Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el director ejecutivo del Comité Olímpico de EE UU por los abusos sexuales en la Gimnasia

Scott Blackmun es el último ejecutivo en caer por el escándalo de Larry Nassar, el médico que abusó de centenares de deportistas

Scott Blackmun, director ejecutivo del Comité Olímpico.
Scott Blackmun, director ejecutivo del Comité Olímpico. REUTERS

El director ejecutivo del Comité Olímpico de Estados Unidos, Scott Blackmun, presentó su dimisión este miércoles ante la presión por el escándalo de los abusos sexuales del médico Larry Nassar. Blackmun es el último cargo en abandonar su puesto por las críticas sobre las agresiones del que fuera doctor del equipo olímpico de Gimnasia. Durante más de 20 años, Nassar abusó de centenares de menores y jóvenes deportistas, entre ellas estrellas de primer nivel como Simone Biles o Aly Raisman, ambas campeonas olímpicas.

Blackmun trató de salvarse. Desde que el caso Nassar atrapó la atención mediática el pasado enero, el director —el cargo más alto en caer— pidió y consiguió la dimisión del número uno de la Federación de Gimnasia y de todos los miembros del consejo directivo. Por el camino también cayeron el vicepresidente y el tesorero de la organización, así como la presidenta de la Universidad Estatal de Michigan, donde Nassar también fue médico.

Pese a que en todo momento defendió el buen operar del Comité Olímpico, Blackmun cayó tras conocerse que la organización no intervino en 2015 pese a recibir quejas de posibles abusos sexuales de Nassar. “Este es un momento crítico para el Comité Olímpico de EE UU. El importante trabajo que Scott empezó tiene que continuar y requerirá la más estricta atención tras las décadas de abuso de Larry Nassar hacia deportistas de la Gimnasia estadounidense”, explicó en un comunicado Larry Probst, el presidente del Comité.

En enero Nassar fue a condenado entre 40 y 125 años de cárcel, que se suman a una pena de 60 años que ya cumplía por delitos de pornografía infantil. Su caso conmocionó al país y quedará registrado como uno de los mayores abusadores del deporte estadounidense. En total, al menos 160 víctimas han salido a la luz.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información