Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimiten todos los directivos de la Federación de Gimnasia de EE UU por el escándalo de los abusos sexuales

El caso Nassar ha agitado las estructuras de la gimnasia estadounidense. El Comité Olímpico ha anunciado una investigación

FOTO: Una de las víctimas de Nassar en su declaración el pasado miércoles. / VÍDEO: Condena a Nassar.

Los directivos de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos anunciaron este viernes su dimisión por el escándalo de los abusos sexuales cometidos por Larry Nassar, el hombre que durante dos décadas agredió a 156 menores y jóvenes mujeres como médico del organismo y de la Universidad Estatal de Michigan. La rectora de esa universidad así como el presidente, el vicepresidente y el tesorero de la Federación ya dejaron sus puestos esta semana, también como resultado de la presión ejercida por las víctimas durante el juicio al doctor, condenado el miércoles a hasta 175 años de cárcel.

El jueves, el presidente del Comité Olímpico estadounidense anunció una investigación independiente y amenazó con retirar el certificado deportivo a la Federación si sus 18 directivos no tomaban la drástica medida anunciada hoy. La reacción llega tras siete días de deposiciones en el juicio a Nassar, en las que las víctimas acusaron a la Universidad y la Federación de proteger al doctor frente a sus quejas. Durante años, entrenadores, directores deportivos y amigos de Nassar despreciaron cualquier sospecha de las niñas, muchas de ellas menores.

El caso ha conmocionado al país y promete tener más consecuencias. Un grupo de congresistas ya ha afirmado que realizará también una audiencia sobre el asunto así como una investigación. Este viernes, otros empleados de la Universidad Estatal de Michigan señalados por las víctimas también renunciaron a sus puestos.

Durante años, Nassar manipuló a sus víctimas y se aprovechó de su gran reputación para realizarles su “tratamiento especial”, que consistía en introducir sus dedos en los genitales de las pequeñas para remediar sus lesiones físicas. No importaba si sus molestias eran de espalda, piernas o incluso tobillos, cualquier excusa le valía al médico para abusar de ellas, muchas menores de edad. Pero también se aprovechó de adolescentes e universitarias, numerosas de las cuales competían en el equipo olímpico y son reconocidas estrellas como Simone Biles, Aly Raisman y McKayla Maroney. La mayoría de ellas se encuentran entre las más de 150 que testificaron a lo largo de la semana pasada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información