como “Reserva Internacional de Cielo Estrellado”. El observatorio no solo cuenta con base científica y laboratorios, también dispone de cine, museo, restaurante con las mejores vistas de Francia y, algo que deja los dientes largos, estancias en habitaciones para observar el cosmos. Es una visita obligada.

Un joven astronómo aficionado en Pic Du Midi. ampliar foto
Un joven astronómo aficionado en Pic Du Midi. Balder

[6] Loudenvielle. Desde La Mongie hacia Loudenvielle se pasa por el puerto de Aspin, más pequeño que el Tourmalet, 1.489 m, pero con unos panoramas fantásticos del Pic du Midi, el Arbizon o el valle de Aure…hay que parar en su cima. Loudenvielle se encuentra en el valle del Louron, uno de los valles más hermosos de los Pirineos. Protegido por falanges de picos de más de 3000 metros, con estaciones de esquí a diestro y siniestro, el valle está dominado por el coqueto lago de Génos-Loudenvielle y tapizado por tupidos bosques, pastizales y diminutos pueblos: El paraíso para la bicicleta de montaña. Así que hice una ruta con un guía de Bike Louron. Cuatro horas por ruta circular, la mayor parte del tiempo por senderos de montaña y “single trail” que se abrían como túneles a través de la vegetación, serpenteando por la ribera, o discurriendo por pastos y quebradas. Lo mejor de la jornada fue la visita a las iglesias con frescos de la edad media que escondían las pequeñas aldeas en los altos del valle. Y un saborcillo especial al descender por la carretera que acogió el Tour 2018. Por la tarde tenía reservado hacer parapente con la escuela EPVL, pero una tormenta de verano canceló el vuelo impidiéndome disfrutar del valle a vista de pájaro. La próxima vez. Como no hay mal que por bien no venga, aproveche el tiempo para visitar Balnea, un spa muy especial, y descansar las piernas en piscinas climatizadas al aire libre mientras observaba las montañas. Esto tampoco se lo puede perder.

Ruta BTT por el valle del Louron. ampliar foto
Ruta BTT por el valle del Louron. Balder

Entrada la tarde puse rumbo a Saint-Lary, un pintoresco pueblo del pirineo, joya del valle de Aure perfectamente conectado con la estación de esquí del mismo nombre, que en verano transmuta en Bike-Park, y desde el que se puede recorrer la reserva natural del Mougang. Un broche de oro al Road trip y donde tomé nota para un viaje en invierno... pero esa es otra historia que espero escribir la próxima temporada de esquí.

Cuadro Guía

  • Road trips Pirineos: Rutas planificadas con actividades, alojamiento y comidas en un solo paquete.
  • Alojamiento en Lourdes: Hôtel Gallia et Londres, uno de los clásicos en el centro.
  • Parque de animales de los pirineos: Entre Lourdes y Luz. Ofrecen la posibilidad de pasar una noche con su manada de lobos, y son espectaculares.
  • Luz Tyroline: Empresa de aventuras en Luz.
  • Luzéa: Balneario en Luz inaugurado por la emperatriz Eugenia de Montijo, dicen que sus aguas ayudan a las mujeres a quedarse embarazadas.
  • Restaurante La Tasca: Comida típica en Luz con un amplio abanico de cervezas artesanales
  • Pic Du Midi: Observatorio astronómico mas alto de Europa con: cine, museo, restaurante, eventos y habitaciones para pasar la noche.
  • Balnea: Spa muy especial en Loudenvielle, con piscinas exteriores climatizadas. en
  • Alojamiento en Loudenvielle: Auberge de Germ, Germ es un pueblecito en el mismo valle que Loudenvielle, se puede ir en bicicleta de uno al otro.
  • Bike en Louron: Tienda y guías de ciclismo en Loudenvielle, con una gran oferta de rutas, escuela de BTT y alquiler de bicis.
  • Parapente escuela EPVL: Para contratar cursos, alquilar material o hacer un tándem por el valle del Louron.
  • Alojamiento en Saint-Lary: Hôtel Mercure Sensoria, a tiro de piedra del teleférico, un hotel con sabor a montaña y esquí excepcional.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información