Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ultra detenido por apuñalar a otro radical estuvo implicado en el asesinato de Aitor Zabaleta

El agresor, de 40 años y con antecedentes, dejó herido de gravedad a otro hincha atlético, de 22 años, tras apuñalarlo en un muslo, en un brazo y en la espalda

Ignacio Racionero, hace 20 años a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid para el juicio por la muerte de Aitor Zabaleta.

El hombre detenido la pasada madrugada como presunto autor del triple apuñalamiento de un aficionado ultra del Atlético de Madrid en las proximidades del Wanda Metropolitano ha sido identificado como Ignacio Racionero Fernández, otro radical que ya estuvo implicado en la muerte del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en diciembre de 1998, según han informado a este periódico fuentes de la investigación.

Racionero Fernández fue arrestado cuando tenía 21 años como sospechoso de ser el autor del asesinato de Zabaleta y pasó 11 días en prisión preventiva en la prisión madrileña de Soto del Real. Sin embargo, fue finalmente exonerado del crimen. Solo hubo un procesado, Ricardo Guerra, que fue considerado culpable por un jurado popular en el año 2000. En su sentencia, el juez lo condenó a 17 años de cárcel y pidió que se investigara si Racionero Fernández, Iván Martín Ron e Israel Gonzalo Canabal, todos integrantes por aquel entonces del grupo neonazi Bastión —el sector más racista y xenófobo del Frente Atlético—, participaron directamente en la agresión. 

Racionero fue calificado en el juicio por el responsable policial de Violencia Urbana como "el lugarteniente" que "siempre" acompañaba a Ricardo Guerra. Sin embargo, meses después la juez instructora archivó la causa contra ellos  al no considerar que su participación en los hechos resultara debidamente acreditada.

El ahora detenido sí fue condenado en 2005, junto a su amigo Guerra y otros ocho implicados, a 20 meses de prisión por los desórdenes públicos que rodearon a la muerte del seguidor de la Real Sociedad, pero fue absuelto del delito de asociación ilícita por pertenecer a Bastión. Ese mismo año, Racionero fue expulsado por el Atlético tras asaltar el entrenamiento del equipo en Majadahonda y encararse e insultar a jugadores y entrenadores junto a otros 10 ultras. Además de su pasado lleno de incidentes relacionados con la violencia en el fútbol, ha pasado 10 años en prisión por atracos, fundamentalmente a farmacias.

El nuevo apuñalamiento por el que ha sido detenido Racionero Fernandez ocurrió ayer miércoles por la tarde en la puerta del bar Zapatones de Madrid, un local frecuentado por seguidores del Frente Atlético. Allí, un miembro de 22 años de este grupo de ultras de extrema derecha del Atlético, recibió tres puñaladas por arma blanca en una pelea sobre las 18.30, poco antes del enfrentamiento de ida de cuartos de final de la Copa del Rey entre el equipo colchonero y el Sevilla en el MetropolitanoEl partido no estaba considerado de alto riesgo.

Sobre las causas del suceso, los investigadores han explicado que la víctima, que vestía una camiseta del Frente, estaba ebria y que el presunto agresor se había pasado a una escisión del Frente Atlético llamada Suburbios Firm. Testigos de la agresión relataron anoche a Efe que vieron cómo, cuando dos miembros del Frente hablaban de fútbol cerca del bar, un hombre, "sin mediar palabra", se acercó por detrás y asestó tres puñaladas con una navaja a uno de ellos. Sin embargo, en una nota de prensa la policía sostiene que se produjo una agresión entre el agresor y la víctima. Por su parte, los dueños el bar Zapatones han hegado que los hechos se produjeran frente a su establecimiento y que entre su clientela habitual se encuentren miembros del Frente.

Fuentes de la investigación citadas por Efe apuntan a que el herido se llama Fernando, es de nacionalidad española y estaba indocumentado. El joven fue alcanzado en un muslo, en un brazo y en la espalda. Tras el apuñalamiento, el herido salió corriendo hasta la cercana parada de metro de Las Musas, en la avenida de Niza. Allí, ha sido atendido por el Samur en torno a las 18.40. Tras estabilizarlo, los sanitarios lo trasladaron con pronóstico grave al hospital La Paz, donde lo han operado de urgencia por la profundidad de la puñalada en la espalda, a la altura de la escápula derecha. Fuentes sanitarias han informado de que su vida no corre peligro y que su pronóstico es reservado, a la espera de un nuevo parte.

Agentes de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional, especializados en violencia en el deporte, detuvieron horas después al presunto autor de la agresión, según avanzó de madrugada a este periódico. El arrestado fue descrito como un ultra de 40 años, integrado en Suburbios Firm y que cuenta con antecedentes policiales por otras agresiones con arma blanca.

A primera hora de esta mañana, fuentes policiales consultadas por este periódico lo han identificado como Ignacio Racionero Fernandez. Los agentes, según el comunicado de la policía, publicado a media mañana, lo arrestaron a las 00.45 en el domicilio familiar. Fue trasladado a las dependencias de la Brigada Provincial de Información, donde se continúa con las investigaciones. Los policías recogieron "un cuchillo de uso doméstico" y" una navaja" en un parque cercano y se está investigando su posible relación con los hechos, añade la nota.

La facción Suburbios Firm a la que pertenece el supuesto agresor fue expulsada del propio Frente Atletico en 2013por sus relaciones con los Ultra Sur del Real Madrid. La policía calcula que el grupo de ideología nazi, cuyo cabecilla es un joven al que llaman El Ratilla, está compuesto por una veintena de miembros, y llama la atención sobre su carácter violento. Algunos de ellos han sido vistos en el Hogar Social, cuyos miembros son de extrema derecha, donde supuestamente practican boxeo y artes marciales.

Más información