Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El caos reina en las elecciones a la presidencia de la Federación

El candidato Luis Rubiales solicita medidas cautelares contra la decisión del TAD de aplazar las elecciones

Luis Rubiales, candidato a la presidencia de la Federación, acompañado por dos miembros de su equipo, González-Cueto (izquierda) y Alfonso Olivares.
Luis Rubiales, candidato a la presidencia de la Federación, acompañado por dos miembros de su equipo, González-Cueto (izquierda) y Alfonso Olivares. EFE

La parálisis, el esperpento y el desgobierno siguen presidiendo el proceso electoral a la presidencia Federación Española de Fútbol. Ocho meses después de la detención, la suspensión y la destitución de Ángel María Villar no hay fecha para las elecciones tras la decisión del miércoles del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) de aplazar los comicios que estaban fijados para el próximo lunes nueve de abril. Este último capítulo es uno más de la guerra sucia que mantienen los dos candidatos, Juan Luis Larrea y Luis Rubiales. Ambos se culpan de este último retraso que ha vuelto a arrastrar por los suelos la imagen del fútbol español. Larrea defiende que fue Rubiales el que interpuso el recurso ante el TAD y este que él no solicitó al tribunal la suspensión del proceso electoral, sino el cambio de fecha del Villarreal-Athletic, coincidente con las elecciones para que Óscar de Marcos, como asambleísta, pudiera ejercer su derecho a voto.

El aplazamiento, que trata de frenar Rubiales solicitando medidas cautelarísimas contra la decisión del TAD, puede llevar las elecciones a las últimas semanas de mayo, a muy pocos días de que la selección se concentre para el Mundial. De momento, la renovación del seleccionador Julen Lopetegui sigue paralizada al no haber presidente y toda la logística para la cita mundialista queda por el momento en manos de la junta gestora. Solo si se admiten las medidas cautelares solicitadas por Rubiales habría elecciones el próximo lunes. El caos reinante es absoluto.

Rubiales convocó una rueda de prensa para mostrar su descontento con la decisión del TAD. “Es injusto e ilegal lo que se ha hecho. Es la tercera vez que el TAD demora las elecciones a la Federación. Con la moción de censura, con una cosa vergonzosa como revisando sus propias decisiones. Han aplazado algo que no se ha pedido. Es deliberadamente tendente en este proceso de elección. Esto beneficia a los que no quieren que se elija presidente porque saben que voy a salir yo”.

Para el expresidente del sindicato de futbolistas (AFE), el TAD ha ejecutado una maniobra premeditada. “Teníamos una comunicación de que se reunían el jueves. El miércoles llamamos para decirles que íbamos a desistir de alguno de los recursos presentado. Fallaron con mucha prisa. Lo hicieron dos o tres horas más tarde, en un miércoles, cuando nos dijeron que se reunían el jueves. No nos van a poder parar. El cambio es imparable”, sentencia Rubiales, que también cargó contra Javier Tebas, presidente de LaLiga y contra José Ramón Lete, Secretario de Estado para el Deporte que había mostrado su enfado por el retraso. “Se está haciendo un gran daño al fútbol español”, advirtió Lete. “Lo que pudo hacer es llamar a Tebas y decirle que no era democrático”, reprocha Rubiales al presidente del CSD. “ Tebas no cree en la democracia porque pone un partido sabiendo que hay un jugador que tiene que votar. Si esto estaba pensado para fallarse hoy, sabiendo que íbamos a retirar algunas cosas, y se falla ayer, pues es como mínimo llamativo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información