Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lopetegui: “Es un reto apasionante reinventar un Madrid sin Cristiano”

El técnico esquiva hablar de fichajes en la primera conferencia de la temporada y estimula a Bale tras la marcha de CR: "Tiene una oportunidad magnífica de demostrar lo gran jugador que es"

Lopetegui, durante la conferencia de prensa.
Lopetegui, durante la conferencia de prensa. EFE

El día de su presentación como entrenador del Real Madrid le preguntaron a Julen Lopetegui si Cristiano Ronaldo era el mejor futbolista del mundo. El técnico, que meses atrás había declarado que Leo Messi era el mejor de la historia, modificó su discurso. "Cristiano Ronaldo es el jugador que quiero a mi lado siempre. Evidentemente, el mejor del mundo está en el Real Madrid". Poco más de un mes después, el portugués ya no pertenece al club. La salida del jugador más influyente en la historia reciente del Madrid obliga a una reconstrucción. Lopetegui, lejos de esconderlo, asume el reto con ganas. "Como entrenador es un reto apasionante reinventar un equipo sin Cristiano. Hacer un equipo competitivo y con ambición que aspire a todos los títulos. No tengo dudas de que así va a ser", aseguró el vasco en la primera conferencia de la temporada, celebrada en el Hard Rock Stadium de Miami.

"Cuando fiché todavía pertenecía al club, pero pronto manifestó la intención de salir y el club se lo facilitó", explicó sobre la salida del portugués. "Nuestro reconocimiento para Cristiano, es uno de los jugadores más importantes de la historia reciente del club. Deja un legado extraordinario y le deseo suerte". El club buscó reemplazar su salida con la incorporación de Neymar Júnior. El brasileño era la primera y casi única opción para los dirigentes, pero la negativa del Paris Saint-Germain a negociar y del jugador a solicitar su salida han llevado al Madrid a descartar su fichaje este verano. Sin otra alternativa de ese calibre en el mercado, el hombre escogido para asumir el liderazo de Cristiano no es otro que Gareth Bale. El reto se antoja mayúsculo para un jugador incapaz de alcanzar la regularidad en cinco años de blanco. "Tiene una oportunidad de mostrar el magnífico futbolista que tiene dentro", le estimuló Lopetegui, que confirmó su continuidad, prácticamente decidida por el club desde su gol en la final de la Champions. "Estoy muy feliz con Bale. He hablado con él como con todos. Está encantado de quedarse en el Madrid y nosotros de lo que está haciendo".

Al margen de fichajes de primer orden y de la llegada de Álvaro Odrozola y Vinicius Junior, la dirigencia trabaja para reforzar los puestos más débiles de la plantilla. Lopetegui, por el momento, esquiva hablar del tema. "Tenemos pendientes seis excelentes fichajes: Ramos, Varane, Modric, Kovacic, Marcelo y Casemiro. Estamos encantados con la plantilla que tenemos y si no viene o no se va ningún jugador seré un entrenador feliz. No vamos a hablar de hipótesis. Estoy convencido de que con la plantilla que tenemos vamos a afrontar todas las exigencias", aseguró el entrenador. De ese grupo sí formará parte Vinicius, hasta ahora la gran atracción de los blancos. "Es un chico muy joven y muy bueno para la edad que tiene. Tiene mucha calidad y está trabajando con nosotros. Genera ilusión", reconoció. "Hay que ayudarle a la adaptación al fútbol europeo. Que tenga una licencia u otra es anecdótico, va a estar trabajando con nosotros", amplió Lopetegui haciendo referencia al hecho de que el Madrid le haya inscrito como jugador del juvenil A.

El debut del atacante podría producirse la próxima madrugada ante el Manchester United (2.05 hora española, beIN Sports) en el primer partido de la pretemporada madridista. "La importancia de este partido es para preparar la temporada en todos los aspectos e ir cogiendo confianza. El Manchester afronta su quinto partido, pero esperemos estar a la altura y seguir preparándonos para la Supercopa", dijo el vasco. El Atlético espera en 15 para el primer título de la temporada, la primera gran prueba para el Madrid del Lopetegui. Por el camino, tres amistosos y la obligación de empezar a reinventarse sin Cristiano.