Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Osorio carga contra Neymar sin nombrarlo: “Este es un deporte de contacto y no de tantas payasadas”

El seleccionador de México dice que el exceso de teatro del astro brasileño "es vergonso para el fútbol"

Juan Carlos Osorio, durante el Brasil-México (2-0), disputado en Samara.
Juan Carlos Osorio, durante el Brasil-México (2-0), disputado en Samara. REUTERS

Una pregunta al seleccionador de México, el colombiano Juan Carlos Osorio, sobre el bajón de la intensidad de su equipo en la presión durante el segundo tiempo desencadenó una respuesta plena de ira. La figura de Neymar y su exceso de rodadas por la hierba cuando Brasil ya se había adelantado en el marcador enfurecieron al técnico del Tri. Osorio no nombró al astro brasileño en su diatriba, pero sus andanadas no dejaron duda de quién era el blanco del airado discurso que pronunció. “Desafortunadamente es una vergüenza para el fútbol”, advirtió Osorio, al que las gafas le conferían el rictus de un profesor cabreado, “que se pierda tiempo en un solo jugador”. “La pérdida de la vehemencia con la que jugamos en el primer tiempo tiene que ver mucho con el arbitraje, en repetidas ocasiones fue muy sesgado y mis jugadores se fueron cansando”.

A Osorio le desquició sobremanera la sobreactuación de Neymar tras un lance con Layún. “Cada interrupción del juego luego se retrasaba, hubo una que se demoró cuatro minutos, me parece que eso no es un ejemplo para el mundo del fútbol, sobre todo para los niños que vieran el partido”, prosiguió antes de refugiarse en el tópico del fútbol como deporte varonil y vigoroso: “Esto es un juego de determinación y virilidad, es un juego de hombres, como se juega en otros deportes y no con tanta payasada”. Preguntado por qué no había nombrado a Neymar para acusarle directamente, Osorio se revolvió: “Usted lo ha mencionado, no yo, es su interpretación”. Layún también estuvo severo con la actitud de Neymar: "Si no quiere que le toquen que se dedique a otra cosa y si quiere acostarse tanto en el suelo que se compre una cama"

53% de posesión

Antes de cargar contra Neymar, Osorio había explicado que México tuvo el 53% de posesión: “Eso nos dio el control del partido”. “Jugar mano a mano contra un equipo como Brasil habla muy bien de la postura y de la actitud de México. Nos faltó la eficacia y la calidad extra que tienen ellos en el último tercio”, analizó. “Es un proceso en el que México debe continuar intentando tener más jugadores en Europa, como los brasileños, que juegan cada fin de semana con los mejores del mundo”, abundó Osorio, que debe decidir en los próximos días si acepta su continuidad o prefiere desarrollar el proyecto que le ofrece la federación estadounidense.

Cuando Osorio se marchó, Neymar compareció junto a Tite tras ser elegido mejor jugador del partido. Este no consintió que Neymar respondiera al entrenador colombiano. Prefirió ajustar cuentas de seleccionador a seleccionador. “Neymar no ha hecho nada, le han pisado a él. Él solo tiene que jugar el balón, los árbitros que piten y los entrenadores que hablen. Él que juegue”. Sobre la jugada del pisotón que, según el preparador de México, Neymar exageró demasiado, Tite afirmó que “ahí está el vídeo”.

“No me importa la crítica porque eso podría incidir en mí”, zanjó Neymar, “en los dos últimos partidos no quise hablar con la prensa porque no quería polémicas. Hay mucha gente hablando. Yo solo quiero jugar y ayudar a mi equipo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información