Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agredido en el descanso de un partido un futbolista de Alma de África

El africano Semedo, del equipo de fútbol que sirve de hilo conductor a la serie The New Arrivals, recibió un puñetazo de un jugador del equipo contrario

Semedo abandona el hospital donde fue atendido este sábado en Algeciras.
Semedo abandona el hospital donde fue atendido este sábado en Algeciras.

Uno de los jugadores del equipo Alma de África, que es el hilo conductor de la serie The new Arrivals sobre inmigración que publica este diario desde hace un año, fue agredido este sábado durante el descanso de un partido de la tercera andaluza por un jugador del equipo contrario. Un futbolista de Los Cortijillos, un equipo del municipio gaditano de Los Barrios en cuyo campo se disputaba el partido, pegó un puñetazo en la cara al delantero Pedro Semedo cuando se dirigía al vestuario. “Yo venía solo con el presi, se acercó por detrás un jugador de los contrarios y me gritó: ‘Cuando termine el partido te voy a arrancar las trenzas’. No hice nada, pero él se adelantó y me pegó un puñetazo”, explica el africano por teléfono. “Me quedé helado”, añade el presidente del club, Alejandro Benítez, que tras llamar a una ambulancia y alertar a las autoridades ordenó a sus jugadores que cogieran sus cosas para regresar a su ciudad, Jerez.

El jugador, que nació en 1986 en Guinea Bissau y tiene también nacionalidad portuguesa, es un veterano del club. Semedo abandonaba el campo con el presidente, y actual entrenador de Alma de África, tras una primera parte en la que, explica, había tenido varias enganchadas con intercambio de alguna patada y algún empujón con el jugador que después le agredió. Fue trasladado en ambulancia a un hospital en Algeciras, donde fue atendido. “Hoy fuimos a poner una denuncia. A ver qué ocurre”, explica. La denuncia fue interpuesta este domingo ante la Guardia Civil.

La versión de los hechos de Semedo no coincide con la que ofrece al teléfono presidenta del club de Los Cortijillos, Mari Ángeles Gallego. Esta matiza que “dado que la agresión se produjo en el descanso, solo estaban de testigos cuatro jugadores por lo que hay que atenerse a lo que cuentan”. Según Gallego, su jugador le cuenta que Semedo "entró [a los vestuarios] buscando al compañero con el que había tenido el encontronazo en la primera parte”. “Él [el agresor] se giró, se lo encontró y él le pegó. No negamos que eso se produjese, pero que lo hizo en defensa propia”, añade la presidenta.

Aunque los jugadores de Alma de África han sufrido en ocasiones insultos racistas, el entrenador Benítez asegura que en esta ocasión no hubo referencias a la raza o el color de sus jugadores. “Yo creo que no hubo insulto racistas, dijo eso de las trencitas”.

The New Arrivals

Cuatro millones de inmigrantes han llegado a España en dos décadas en avión, en patera o saltando la valla. Más de un millón de personas pidieron asilo en Europa en 2016. EL PAÍS cuenta, en un proyecto de 500 días con los diarios The Guardian, Der Spiegel y Le Monde, cómo se adaptan estos nuevos europeos y cómo Europa se adapta a ellos. Una mirada a un fenómeno que está transformando España y el continente

El equipo Alma de África nació en 2013 como un proyecto social para que los inmigrantes que jugaban informalmente los domingos en La Pradera, una inmensa explanada de Jerez donde se llegó a jugar al polo, se encuadraran en un equipo. La mayoría de sus jugadores llegó a España irregularmente, en patera, saltando la valla de Melilla o en los bajos de un camión, algunos de ellos cuando aún eran menores. En el equipo también hay un pequeño número de futbolistas andaluces. La federación Andaluza de Fútbol les permitió inscribirse con sus pasaportes pese a no tener papeles varios de ellos y es un equipo federado que juega en la segunda de Cádiz.

Critica con dureza la actitud de los responsables de Los Cortijillos: “Ni la presidenta, ni el delegado, ni el entrenador, ninguno se interesó por mi jugador. Una actitud vergonzosa”, se queja el entrenador de Alma de África. Habían llegado al descanso con un empate a cero. La segunda parte del partido no llegó a celebrarse. El presidente de Alma de África pidió al árbitro que lo suspendiera , pero este alegó que no podía hacerlo, según Benítez. “Pondré que nos retiramos”.

La presidenta de Los Cortijillos añade que “dado que Alma de África se negó a jugar no se pudo continuar con el partido”. Gallego lamenta el revuelo causado y aclara que no habían tenido antes encontronazos similares. “Nosotros hemos llegado incluso a pedir respeto entre los asistentes a partidos cuando hemos escuchado cosas que no nos gustaban en referencias al equipo contrario”. Igualmente, Gallego censura que tras la agresión, “varios de ellos [los jugadores de Alma de África] lanzaron insultos a través de las ventanas del vestuario, aunque seguramente eso no lo haya contado”.