Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nairo: “Los ciclistas hemos sido conductores del proceso de paz”

El ciclista colombiano dialoga sobre el valor del ciclismo en su país y su aportación a una negociación con la guerrilla que siempre ha apoyado, y habla de cómo ganará el Tour

Nairo Quintana, tras la etapa del miércoles de Colombia Oro y Paz. Ampliar foto
Nairo Quintana, tras la etapa del miércoles de Colombia Oro y Paz. Bettini Photo

Mariana era apenas una niña recién nacida cuando su padre, Nairo Quintana, la subió en brazos al podio de su Giro de Italia. El miércoles pasado, mientras respondía a la entrevista en un hotel de Cali, Quintana estaba pendiente también de que le llegara la tarta de cumpleaños a su hija, que cumplía cuatro años y lo celebraba en el hotel con toda la familia, padres, abuelos y tíos. La celebración le pilló por primera vez a Nairo, que cumplió el domingo 28 años, compitiendo en Colombia, donde cualquier detalle tiene casi trascendencia simbólica. Y, más allá de escalar puertos de ontaña en bicicleta, Nairo es consciente y trabaja el valor de los símbolos.

Respuesta. Es bastante especial y muy bonito correr en casa una carrera internacional. Después de habernos empeñado, de haberme empeñado, en casi exigir un tipo de carreras de esta categoría, el verla hoy rodando es un orgullo. Es decirle al mundo y a ustedes, que tanto intrigados estaban antes, qué es Colombia, cómo es Colombia, la gente, la comida... Hoy lo pueden vivir y lo pueden contar al mundo qué es Colombia.

Pregunta. Y colma la necesidad de cualquier deportista de competir ante su fanaticada, algo que, por las circunstancias de su país, se les negaba a ustedes…

R. Se siente a la afición hasta entrenando. Y aquí, en carrera, diferentes sitios de Colombia que uno no puede pasar entrenando, y lograr llegar a ellos y escuchar sus voces, los gritos de los niños, de los viejos, de toda una mezcla de generaciones, es bonito. De pronto es hasta un reconocimiento, pensándolo, que le hace el ciclismo a los ciclistas que hemos ayudado a llevar al ciclismo colombiano a este nivel en el que está hoy.

P. Todas las figuras colombianas de ahora se hicieron figuras emigrando a Europa muy jóvenes. ¿Esta es la consecuencia de aquel paso?

R. Sí... Es una decisión que no la tomamos nosotros. Fue básicamente probando suerte y por las cualidades que se encontraban. Gracias a eso se ha visto todo lo que vemos hoy. Esperamos que parte de lo que se vive en esta carrera internacional se transmita en el calendario nacional y sigan creciendo más jóvenes de talla mundial.

P. ¿Un proceso duro de vivir?

R. Hemos visto que han venido creciendo y han venido saliendo año a año, tras ese proceso que se ha venido llevando siempre activado por las críticas, por los empujones, por todo lo que se hace, se va obligando a los gestores a llevar un mejor ciclismo y así hemos visto que ha subido otro corredor al EF del WorldTour, otro al Sky, otro al Quick Step, de otro tipo de características de lo que era el esencial ciclista colombiano. Ahora tenemos ciclistas sprinters, también de crono, y seguramente seguirán saliendo figuras si se sigue llevando un proceso correcto.

P. ¿Ha influido tanto como se escribe el ciclismo en la conciencia colombiana y en el proceso de paz?

R. Se ha hecho un trabajo. Hemos sido unos conductores para ese proceso. Desde que había la guerra nuestras alegrías eran como pañitos de agua tibia para tanta gente que había sido afectada, y luego, a medida de eso, fuimos conductores de esa paz de ir relacionando esto con esto; nosotros, los deportistas en general, y luego, los artistas, para que se llevara a cabo este proceso. El presidente ha apostado por eso y, como en todos los lados, ha tenido críticas fuertes, ha tenido otras críticas favorables...

P. Y usted, empujando siempre…

R. Personalmente estoy muy contento de que se logre la paz porque es un gran desarrollo para nuestro país, por la economía, el turismo, la agricultura, la investigación y...

P. ¿Y la vida cotidiana?

R. Y la vida cotidiana, claro. Yo, nunca, nunca, nunca vi un guerrillero con pistolas, con escopetas, con..., no, nunca lo vi. Pero sabía, y escuchaba y sentía a la gente, que en realidad estaba en guerra todos los días, y necesitábamos la paz. Una paz de este conflicto interno que no nos lleva a ningún lado y que se puede manejar y tenemos que pagarlo. Lo pagaremos. Pero es bueno que lleguemos a un acuerdo, y nosotros seguimos siendo conductores para que este proceso se finalice y todos quedemos en paz.

P. Su hermano mayor, soldado, estuvo luchando contra la guerrilla...

R. Él fue parte de las fuerzas especiales del ejército. Tuvo que luchar en diferentes partes, pero para él era lamentable todo el mismo pueblo matándose entre el pueblo, ¿sí?, sabiendo que a veces muchos temas de esos son políticos. Y dicen, bueno, ¿por qué no se buscan los políticos y se matan entre los políticos? Y es triste y es lamentable, pero de esa manera funcionan las cosas.

P. Colombia tiene los mejores ciclistas del mundo y ya tiene una carrera internacional, pero no un equipo a ese nivel…

R. En su día nació un equipo profesional del gobierno de Colombia. Nos hemos dado cuenta de que tenemos el Manzana Postobón, profesional continental, y la idea era llevarse un proceso para llegar a ProTour. No es fácil por la economía. Realmente aún a las empresas les cuesta y les da miedo apostar, porque es bastante dinero. Pero yo creo que por aquí se inicia. Si se sigue manteniendo esta carrera con buena organización, con buenas carreteras, seguramente las empresas se irán a atrever. De momento todos están muy contentos. Eso le agrada a las empresas para apostar por un buen ciclismo.

P. Y si usted gana el Tour, ya sería la guinda que coronara todo…

R. Apostamos todo por el Tour este año. Vamos a hacer unas carreras previas, está claro, en las que llevaremos un buen nivel, como siempre, pero hemos venido trabajando solo para el Tour. Se retoma algo de otros años, pero es un año particular. Ya no apostamos Giro-Tour, ya no apostamos en comenzar con esa necesidad que antes tenía el equipo, de comenzar a ganar temprano y hasta lo último, siempre exprimiendo, exprimiendo... Ya hay corredores que nos van a facilitar más ese tipo de necesidades y ahora hemos crecido, podemos reorganizarnos mejor y ahí estamos apostando para el Tour.

P. ¿Fue, entonces, un error correr Giro y Tour el año pasado?

R. Sí. realmente está claro que fue un error porque no hicimos bien el Tour, ¿no? Y los errores se pagan. Lo pagamos muy duro en el Tour. Y aún lo sigo pagando, porque hay gente que se le olvida y dice, 'no, pero es que tú tenías que haber ganado'. Pues claro que sí, y yo soy el primero en querer ganar, pero cuando el cuerpo te dice nomás, es nomás. Y había venido con una serie de carreras y sobreesfuerzos años atrás que han sido brutales. Y conectar una temporada con otra intentando apostar Giro y Tour se nos fue de las manos.