Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lopetegui: “La lealtad es decir la verdad”

El día de su presentación con el Madrid, el exseleccionador dice que el ocultismo es malo y que él hizo las cosas con honestidad

Florentino posa con Lopetegui.

A las 19.10 de la tarde apareció Julen Lopetegui por el palco de honor del Santiago Bernabéu. Una hora después de que Fernando Hierro diera la rueda de prensa previa al debut de España contra Portugal en el Mundial de Rusia. "Ayer [por el miércoles] fue un día, posiblemente desde la muerte de mi madre, el más triste de mi vida, pero hoy es el más feliz de mi vida", dijo el nuevo entrenador del Real Madrid. Ha firmado para las tres próximas temporadas. Aseguró que sabe lo que es la lealtad, que la aprendió en la cantera blanca a la que llegó con 18 años.

El martes por la mañana Lopetegui estaba en Krasnodar dirigiendo el entrenamiento de la selección; por la tarde se anunció su fichaje por el Real Madrid —al que se incorporaría terminada su aventura en Rusia— y el miércoles por la mañana Luis Rubiales le despidió. Según la Federación —que el martes emitió dos comunicados en 20 minutos: uno a las 17.28 diciendo que la RFEF había estado "en todo momento en contacto con el Real Madrid y al tanto de las negociaciones" entre el técnico y su futuro equipo; y otro, tras borrar el primero, a las 17.45 en el que desapareció esa frase y apareció otra en la que se aseguraba que la RFEF recibiría "el pago de la cláusula de rescisión"—, no había otra decisión posible.

Lopetegui aterrizó por la mañana en Barajas y por la tarde se puso traje y corbata para su presentación en el Bernabéu. Lo hizo arropado por su mujer e hijos y acompañado por el presidente Florentino Pérez. "Es un acto que queríamos llevar a cabo tras la finalización del Mundial y tras un nuevo triunfo de la selección, pero una serie de circunstancias han hecho que estemos aquí hoy", explicó el máximo mandatario del club. Pérez aseguró que el Madrid puso la transparencia por delante, que en cuanto alcanzó un acuerdo con Lopetegui se lo comunicó a Rubiales. "Es un acuerdo al que llegamos en el ejercicio de las libertades de ambas partes, para trabajar juntos después del Mundial y respetando la cláusula. Pensamos, además, hacerlo público por una muestra de transparencia. Quienes mezclan este acuerdo con supuestos actos de falta de lealtad, tienen un sentido patrimonial de las personas e instituciones, felizmente superado en la España del siglo XXI", prosiguió Pérez. “Fue una absurda reacción de orgullo mal entendido”.  

Hasta este jueves por la tarde sólo se había escuchado la versión de Rubiales, el presidente de la RFEF que se siente traicionado y que prescindió de manera fulminante del seleccionador que llevó España al Mundial. Lopetegui contó su versión. Lo hizo cuando le recordaron que Rubiales no dio argumentos deportivos para despedirle.

Despedida surrealista

"La lealtad es decir la verdad, en cuanto había algo que decir el primero que lo supo fue él [Rubiales] y el escenario fue de felicitación, desde el Madrid y desde la RFEF. Estaba prevista una rueda de prensa y Rubiales me pide que le espere para darla porque él no estaba en Krasnodar. Le espero a pesar de que yo quería comparecer ese mismo día. Lo que pasó posteriormente lo desconozco. Tengo claro que la única manera de sacarlo adelante era ser honesto con todos porque el ocultismo es malo y yo no lo quería. Los jugadores lo entendieron perfectamente, es más, ese día fue el que mejor entrenamos", explicó Lopetegui. "El de la despedida fue un día surrealista. Una de las cosas bonitas es que el respeto y el cariño de los jugadores es algo que no se regala, me lo mostraron porque nos lo hemos ganado con el trabajo. A última hora nos han dejado fuera de ese sueño", comentó. Le preguntaron también por las palabras de Rubiales que el miércoles aseguró que estaba convencido de que a Lopetegui le hubiera gustado que las cosas se hicieran de otra manera. ¿Cómo le habría gustado hacerlas y le gustó como las hizo Rubiales? "A mí me hubiera gustado que él lo hiciera de otra manera", contestó.

El despido hace que el Madrid ya no tenga que pagar los dos millones de cláusula como se había acordado. Lopetegui, que había renovado hasta 2020, tendría que cobrar también los años de contrato que le restaban. El escenario ha cambiado de forma tan repentina y radical que el martes se especulaba sobre la posibilidad de que Lopetegui no tuviera vacaciones —la final, de llegar España, es el 15 y el Madrid empieza la pretemporada el 16— y 48 horas después el técnico pisaba su nueva casa.

"Animaré a la Roja como un español más"

Le preguntaron a Lopetegui si, después de lo ocurrido, le quedaban ganas de ver el debut de España contra Portugal. “Sin ninguna duda, animaré como un español más, me siento partícipe de ese equipo y estoy seguro de que haremos un magnífico Mundial a pesar de todo”, respondió. Recordó que en sus dos años en la selección, el grupo pasó las de Caín. “He tenido cuatro presidentes de la Federación en dos años, hemos sobrevivido con la fuerza del grupo y con esa fuerza volveremos a ser campeones del mundo”, prosiguió.

En cuanto al Madrid, dijo que sabe que la exigencia es máxima. “Sé que aquí no todo vale, con lo cual vamos a tratar de dar lo mejor y a luchar para estar a la altura de la historia de este club e incluso mejorarlo. Me siento capacitado para tamaña aventura”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.